Tips para proteger tu cabello del cloro de las piscinas

By on marzo 20, 2010
16 Flares 16 Flares ×

Ya estamos en primavera y con la llegada del buen tiempo frecuentamos más lugares como la playa o la piscina. Nadar es una excelente actividad aeróbica, muy beneficiosa para el corazón y el sistema circulatorio, sin embargo, el cloro y los productos químicos utilizados para mantener el agua de las piscinas pueden ser perjudiciales para la belleza de nuestra piel y de nuestro cabello que toma una textura quebradiza e incluso puede llegar a experimentar cambios de color.

Yuri Zambrano, diseñador capilar, comenta que “el cloro es un componente químico muy fuerte que se utiliza en grandes cantidades para el tratamiento y mantenimiento del agua de las piscinas. Este se deposita en la cutícula provocando una reacción química que tornará el pelo opaco y quebradizo”.

En los cabellos teñidos, el efecto es doblemente agresivo, ya que además de resecarlo puede oxidarlo y provocar su decoloración progresiva. En el caso de los cabellos rubios o rubio platino, si no se protegen con los cuidados adecuados, pueden adquirir una indeseable tonalidad verdosa. Las puntas también tienden a abrirse por la acción del cloro y, por otra parte, tomar el sol a pesar de ser beneficioso para tu cabello porque ayuda a asimilar las vitaminas D y E, también lo reseca al evaporarse los residuos de agua de tu melena, deshidratándose y abriéndose las cutículas.

¿Cómo cuidar y proteger entonces tu cabello del cloro y los componentes químicos de las piscinas? Apúntate estos sencillos tips y prepárate para zambullirte sin preocupaciones ya que tu melena estará tan brillante y suave como siempre si los sigues.

1) Antes de zambullirte hidrata puntas y medios. Los aceites capilares ofrecen una protección idónea para combatir la acción agresiva del cloro y evitar que tu cabello se vuelva estropajoso o cambie de color. Estos productos, por su consistencia oleosa, impiden que los agentes químicos se queden adheridos a la cutícula. Puedes usar una crema de enjuage o manteca de karité. Si no tienes a mano aceites específicos, también puedes usar aceite de almendras dulces o aceite de oliva aunque es preferible no abusar de estos remedios naturales ya que obstruyen el poro impidiendo la oxigenación del cuero cabelludo… de modo que si los utilizas extiéndelos siempre sobre la melena y nunca directamente en la raíz.

2) Después de bañarte es imprescindible que laves tu melena con un champú de limpieza profunda para eliminar los residuos de cloro. Hay geles capilares especiales que rechazan el cloro y evitan que se dañe la queratina del cabello, pero sino también puedes utilizar cualquier champú de una buena marca que sea de uso diario si vas de forma regular a la piscina.

3) Es aconsejable usar una mascarilla o acondicionador para evitar la deshidratación y las puntas abiertas. Una vez a la semana puedes aplicarte una mascarilla casera a base de huevo y dejar que actúe entre 15/20 minutos antes de aclarar.

4) No dudes en recurrir a los gorros de baño si visitas con frecuencia la piscina. Es uno de los métodos más efectivos para proteger tu cabello del cloro.

5) Preferiblemente, evita el uso de tintes y permanentes mientras acudas a la piscina. Los cabellos teñidos, con permanentes y moldeados tienden a volverse ásperos, se enredan fácilmente y con el cepillado pueden romperse. Por ello es preferible hacerlo después de la temporada estival. Si tu pelo es claro, ya sea teñido o natural, es posible que tras varias jornadas de natación en la piscina observes que ha adquirido una fea tonalidad verdosa. Esto es causado porque el cobre de las tuberías del agua de la piscina reacciona con el cloro. Para evitarlo lo mejor es usar un champú especialmente creado para el cabello de las nadadoras y de esta forma eliminarás la acumulación de cobre en las fibras capilares.

6) Si es demasiado tarde para prevenir los daños en tu cabello porque ya llevas tiempo asistiendo a la piscina sin proteger tu melena, te recomendamos que al final del verano renueves el corte de pelo, al menos las puntas y si lo tienes muy estropeado y sin vida también puedes acudir a tu peluquería o centro de estética para someterte a un proceso de nanoqueratización y devolverle su brillo, suavidad y resistencia. Para más información sobre este último comentario os recomendamos leer nuestro artículo del mes de enero.

16 Flares Twitter 1 Facebook 15 Pin It Share 0 LinkedIn 0 16 Flares ×