Belleza y Salud

5 tips para eliminar el vello enquistado

Para que el vello salga al exterior debe romper la fina capa de piel que hay sobre el folículo piloso, pero a veces ésto no sucede así, bien porque el pelo es demasiado fino o bien porque la piel que lo recubre es demasiado gruesa y resistente. A pesar de ello, el pelito sigue creciendo por debajo de la piel, curvándose y siguiendo una dirección opuesta a su línea de crecimiento natural. Aparece entonces el problema de los pelos enquistados.

A veces intentamos arrancarlos con unas pinzas, pero este procedimiento además de ser doloroso, podría dañar el folículo piloso. En nuestro post de hoy te daremos algunos consejos y tips para deshacerte del vello enquistado y también para prevenir su aparición. La mayoría de las veces, la mejor solución no es instantánea pero si mimas a tu piel, ésta te lo agradecerá.

Consejos y tips para eliminar el vello enquistado:

1) La depilación con cera y aquellos métodos que impliquen un tirón de la piel si bien son más duraderos y tienen un uso más extendido entre las mujeres, también son los que más problemas dermatológicos causan, entre ellos el de los pelitos enquistados.

Si tienes mucho vello enquistado prueba a depilarte durante algún tiempo con cuchillas o espumas y cremas depilatorias. Si tiendes a sufrir esta complicación muy a menudo, puedes considerar la posibilidad de someterte a una depilación definitiva por láser. Para más información sobre este punto puedes leer este artículo.

2) La exfoliación es clave. Puedes realizarla con cremas exfoliantes o bien con un guante de crin siguiendo movimientos circulares y ascendentes desde los tobillos a los muslos. La frecuencia dependerá de tu tipo de piel. Si esta es sensible, deberás realizarla una vez por semana y si es algo más dura puedes hacerla hasta tres veces por semana. Otra alternativa es el “brushing”, un tipo de exfoliación más agresiva que utiliza cepillos rotatorios.

3) La hidratación diaria de la piel también es muy importante. Debe hacerse diariamente para evitar que la piel se reseque. Si la piel se seca y se endurece, los pelitos no podrán salir a la superficie ya que la capa de tejido exterior estará dura, y continuarán creciendo por dentro de la piel.

4) Antes de depilarte también es aconsejable dejar caer agua caliente sobre la piel. De este modo el poro se abre y la depilación es más efectiva.

5) Si el pelo enquistado no sale a la primera, no caigas en la tentación de hurgar en la zona para intentar sacarlo porque podrías infectar el poro y dejar marcas y cicatrices. Si ésto ya ocurrido, puedes recurrir al ácido glicoico para desinfectar y cicatrizar el poro, pero si la infección es grave lo mejor es acudir a un dermatólogo para que nos recete un tratamiento que generalmente consiste en una pomada antibacteriana de uso tópico, aunque algunas veces se hace necesaria la extracción quirúrgica del pelo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies