Belleza y Salud

Descubre las últimas técnicas en rejuvenecimiento facial

Hace algunos años detener el envejecimiento de nuestro rostro era algo casi inpensable. Los tratamientos para controlar el paso de la edad eran principalmente preventivos y la cirugía disponible para tal fin demasiado invasiva y con resultados muy artificiales. Hoy en día, a pesar de que la prevención continúa siendo la clave, estamos cada vez más cerca del secreto de la eterna juventud. La aparatología moderna y el descubrimiento de las sustancias inyectables compatibles con el tejido dérmico, permiten obtener resultados cada vez más naturales. Mantener el aspecto joven y saludable de nuestro rostro y minimizar las marcas del envejecimiento es posible gracias a las nuevas técnicas en rejuvenecimiento facial. Si estás pensando en someterte a una cirugía estética para recuperar la expresión que lucía tu cara en esas viejas fotografías, continúa leyendo este artículo para informarte a fondo de todas las posibilidades a tu alcance.

1) ¿Cómo envejecemos?

Una de las razones por las cuales las mujeres son reacias a someterse a un tratamiento de rejuvenecimiento facial, es que el resultado no sea tan natural como ellas esperaban y se note que están operadas. Realmente los resultados de las técnicas empleadas hace veinte años no eran cien por cien satisfactorios; las técnicas empleadas no corregían adecuadamente los signos del envejecimiento y creaban un “efecto máscara”, la piel se notaba excesivamente estirada y con falta de elasticidad.

Por contrapartida, las técnicas empleadas en la actualidad (cirugía láser, endoscopia, radiofrecuencias, rellenos… ) resultan mucho menos invasivas, dejan cicatrices mínimas y consiguen un resultado mucho más natural. El modo de proceder del cirujano plástico también ha variado ya que ahora los estudios son mucho más personalizados. Usualmente se le pide al paciente que aporte varias fotografías de distintas etapas de su vida para estudiar a fondo los cambios que se han producido en su rostro a lo largo del tiempo. Aunque la mayoría de los signos del envejecimiento son comunes a todas las personas (flacidez, arrugas, pérdida de volumen, pigmentación desigual, etc.), el modo de envejecer es distinto dependiendo de nuestra raza, fototipo o incluso de nuestro estilo de vida (hábitos dietéticos, tabaco, exposición al sol, factores genéticos e incluso enfermedades sufridas a lo largo de nuestra vida). Un experto analizará todos estos factores, la anatomía y la distribución de músculo y grasa sobre las estructuras faciales y establecerá un patrón y unos objetivos que se pretenden lograr poniéndose de acuerdo con su paciente.

Pero ¿cuáles son la huellas del envejecimiento en nuestro rostro? Bien, no siempre se presentan todas las mismo tiempo y dependen de las causas antes enumeradas y claro está, de la edad del paciente… pero si tuviésemos que señalar las más comunes, éstas serían:

* El contorno de los ojos es una de las zonas donde más se acusan los signos de la edad debido a que la piel de esta área es muy delicada; aparecen bolsas alrededor de los ojos y las ojeras se vuelven más pronunciadas. Los párpados superiores tienen exceso de piel y aparecen las famosas patas de gallo y arruguitas en el entrecejo. Las cejas presentan una apariencia caída que da una expresión triste a la mirada.

* Los depósitos grasos de la zona malar y de la mandíbula inferior se descuelgan marcándose el surco nasogeniano y desvaneciéndose la curvatura del pómulo.

* Se acentúan los surcos de la comisura de la boca y aparecen arruguitas alrededor de los labios (sobre todo en personas fumadoras).

* Pueden aparecer arrugas en la frente.

* La piel del cuello se descuelga, perdiendo el ángulo con respecto al mentón y a la barbilla. Si además de flacidez existen depósitos de grasa, se forma la papada.

* Si la persona ha abusado del sol sin protección durante su vida, pueden aparecer manchas en la piel o pigmentación desigual ya que el capital de melanina es deficiente, son los efectos del fotoenvejecimiento.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies