Aprende a hacer una limpieza de cutis casera

By on abril 20, 2010

La limpieza del cutis es una de las rutinas esenciales de belleza para el cuidado de tu rostro. Si tu piel no está perfectamente limpia y libre de restos de maquillaje, los poros se obstruyen apareciendo puntos negros e impurezas; además, los nutrientes y principios activos de las lociones y humectantes que te apliques, no penetrarán en las capas más profundas.

Los expertos y esteticistas recomiendan hacerse una limpieza profunda al mes pero la higiene facial debe ser diaria con el objetivo de oxigenar la piel, purificar y eliminar la acumulación excesiva de células muertas y de secrecciones sebáceas. La limpieza de cutis es imprescindible tanto si te maquillas como si no lo haces ya que la grasa abre el poro y la polución del exterior se incrusta dando lugar a granitos y puntos negros. Si tienes la piel grasa necesitarás dispensarle además cuidados especiales a tu rostro. En este artículo te contamos algunos tips y mascarillas caseras para mejorar el estado de la piel grasa.

A continuación te contaremos cómo realizar una limpieza facial rutinaria paso a paso:

* En primer lugar, debes elegir una crema de limpieza indicada para tu tipo de piel y aplicarla con masajes circulares por toda la superficie del rostro dejándola actuar un minuto para ablandar los restos de suciedad y grasa de tu rostro. En cuanto a la presentación puede ser en forma de gel, loción o de leche limpiadora pero es importante que no contenga jabones ya que podrían resecar en exceso.

* Si te has maquillado, aplícate primero un producto específicamente formulado para ello ya que el maquillaje no se elimina fácilmente.

* Los ojos deben desmaquillarse de una forma especial, sin restregarlos ni frotar en exceso para no introducir residuos en los ojos ni propiciar la aparición de líneas de expresión. Para aprender a desmaquillar tus ojos te recomendamos leer este artículo que publicamos hace un par de días.

* Después de desmaquillarte es necesario aplicar un tónico para cerrar los poros abiertos. Si tu piel es grasa usa un tónico astringente y si tienes la piel sensible fíjate en que no contenga alcohol.

* Por último aplica una crema humectante específica para tu tipo de piel. Con los poros limpios, los principios activos de las cremas y lociones se asimilarán en las capas más profundas de la piel. Si tienes más de 35 años, usa una crema antiedad con coenzima Q10 y ceramidas que combata los radicales libres y la aparición de las primeras arrugas. Si además quieres lograr un efecto tensor en tu rostro, te recomendamos aplicarte una ampolla flash de efecto inmediato que contenga colágeno y elastina.

* Dos veces a la semana, exfolía tu piel con un producto específico para ello (si tienes la piel sensible, es mejor hacerlo solo una vez a la semana). Al exfoliar tu rostro eliminas la capa de células muertas que se deposita en la superficie de la piel favoreciendo su oxigenación y regeneración. Si lo deseas, también puedes elaborar una exfoliante casera utilizando una cucharada de azúcar, una de miel y un chorrito de jugo de limón. Masajea tu cutis en movimientos circulares y deja que actúe durante tres minutos. Luego, retírala con agua fría.

* Una vez al mes o cada dos meses, realiza una limpieza profesional en tu peluquería o salón de belleza ya que extraerse los granitos y puntos negros en casa no es muy recomendable. Si aun así decides hacerlo, asegúrate de que las condiciones de higiene sean óptimas, que tus manos estén limpias así como todo el material (toallitas, algodones, etc.) que utilices. Las extracciones deben realizarse siempre sobre el cutis completamente limpio y desmaquillado para evitar que la suciedad entre en los poros y se infecten.

* No subestimes el poder el poder de ingredientes naturales como la saponaria o el limón, cuyas propiedades antibacterianas te ayudarán a combatir el acné y otros problemas derivados de la acumulación de suciedad en los poros.

* No satures tu piel aplicándote demasiados productos. Aunque sean de buena calidad, la piel tiene una capacidad de absorción limitada. Mezclar muchos cosméticos puede generar incompatibilidades (por ejemplo, al usar un producto que contiene vitamina A y otro que contiene vitamina C). Las lociones que contienen muchos ácidos como el retinol o los alfahidroxiácidos deben ser usadas con moderación, hay productos que ya contienen ambos elementos en su composición como Retí-C Concentré de Vichy que reúne varios principios activos por lo cual ahorrarás dinero en comprarte más cosméticos y no sobrecargarás a tu piel.

* Si notas tu cutis irritado después de realizarte la limpieza, aplícate una mascarilla de arcilla o aloe vera o bien un poquito de infusión de manzanilla.

Para aprender a disimular las imperfecciones e impurezas del rostro, te recomendamos leer este artículo del mes de febrero.

close
Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttonRSS