En forma

Especial “operación bikini”, los mejores tips para conseguirlo

Quedan apenas unos meses para la llegada del veranito. A estas alturas muchas chicas se empiezan a preocupar por su cuerpo y a hacerse un plan para conseguir una silueta perfecta para lucir en la playa. Pero a la hora de decidirnos a seguir un programa nutricional con el fin de adelgazar,debemos tener mucho cuidado ya que hay que tener en cuenta que la prioridad es siempre la salud de nuestro cuerpo y la pérdida de peso es un negocio que mueve mucho dinero en nuestro país de la mano de empresas farmacéuticas, parafarmacias y centros de estética. La carrera por perder kilos puede llevarnos en ocasiones a gastar nuestro dinero en métodos y productos ineficaces y en el peor de los casos riesgosos para nuestra salud.

Los tips que te proponemos a continuación, no te aseguran convertirte en una supermodelo ni en una vigilante de la playa en un par de meses, pero ten por seguro que si los sigues te sentirás más guapa y más contenta contigo misma. No te prometemos milagros pero estarás en el buen camino de unos hábitos de vida más saludables y el verano te aportará optimismo para que los lleves a cabo.

1) Olvídate de conseguir un cuerpo 10: tus metas deben ser siempre realistas y tener constancia en realizarlas. Tener un cuerpo perfecto tiene que ver mucho con la genética y también con tu estilo de vida. No podrás conseguirlo en unos cuantos meses pero sí podrás mejorar tu aspecto y verte lo mejor posible dentro de tu constitución. Recuerda que la vida real no es una pasarela y los cuerpos perfectos no abundan. Incluso las actrices más famosas de Hollywood sufren de celulitis y flacidez. Otras chicas que tienen un cuerpo perfectamente tonificado, sufren resequedad en la piel o tienen el complejo de tener un busto demasiado pequeño. Al final del todo, lo importante es mejorar pero siendo siempre nosotros mismos, sin querer ocupar el papel o el físico de alguien a quien nunca nos pareceremos. Si nos marcamos metas irrealistas nos decepcionaremos si no las conseguimos tan rápido como esperábamos, pero si cada día nos contentamos con pequeños avances tendremos ánimo para continuar con nuestros planes.

2) Sigue una dieta equilibrada: cada día aparece en alguna revista de nuestro kiosko o en algún blog de internet una dieta milagrosa que promete perder muchos kilos en muy poco tiempo. Desgraciadamente todavía no existen fórmulas mágicas para adelgazar tan rápido sin comprometer nuestra salud. Muchos de estos programas nutricionales no han sido elaborados por expertos y pueden resultar extremadamente peligrosos. Se trata la mayoría de la veces de dietas absurdas y sin sentido, basadas en consumir una cantidad ínfima de alimentos o en comer un alimento único: por ejemplo la dieta del melón o la dieta del yogurt. Estos régimenes resultan casi siempre insuficientes en vitaminas y minerales esenciales, hidratos de carbono y proteínas. A pesar de su poca consistencia y credibilidad y de parecer a todas luces riesgosos, muchas mujeres caen en ellos por consecuencia de una baja autoestima. Además del riesgo psicológico que suponen ya que pueden generar trastornos en la conducta alimentaria si se mantienen a largo plazo, físicamente conllevan a una pérdida importante de masa musucular. La consecuencia de ello es una flacidez generalizada y una pérdida de tonicidad en todo tu cuerpo. ¿Sabías que los nutricionistas recomiendan que en ningún plan de adelgazamiento se debería perder más de 500-600 gramos por semana? Superada esa barrera, la piel de nuestro cuerpo es incapaz de adaptarse al nuevo volumen corporal… sobre todo si tenemos ya una edad. Realmente piensa que te verás mucho mejor con 5 kilos de más que estando delgada pero con las pieles colgando. Toma un ritmo constante pero ve poco a poco.

Te recomendamos también que leas nuestro artículo sobre cómo combatir la celulitis con remedios naturales y te apuntes algunos de los tips e infusiones depurativas que comentamos, ya que te serán de gran ayuda para eliminar toxinas y luchar contra la retención de líquidos.

3) El ejercicio es la clave del éxito: en un plan de adelgazamiento la actividad física supone el 30% de la energía que se consume. Para que ésto sea así, deberíamos quemar al menos 2.500 calorías a la semana solamente haciendo ejercicio. El tipo de ejercicio más adecuado para adelgazar es el ejercicio aeróbico de poca intensidad pero a un ritmo constante. Actividades como pasear, correr, pedalear, nadar, patinar, subir escaleras, etc. son ejemplos de ejercicios aseróbicos. Pese a tratarse de ejercicios que requieren de poco esfuerzo, es necesario realizarlos durante más de 20 minutos. Las sesiones deben oscilar entre los 30 minutos/ 1 hora ya que en este lapso de tiempo nuestro ritmo cardíaco alcanza las 120/140 pulsaciones por segundo y nuestro metabolismo comienza a quemar los depósitos de grasa acumulada.

Si notas flacidez además del sobrepeso, tal vez sea recomendable que una vez que bajes algo de peso realices ejercicios de intensidad para tonificar aquellas zonas afectadas. En nuestra sección “En forma” encontrarás videos y tutoriales de ejercicios enfocados a distintas partes del cuerpo como el abdomen, los brazos y las piernas o los glúteos.

4) Cuida tu piel: en el verano vamos más ligeras de ropa y nuestra piel es siempre el centro de las miradas. Cuídala ahora más que nunca en tus rutinas diarias. Puedes comenzar tu ducha matinal alternando chorros de agua caliente y chorros de agua fría para reactivar la circulación sanguínea y tonificar tu piel. Usa un guante de crin para exfoliar tu piel y eliminar las células muertas. Masajea con movimientos circulares y ascendentes aquellas zonas que notas más afectadas por la celulitis y usa un gel de ducha con aloe vera o con agentes hidratantes. Una vez hecho ésto, sécate y extiende una crema hidratante en todo tu cuerpo, verás que tu piel queda mucho más suave. En glúteos, pecho, brazos y abdomen, áreas especialmente propensas a padecer flacidez, aplica una crema reafirmante.

Debes tener precaución en esta época con los rayos ultravioleta y usar siempre protector solar si quieres ponerte morena. No solamente por el riesgo a sufrir quemaduras solares y ampollas, sino también porque los rayos ultravioleta son un factor que acelera el envejecimiento de la piel y afecta a las capas profundas de la epidermis donde se encuentra la elastina, por lo que exposiciones prolongadas podrían derivar en una falta de firmeza.

5) Depilación perfecta: una de las cuestiones que más preocupa a las chicas durante el verano es estar perfectamente depiladas. Puedes optar por acudir a un centro de estética si quieres librarte del engorro de hacerlo tú misma en casa, o incluso si quieres invertir algún dinero en tu aspecto personal, puedes decidirte por la fotodepilación.

Los consejos que te daremos ahora están dirigidos a aquellas mujeres que se depilan en su propia casa. Sabemos que lo haces a menudo y que tienes ya un método predilecto, de forma que no intentaremos liarte, solo te orientaremos con algunos tips que te harán la tarea más sencilla para que consigas que ni un solo pelo se te escape.

En primer lugar, es muy importante realizar una buena exfoliación para que no quede ningún pelito enquistado bajo la piel y podamos eliminarlos todos. Un excelente método para hacerlo es utilizar un guante de crin y masajear suavemente la piel durante la ducha diaria (como os comentamos en el apartado anterior). Si sufres de granitos, ampollas o quemaduras en la piel, mejor no te depiles y espera a que cicatricen correctamente ya que podrías infectar la zona o agravar el problema.

Ahora debes elegir un método de depilación. Como sabrás, existen muchos métodos… desde aquellos que eliminan el vello de raíz como la cera o las máquinas depiladoras, a aquellos que eliminan el vello superficialmente como las cuchillas o la crema depilatoria. En realidad no hay un método mejor que otro, los hay más duraderos y menos duraderos, más agresivos y más respetuosos con tu piel, pero todo depende del tipo de piel que tengas y de la zona a depilar. Obviamente, si sufres varices la cera caliente no te conviene, o si tienes la piel muy delicada y propensa a las alergias, la crema depilatoria podría producirte una reacción adversa… nadie mejor que tú conoce sus circunstancias. Lo ideal en muchos casos es combinar varios métodos dependiendo del área a tratar. En algunas zonas donde el vello es muy fino como los brazos, el abdomen, etc., lo mejor es optar por la decoloración, a no ser que el pelo sea muy largo.

Después de la depilación, debes de calmar e hidratar tu piel usando tu hidratante habitual. También puedes utilizar un producto que retarde el crecimiento del vello como Mint Freezing Gel de Phyris, un tratamiento corporal refrescante que contiene extractos vegetales que retardan el crecimiento del pelo. Si tienes la piel muy sensible y delicada puedes comprar hojas de aloe vera (de venta en floristerías) y untarte la gelatina que hay dentro de sus hojas. Este remedio natural te ayudará a combatir la sequedad y tu piel estará luminosa y suave.

6) Adiós a las piernas hinchadas: con la llegada del calor se acentúan los problemas circulatorios, y ésto afecta sobre todo a las extremidades inferiores. Como consecuencia de ello, aparece el cansancio y la pesadez en las piernas. A veces el problema se vuelve más grave y sentimos dolor e hinchazón. Además de lo antiestético que resulta, afecta a tu buen ánimo y a tu salud, de modo que este verano pondremos todo lo que esté de nuestra parte para evitar el problema de las piernas hinchadas.

No podemos hacer nada bien es cierto para eliminar todos los factores que lo provocan como las elevadas temperaturas, la edad (es más frecuente a partir de los 40 años) o la herencia genética. Lo que sí podemos hacer es no sumar más alicientes al problema: ciertos hábitos de vida como el tabaco, una mala alimentación o una vida sedentaria aumentan las posibilidades de padecer piernas hinchadas. Tal vez el verano sea un buen momento para dejar de fumar. Practica alguna actividad física de poca intensidad que te exija mover las piernas como bicicleta, natación, etc., el buen tiempo te permitirá disfrutar de ello. Cuida tu dieta y reduce la ingesta de sal ya que la retención de líquidos puede provocar pesadez e hinchazón en las extremidades. Bebe al menos 2 litros de agua al día con el fin de eliminar toxinas que se acumlen en tus arterias. No estaría mal que te apuntaras a las tisanas e infusiones de efecto diurético como la infusión de cola de caballo o la infusión de ulmaria.

Las bebidas antioxidantes y los remedios de uso tópico también suelen ser efectivos. Puedes neutralizar el calor del verano masajeando tus piernas con un gel de efecto frío como Vitiven (de venta en farmacias por unos 8,50 €. aproximadamente). También puedes acudir a tu tienda de herbodietética y elaborar tus propias lociones y tónicos a base de hierbas naturales como el hamamelis, el rusco o el castaño de indias que gracias a sus altos contenidos en taninos y flavonoides tienen un efecto vasodilatador e impiden la formación de varices. Evita asímismo si sufres hinchazón con frecuencia, llevar prendas demasiado ajustadas pues se agravará tu problema.

Hasta aquí llega nuestro post diario, esta vez sobre la tan esperada “operación bikini”. Esperamos que te hayan gustado nuestros tips y que aportes tus propios consejos o nos cuentes tus planes de belleza para este verano.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies