Remedios naturales

Combate la celulitis con remedios naturales

La celulitis es una infección de la piel también conocida como infección de los tejidos blandos. Aparece cuando las células adipositos que tienen como función almacenar la grasa corporal crecen de una forma anormal, obstruyendo la circulación sanguínea lo cual dificulta la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas.

La celulitis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo pero los tejidos adiposos suelen acumularse con mayor frecuencia en los brazos y en la parte inferior de las piernas. Pueden padecerla tanto personas obesas como delgadas y particularmente mujeres ya que está relacionada con la producción de hormonas femeninas como la progesterona (que potencia la acumulación de grasas) y los estrógenos (que aumenta la retención de líquidos). Aunque puede padecerse en cualquier etapa de la vida es mucho más frecuente durante la pubertad, el embarazo y la menopausia ya que son épocas de importantes cambios hormonales.

La celulitis se localiza bajo el tejido subcutáneo, la conocida piel de naranja. Para reconocer las zonas afectadas solo tendremos que palpar y pellizcar suavemente la zona que se presentará con irregularidades y depresiones. Teniendo en cuenta este primer examen identificaremos tres tipos de celulitis:

1) Celulitis incipiente: es muy superficial y puede ser combatida fácilmente.

2) Celulitis blanda o flácida: presenta mayor resistencia.

3) Celulitis endomatosa: causa dolor y tal vez hinchazón por lo que debe ser combatida cuanto antes.

Las causas de la celulitis puedes ser muchas:

* Factores hereditarios

* Problemas renales o pulmonares

* Deficiencias en la alimentación

* Problemas circulatorios

* Problemas relacionados con el sistema endocrino

* Ansiedad o depresión

Por la variedad de factores que intervienen en la aparición de la celulitis a veces es muy difícil de erradicar ya sea con productos de farmacia o con remedios naturales, sobre todo si tu problema es muy acusado o se debe a factores hereditarios deberías acudir a un endocrino o a un médico especialista. Los siguientes tips y remedios caseros son eficaces para combatir el problema en muchos de los casos, aunque no en todos, y muchas veces combinando varias terapias se pueden obtener tresultados satisfactorios.

1) Sigue una dieta atóxica

O lo que es lo mismo, una dieta depurativa. Salvo en los casos de factor hereditario, en la mayoría de los casos la celulitis está producida por una mala alimentación.

Es necesario consumir diariamente alimentos con aportes ricos en fibra como las frutas o los vegetales crudos. Los vegetales y las frutas contienen bioflavonoides que fortalecen las paredes de los vasos capilares evitando que el plasma sanguíneo se pase a los espacios intercelulares provocando la celulitis. Por otra parte, la fibra tiene una función laxante y depurativa en nuestro organismo y está presente en los cereales como la avena y en las legumbres como las lentejas.

Deberemos evitar también el consumo de bebidas alcohólicas, bebidas gaseosas, picantes, conservas o alimentos precocinados que contienen gran cantidad de aditivos para su conservación.

Sustituye tus dosis de café diarias por tisanas e infusiones diuréticas (más adelante te explicaremos cómo preparlas).

Beber dos litros de agua diarios también está muy recomendado para depurar el organismo y evitar la retención de líquidos.

Una buena de empezar el día consiste en tomar una porción de piña fresca o en su jugo ya que la piña además de tener pocas calorías es muy rica en bromelina, una enzima que favorece la absorción de las proteínas evitando la formación de la celulitis.

El consumo de alimentos de alimentos antioxidantes como la remolacha y la alcachofa es muy beneficioso. El diente de león también es aconsejable para el buen funcionamiento del hígado.

Las cerezas y los calabacines tienen también cualidades desintoxicantes.

En tu dieta diaria no debieran de faltar los siguientes nutrientes:

* Yodo: mineral que regula el funcionamiento de la tiroides y cuya función principal es mejorar la distribución de azúcares y de grasa en el organismo. Se encuentra en las algas marinas y el pescado.

* Vitamina E: favorece la elasticidad de la piel y evita la formación de celulitis. Para conseguir un aporte diario de vitamina E, mezcla una cucharadita de germen de trigo al yogurt del desayuno o a tu ensalada de frutas preferida.

* Hierro: es un elemento imprescindible en la formación de glóbulos rojos, encargados de transportar el oxígeno en la sangre. El hierro está presente en alimentos como el perejil, los berros, las pasas, las espinacas o los champiñones.

* Cromo: permite aprovechar al máximo el azúcar y las grasas, impidiendo así que estas se depositen en exceso en nuestro organismo. Además refuerza el tono muscular. Lo encontraremos en el arroz integral, la cebada, la levadura de cerveza, las semillas, los frutos secos y las zanahorias.

2) Infusiones y tisanas depurativas para combatir la celulitis

Para ayudar a combatir las toxinas de tu cuerpo y favorecer una mejor irrigación sanguínea y oxigenación de las células, te vendrán genial las siguientes tisanas y remedios naturales.

* Infusión de cola de caballo: la cola de caballo tiene propiedades diuréticas por lo que te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo y a luchar contra la retención de líquidos. Para preparar la tisana necesitarás 5 gramos de cola de caballo seca y medio litro de agua. En un recipiente coloca la planta triturada y a continuación vierte el agua hirviendo. Deja resposar 15 minutos y filtra y endulza la infusión. Si tomas todas las noches antes de acostarte una taza de esta infusión te ayudará a combatir la celulitis de una forma natural.

* Infusión de ulmaria: requiere  25 gramos de ulmaria (hojas, flores y raíces) y medio litro de agua. Se coloca la planta en un recipiente y se vierte el agua bien caliente aunque sin llegar a hervir. Se tapa y se deja reposar 10 minutos. A continuación filtra la infusión y endúlzala. Puedes tomar esta tisana dos o tres veces al día durante 10 días.

* Infusiones de flores de malva: mezcla una pizca de flores de malva, una pizca de flores de verbena y una pizca de abedul. Agrega dos tazas de agua hirviendo y deja reposar cinco minutos. No la endulces. Tomar esta tisana por la mañana en ayunas.

3) Compresas anticelulíticas y lociones de uso tópico

Otra posibilidad de combatir la celulitis de una forma externa consiste en la colocación de compresas frías y lociones específicas elaboradas con plantas de preparación casera.

La hiedra es conocida por sus propiedades vasodilatadoras, aplicada mediante compresas o lociones de uso tópico puede darte muy buenos resultados. Para elaborar tus propias compresas frías a base de hojas de hiedra trepadora simplemente mezcla dos puñados grandes de esta planta y dos puñados de hoja de salvia en dos litros de agua. Deja reposar este preparado durante 24 horas y a continuación, fíltralo y empapa con el líquido una toalla de algodón que aplicarás sobre la zona afectada.

Si lo prefieres, también puedes aprovecharte de las propiedades beneficiosas de la hiedra preparando una loción de uso externo. Para ello, debes machacar en un mortero las hojas de hiedra hasta que suelten algo de jugo. A continuación, reservaremos este jugo en un frasco de cristal y le añadiremos aceite de almendras y alga fucus (de venta en herbolarios). Se deja macerar 40 días, se filtra y listo para utilizar.

El alga fucus tiene propiedades drenantes que la hacen idónea para elaborar muchos tipos de lociones. Una de ellas consiste en mezclar dos partes de aceite de alga fucus, dos partes de aceite de consuelda, una parte de aceite de caléndula, una parte de aceite de hipérico y cera de abejas. Al enfriar añadiremos diez gotas de esencia de geranio, diez gotas de esencia de enebro y diez gotas de esencia de salvia. Aplicaremos este tratamiento dos veces al día mediante un suave masaje.

Los aceites y esencias naturales tienen muchas propiedades beneficiosas a la hora de combatir la piel de naranja. Puedes preparar por ejemplo un unguento de uso tópico utilizando una taza de aceite de maíz, media taza de aceite de pomelo y dos cucharaditas de tomillo seco. Aplícatela sobre la zona afectada y deja actuar durante media hora aproximadamente.

El aceite de coco es muy bueno para hidratar la piel y mejorar su elasticidad. Mezcla seis cucharadas de aceite de coco, dos cucharadas de aceite de limón y una cucharada de aceite de pomelo. Aplícalo con un guante de crin sobre la zona afectada unas tres veces por semana.

Otra receta popular también consiste en mezclar 14 gotas de esencia de limón, 3 de cedro de Atlas, 5 de pino ponderosa, 3 de ciprés y una cucharada sopera de aceite de mosqueta.

Todos estos tratamientos de uso tópico deben ir acompañados de una dieta purificante para resultar efectivos. En vuestro herbolario más cercano podréis conseguir la mayoría de estos ingredientes ya que algunos de ellos son muy comunes, por ejemplo el aceite de jojoba o las esencias de romero y menta.

4) Cepillarse la piel

Cepillarse la piel es un método usado eficazmente en Europa para eliminar la celulitis. Consiste en utilizar un cepillo de fibra vegetal (de venta en tiendas naturalistas) y cepillar la piel en seco antes del baño, comenzando por las plantas de los pies y continuando hacia las piernas con movimientos circulares hasta que la piel se ponga un poco rojiza.

Haciendo ésto diaramente mejoraremos el drenaje linfático, evitando que se acumulen toxinas, grasa y depósitos de agua causantes de la celulitis. Muchas veces acumulamos células muertas en la piel por lo cual los poros no pueden sudar normalmente los residuos de nuestro organismo. Estas toxinas que no pudieron ser eliminadas por los poros deberán eliminarse mediante la orina por lo cual los riñones y el hígado (responsable de quemar las grasas) tendrán que sobreesforzarse en esta tarea.

Cepillando la piel eliminaremos estas células muertas y además mejoraremos el riego sanguíneo y el tono muscular de nuestro cuerpo.

Para un mayor efecto podemos usar sal de mar sobre el cepillo y de este modo el masaje tendrá una acción exfoliante. Al finalizar podemos ducharnos y aplicar después del baño un aceite o loción de preparación casera (ver punto 3).

5) Hidroterapia y baños contra la celulitis

Una ducha o un baño además de relajarnos puede ser el momento idóneo para poner solución al problema de la celulitis.

La hidroterapia es un método muy conocido en la medicina tradicional china. Consiste en la aplicación de agua fría y caliente con fines terapéuticos. Aplica en tu ducha matinal un buen chorro de agua fría sobre brazos piernas y nalgas comenzando por el lado derecho del cuerpo y luego por el izquierdo. A continuación repetiremos lo mismo con agua caliente para finalizar con otra aplicación de agua fría. De este modo conseguiremos activar la circulación sanguínea y facilitar la oxigenación celular.

Los baños adelgazantes son otra buena alternativa. Cuece en dos litros de agua a partes iguales celidonia, erica, grama y una cebolla grande en rodajas. Deja que repose y filtra el líquido resultante. Vuelve a calentar el líquido y añádelo al agua de tu baño.

Puedes tomar también un baño de hiedra y toronja que además de tener propiedades dreno-linfáticas, te relajará. Para ello hierve durante 20 minutos en un litro de agua cuatro cucharadas de hojas de hiedra seca. Deja reposar durante media hora y cuela la infusión. Agrega unas gotas de aceite esencial de toronja y añádelo al agua de la tina donde te sumerjirás al menos 15 minutos.

El jabón de avena y algas marinas (de venta en parafarmacias y tiendas de estética natural) son muy beneficiosos también por sus altos niveles en vitaminas y nutrientes para la piel, favoreciendo su elasticidad.

6) Pequeñas rutinas y ejercicios

Si tu vida es totalmente sedentaria de poco te podrían servir los consejos anteriores. No se trata de que te conviertas en una atleta pero caminar al menos una hora al día y dedicar un par de días a la semana a realizar ejercicios aeróbicos te librará de la retención de líquidos y reestablecerás el tono muscular que se pierde en una jornada entera de reposo.

Las pesas son muy adecuadas ya que ayudan a fortalecer la musculatura reemplazando la grasa corporal.

Reducir el consumo de sal, llevar prendas holgadas y no fumar son pequeñas rutinas que ayudan a atajar el problema.

Si quieres saber algo más sobre las rutinas de los ejercicios para combatir la celulitis, te invitamos a leer nuestro artículo sobre cómo endurecer los glúteos y eliminar cartucheras.

Esperamos que te haya gustado nuestro post diario.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

5 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies