Belleza y Salud

Tips y consejos para evitar la flacidez y caída de los senos

El pecho es una de las partes de la anatomía femenina más propensas a la caída y a sufrir flacidez. El paso del tiempo y los cambios hormonales afectan a los delicados tejidos de esta zona descolgándose y apareciendo las estrías.

La caída de los senos también se conoce con el nombre de ptosis mamaria y consiste en un deterioro de las capas que conforman la estructura del seno, generalmente tras una importante pérdida de peso. Cuando ésta se produce en un corto espacio de tiempo, no solamente perdemos volumen sino también elasticidad en la piel. Otras causas que pueden provocar que el pecho se caiga es el uso de sostenes que no son de nuestra talla o malas posturas que se adoptan contínuamente.

A continuación te daremos algunos tips y consejos para evitar que tus senos se vuelvan flácidos o la piel se reseque en exceso y aparezcan estrías.

1) Consejos de belleza para evitar la caída de los senos

* Evita las variaciones bruscas de peso ya que esto debilita los tejidos y los músculos pectorales que les sirven de apoyo.

* Sigue una dieta equilibrada y rica en en proteínas, vitaminas, minerales, grasas y carbohidratos ya que una buena alimentación contribuye al buen estado de la piel y del tono muscular.

* Durante la etapa del embarazo, para evitar que el aumento de peso conlleve a la aparición de estrías, deberás usar una crema rica en elastina. De este modo conservarás la tersura y firmeza de tu piel.

* A partir de los 30-35 años, debes dedicar una especial atención a hidratar esta parte de tu cuerpo. Para ello, deberás emplear una crema reafirmante que contenga colágeno, retinol y vitamina A. Aplícala después de la ducha con un suave masaje desde debajo de los pechos hasta la zona de las axilas.

* Un sencillo truco para tonificar la piel de tus senos consiste en aplicar un chorro de agua fría sobre ellos con el agua del último aclarado.

* Si te exfolías la piel con frecuencia, debes ser especialmente cuidadosa con la delicada piel de tus senos. No uses guantes de crin en esta zona ni cremas demasiado abrasivas. Una vez finalizada la exfoliación, aplícate una crema humectante para que tu piel no se reseque en exceso.

* ¡Mucho cuidado con el sol si haces topless! No solamente por las quemaduras sino porque los rayos ultravioleta son uno de los principales factores de envejecimiento. Utiliza siempre cremas o lociones fotoprotectoras para tus pechos si haces topless en verano.

* Cuida tus posturas corporales. Si trabajas frente al ordenador por ejemplo o haces trabajos de oficina, no te inclines constantemente hacia delante sobre tus senos. La fuerza de la gravedad hace su efecto y por eso es siempre mejor que intentes mantener tu espalda recta y los hombros al nivel de la cadera.

* La ayuda del sostén es fundamental para mantener la forma bella de los senos. Es importante llevar siempre una copa adecuada al tamaño de tu pecho. Si tus senos son voluptuosos elige un sujetador con lados altos y copas amplias para no aplastar el pecho. Si los senos están muy unidos las copas deberán cruzarse en el centro. Si son pequeños, la parte inferior del sostén puede ser más pequeña y elegir otros materiales menos resistentes como el encaje. Procura que los tejidos de tu sostén permitan la respiración de la piel para que no se reseque. Si practicas deportes, elige sujetadores de tejidos poco elásticos y con lados altos para que sujeten bien el seno y amortiguen los saltos.

2) Ejercicios para mantener un pecho firme y bonito

Además de los consejos expuestos anteriormente, el ejercicio es una fórmula eficaz para fortalecer los tejidos que constituyen la estructura del seno, y más específicamente, los músculos pectorales y dorsales que le sirven de sostén.

Es complicado aumentar el seno a base de ejercicios porque la glándula mamaria está compuesta de tejido adiposo, pero podemos darle volumen trabajando los músculos pectorales, contrayéndolos y trabajando la musculatura anterior y superior del pecho. De esta forma conseguiremos frenar la caída natural por causa del envejecimiento y nuestros senos lucirán más elevados y bellos.

Además de los ejercicios específicos que tu entrenador personal puede recomendarte en el gimnasio, existen otros muy sencillos que podrás realizar en tu propia casa. Uno de ellos son las lagartijas, de las que ya os hablamos en otro artículo anterior, pero también puedes desarrollar músculos pectorales utilizando pesas o una cinta elástica. Tus senos ganarán en firmeza y tonicidad.

En cuanto a la frecuencia de estos ejercicios, será suficiente con 20 minutos diarios tres días a la semana, aunque también puedes combinarlos con algún tipo de actividad aeróbica en la que se trabajen los músculos pectorales, como la natación o el fitness acuático.

3) Cuidados especiales durante el embarazo

A partir del segundo mes de embarazo, el tejido glandular de los senos comienza a distenderse. Los pechos tienen una temperatura corporal superior a la del resto del cuerpo producida por una mayor irrigación sanguínea preparatoria al período de lactancia. Además, el aumento general de peso puede llevar a una pérdida de consistencia del seno ya que los tejidos y ligamentos que lo sostienen no pueden soportar el peso y aparecen así las estrías. Por ello es importante utilizar durante este periodo sostenes que sujeten bien el seno y utilizar cremas ricas en elastina, manteniendo la máxima hidratación posible en toda el área.

¡Esperamos que te gusten estos consejos!

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies