Belleza y Salud

Consigue una piel más joven y libre de fatiga

Dicen que la cara es el espejo del alma, pero el estrés, el ajetreado ritmo de vida, la falta de sueño, una dieta pobre o los efectos del tabaco pueden influir en que nuestra piel pierda luminosidad y se vea apagada y sin brillo. Si estás cansada de levantarte con ojeras y cara de teleñeco, apúntate estos sencillos tips y podrás lucir un rostro radiante a primera hora de la mañana que será la envidia de tus compañeras de trabajo:

1) Retira los restos de maquillaje de tu piel antes de ir a dormir:

Nuestra piel debe respirar durante la noche, de este modo evitarás arrugas prematuras. Debes tener en cuenta que en las horas nocturnas nuestra piel se relaja y nuestros poros absorven todo por lo que el maquillaje puede causar la aparición de secrecciones sebáceas en tu cutis o de puntos negros. Además, tus ojos podrían aparecer hinchados al día siguiente.

Muchas veces las ocupaciones de la vida diaria nos llevan a tener que acostarnos cada vez más tarde, descuidando este paso tan importante para la belleza de nuestra piel. Si esta dejadez se convierte en una rutina nuestro rostro perderá vitalidad tomando cada vez un aspecto más reseco. Limpiando tu cutis evitarás el envejecimiento prematuro de la piel ya que si no lo haces estos residuos penetrarán más y más en ella evitando que se oxigene y que las células se regeneren.

Para limpiar tu cutis puedes utilizar un jabón adecuado al PH de tu piel y después repartir la leche desmaquilladora en aquellas zonas donde has aplicado más maquillaje. Seguidamente, lava tu piel con agua tibia para abrir los poros y permitir su respiración. Seca cuidadosamente y aplícate tu crema hidratante habitual. Este proceso no te llevará más de 15 minutos pero es un hábito saludable que mantendrá tu rostro joven.

2) Duerme las horas necesarias:

Cuando dormimos se ponen en marcha los mecanismos de regeneración celular y se activa la producción de melatonina (también conocida como “hormona de la juventud”). Dormir entre siete u ocho horas diarias es una de las mejores curas de belleza natural que existe pero si las circunstancias no te lo permiten, utiliza una crema de noche con retinol ya que acelera la regeneración de la piel. Para combatir las molestas ojeras, refresca tu cara con agua fría y aplícate un contorno de ojos con agentes drenantes y antiinflamatorios. Si notas la piel flácida puedes usar una crema hidratante de día con acción tensora o una ampolla de efecto “flash”.

3) Pon freno al estrés:

En situaciones de estrés nuestro organismo produce unas hormonas que favorecen la constricción de los vasos sanguíneos, reduciendo el suministro de nutrientes que llegan a la piel. A algunas mujeres esto les provoca una mayor secrección de grasa mientras que a otras les aumenta la sensación de sequedad y tirantez.

Para combatir los efectos del estrés puedes utilizar una hidratante de doble acción desfatigante y antioxidante, recurrir a los productos naturales como el ginkgo o el té verde o utilizar una mascarilla desestresante.

4) Aléjate del humo del tabaco:

La nicotina acelera a pasos agigantados el proceso de envejecimiento de la piel ya que evita que se oxigene correctamente. Si eres fumadora y no piensas dejarlo, al menos mima tu piel utilizando una crema hidratante y reafirmante con principios antiedad.

5) Cuida tu dieta:

Para tener una piel sana es imprescindible hidratarla desde el interior. Beber 2L de agua al día es un excelente consejo.

Además los alimentos ricos en vitamina A tales como las zanahorias, la calabaza o las verduras de hoja verde son muy beneficiosos… procura que nunca falten en tu dieta.

6) Apúntate a las mascarillas caseras:

Cada semana o cada quince días, tu piel agradecerá una mascarilla casera ya que son un excelente método para limpiar tus poros, equilibrar y reafirmar la tersura de tu rostro.

El aceite de almendras por ejemplo, sirve para combatir la sequedad en la piel. Si tienes los ojos hinchados puedes colocarte dos rodajas de patata ya que tienen efecto antiinflamatorio. Para las bolsas de los ojos lo mejor es mezclar una clara de huevo batida con glicerina líquida, aplicar y dejar secar… luego retirarla con agua tibia y utilizar tu crema habitual y tu corrector de ojeras.

Todos estos remedios naturales te serán de gran utilidad, pero debes recordar limpiar profundamente tu piel y aplicar tu tónico antes de ponerlas a fin de aprovechar todos sus efectos. La forma de aplicarlas es siempre con un pincel mediante movimientos ascendentes y evitando las zonas de las mucosas (ojos y labios). Deja actuar durante 20-30 minutos y retirar con agua tibia. Después del tratamiento es imprescindible aplicar una crema hidratante para calmar la piel.

7) Trucos de maquillaje

A veces, si tenemos que salir pronto, la fórmula más rápida de eliminar el cansancio de nuestro rostro pasa por el maquillaje.

Con el cutis limpio y tonificado, aplícate una buena base de maquillaje. En la zona de las ojeras utiliza un corrector.

Cuando apliquemos la base de maquillaje, mejor que lo hagas con ‘golpecitos’ para no arrastrar el corrector.

En los ojos, aplícate una sombra color beige clara por todo el párpado superior, debajo de la ceja utiliza una sombra en tono marrón que difuminarás muy bien hacía el exterior. Date en las mejillas un toque de colorete, mejor que no sea muy rosa.

Elige un rimmel color negro, que te alargue y espese las pestañas. Para la boca, te recomiendo brillo con un poco de color.

Un ‘truco infalible’ para atrapar la luz y atenuar las ojeras, consiste en aplicar lápiz dorado de ojos sobre el borde del lagrimal.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies