Infusiones y remedios naturales para cubrir las primeras canas

By on enero 22, 2010

Los años no pasan en valde y quieras o no, aunque te conserves estupendamente siempre aparece alguna que otra cana en nuestra melena que nos recuerda el paso de la edad.

Cuando las canas son abundantes, si deseamos disimularlas tarde o temprano tendremos que recurrir a los productos (tintes) de peluquería, pero si se trata de las primeras canas puedes recurrir para ocultarlas a tratamientos naturales: tintes de base vegetal mucho menos agresivos que los sintéticos o preparados a base de infusiones que te resultarán ideales para camuflar esos molestos pelillos.

A continuación, te recomendamos algunos remedios caseros según tu tipo de cabello que te vendrán de maravilla para disimular las canas de forma más natural:

¿Eres rubia o de cabello claro? Recurre a la manzanilla:

Utiliza este sencillo truco y obtendrás unos atractivos reflejos dorados . Prepara una infusión con cuatro cucharadas de manzanilla y medio litro de agua.  Fíltrala y reserva el líquido resultante para el último aclarado del cabello. Notarás como progresivamente tus canas se camuflan entre unos visos dorados.

Reflejos cobrizos con caldo de puerros:

Si la tonalidad de tu pelo es castaño claro o castaño medio podrás obtener unos bonitos reflejos rojizos sin cambiar el color de tu base.

Simplemente prepara un caldo con 1/2 kg de puerros y ajos tiernos con las pieles externas de unas cuantas cebollas en un litro de agua. Fíltralo y utiliza el caldo resultante en tu último aclarado.

Salvia y Nueces para los cabellos oscuros:

Si tu pelo es castaño oscuro o moreno, puedes recurrir a las infusiones de salvia o de cáscara de nueces.

Para la infusión de salvia deberás cocer 20 g de salvia y la misma proporción de té negro en medio litro de agua durante dos horas. Deja que el preparado repose media hora y aplícalo en el último aclarado.

Menos intenso pero también efectivo a largo plazo es elaborar una infusión con cáscaras de nueces en medio litro de agua. Deberemos usarlo como si fuese una loción masajeando suavemente el cabello.

Henna, una buena opción:

Para todo tipo de cabellos la henna es una apuesta segura.

La henna es un polvo muy fino que se elabora con las hojas secas de la alheña, un arbusto que crece en zonas cálidas. Conocido desde la antiguedad, se ha empleado durante cientos de años ya que no produce reacciones alérgicas y, además de cubrir perfectamente las canas, da volumen y reduce las secrecciones sebáceas de la raíz.

Deberás introducir la henna en un bol y mezclarla con agua hasta obtener una pasta homogénea.  Aplícala desde la raíz y distribuye a lo largo del pelo. A continuación deberás esperar entre 30-45 minutos dependiendo de la intensidad del color que queramos conseguir y aclarar el pelo con abundante agua fría.