Belleza y Salud

Vitaminas para una piel joven

Como muchas de vosotras ya sabéis, las vitaminas son componentes esenciales para salud de nuestro organismo. Numerosos estudios médicos han demostrado también su importancia para la regeneración y juventud de los tejidos que conforman nuestra piel. A nivel cosmético muchas veces leemos que tal o cual producto contiene un grupo específico de vitaminas pero no sabemos cuáles de ellas son las más adecuadas para nuestro tipo de cutis. En nuestro post de hoy intentaremos aclararte algunas de tus dudas acerca de estos ingredientes que aparecen en la composición de nuestros productos de belleza.

Básicamente, existen trece vitaminas divididas en dos grupos diferentes: lipofilicas o sea solubles en grasa e hidrofilitas, solubles en agua. Las vitaminas solubles en grasa son las vitaminas A, D, E, K mientras que las vitaminas solubles en agua son B1, B2, B6, B12, pantenol, C, biotina, ácido fólico, y niacina.

Las vitaminas también pueden ser de origen animal o vegetal. La vía natural para que nuestro organismo aproveche estos nutrientes esenciales para el metabolismo celular es la alimentación. Somos lo que comemos, pero muchas veces, unos malos hábitos alimenticios y una dieta demasiado restrictiva pueden ocasionar carencias en nuestro organismo que harán necesario suministrar suplementos vitamínicos o tratamientos de uso tópico en el caso de la piel para recuperar la hidratación y la firmeza perdidas.

Asímismo, es necesario seguir un programa nutricional equilibrado en el que no falten los vegetales y las frutas frescas, fuente principal de las vitaminas C y B, imprescindibles para los tejidos de nuestra epidermis. Beber dos litros de agua al día y evitar o reducir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína, además de permitir una mejor oxigenación de tu piel desde el interior, favorecerá el riego sanguíneo a nivel subcutáneo y de ese modo las vitaminas y nutrientes llegarán más fácilmente a las células de nuestra piel.

Nutrir nuestra piel desde la adolescencia es una medida necesaria para mantener su buen estado en la edad adulta ya que las agresiones medioambientales, el proceso natural de envejecimiento y otros factores externos afectan a las estructuras de colágeno y elastina naturales. El mejor modo de prevenirlo es suministrar una dosis adecuada de vitaminas a nuestro organismo, tanto en forma de alimentos y suplementos como en tratamientos tópicos: cremas, tónicos o lociones.

De las 13 vitaminas que os citamos anteriormente las más importantes para el cuidado de nuestra piel son las vitaminas A, E, C y el pantenol.

* Vitamina A (beta carotina)

Nuestro organismo no produce naturalmente vitamina A por lo que debemos obtenerla a partir de los alimentos o de tratamientos externos.

La vitamina A incrementa la actividad de las enzimas y favorece la regeneración celular de la piel. Los cosméticos que contienen vitamina A sirven para mejorar la elasticidad de la piel y previenen su envejecimiento prematuro. La piel recobra una textura más suave y luminosa y el proceso de keratizacion de la piel se normaliza, favoreciendo la producción de colágeno y elastina.

* Vitamina E (tocoferol)

Es un componente clave en la estructura de nuestras células ya que refuerza el sistema inmunológico previniendo la degeneración celular. Como parte de los ingredientes de algunos cosméticos, la vitamina E actúa favoreciendo la micro-circulación y de ese modo permitiendo una mejor nutrición celular. También tiene propiedades antiinflamatorias por lo que es especialmente útil para combatir el acné y eliminar cicatrices. Por último, la vitamina E ofrece una protección natural contra la acción dañina de los rayos ultravioleta por lo que suele estar presente en muchas cremas fotoprotectoras.

* Vitamina C (ácido ascórbico)

Esta vitamina es fundamental para la sintetización del colágeno. A nivel cosmético, la vitamina C se emplea para mejorar la elasticidad de la piel y para lograr una textura más uniforme y luminosa ya que atenúa los factores que pueden provocar una pigmentación desigual de la superficie. Al ser soluble en agua, su capacidad para ser absorbida por la piel es limitada y precisa de otra fórmula para poder penetrar en los tejidos, generalmente fusionándose con otros componentes como los liposomas.

* Pantenol

El pantenol o ácido pantenoico pertenece al grupo de la vitamina B. Las cremas que contienen este ingrediente aportan un efecto desestresante y de relajación a tu piel a la vez que ayudan a la regeneración celular. Es un componente habitual en las cremas de uñas y manos ya que proporciona elasticidad y suavidad a los tejidos.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

3 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies