Belleza y Salud

Veneno de serpiente: lo último en tratamientos antiarrugas.

En su incansable búsqueda por la eterna fuente de la juventud, los laboratorios de cosmética siguen experimentando con nuevas sustancias cuya aplicación tópica permita prevenir la aparición de arrugas o disminuir su apariencia. Primero fueron los agentes nutritivos del caviar, luego la baba de caracol o incluso las partículas de oro. Pero ahora le toca el turno a otro ingrediente si cabe todavía más exótico: el veneno de serpiente.

Este nuevo secreto de belleza que cada día tiene más adeptas entre las famosas de Hollywood, procede del veneno de la serpiente del Temple, originaria de Tailandia.

Actúa de forma similar a la toxina botulínica, es decir, paraliza los impulsos nerviosos del músculo facial impidiendo la formación de arrugas y de líneas de expresión.

Los laboratorios Planet Skincare, tras años de investigación, han conseguido sintetizar este veneno y crear un paraveneno de composición química que imita las virtudes del veneno original incluyendo además otros componentes como vitaminas, colágeno, ácido hialurónico, acetato de vitamina E, aceite de caléndula, aceite de jojoba, mango y agua de rosas… todo ello con el fin de hidratar y nutrir la piel desde el interior ya que la sequedad es otra de las causas que favorece la formación de arrugas. Esta loción incluye también agentes fotoprotectores para minimizar los daños ocasionados por la exposición solar y la actividad de los radicales libres. El nombre de esta nueva fórmula es Anti-Ageing Moisturiser y una de las fundadoras de los laboratorios Skincare, Carolina de Clapperton, ha comentado que la crema “potencia la regeneración del colágeno y proporciona a la piel nutrientes esenciales y potentes antioxidantes que mantienen las células de la piel sanas y con capacidad de respuesta frente a los daños del envejecimiento (…) Los científicos -explica Clapperton- descubrieron que el veneno de la serpiente Temple tenía un efecto similar al botox en la piel, es decir que podría aplicarse tópicamente sin inyecciones, hallazgo importante que sólo podría ofrecerse en un producto cosmético”.

A diferencia del bótox, el veneno de serpiente tiene la ventaja de que actúa de forma tópica, sin necesidad de realizar infiltraciones, y por el hecho de no precisar de ayuda profesional para su aplicación, es más económico que el primero y su uso se convierte en parte de una rutina de belleza para la salud y bienestar de tu piel.

Clapperton asegura que “la toxina botulínica paraliza el músculo, mientras que el principio activo de Syn-Ake es un tripéptido sintético que actúa como el veneno de serpiente, bloqueando la actividad de los receptores nicotínicos de los músculos. Durante unas horas, como los canales iónicos permanecen cerrados, no hay respuesta de Na+ -catión sodio con un papel fundamental en el metabolismo celular- y por ello los músculos permanecen relajados”.

Por su parte, el especialista en estética parisino Jean-Luc Bachelier, ha señalado también que el veneno sintético de serpiente es una buena alternativa para aquellas personas que decidan prescindir del botox por algún tipo de fobia a las agujas, pero que a la vez busquen una cosmética exigente y de vanguardia para frenar los signos del envejecimiento y deshacerse de las molestas arrugas.

Su aplicación es muy sencilla, cuenta Bachelier:  “basta con aplicar la crema sobre rostro, cuello y escote, profundizando en las zonas con arrugas de expresión como el entrecejo y el contorno de ojos y los labios realizando un suave masaje hasta total su absorción”.

Al cabo de unos días de uso, la piel gana en luminosidad y se vuelve mucho más suave.

En el mundo de la moda, el cine y la televisión, cada vez son más las mujeres y hombres famosos que se declaran seguidores de este tratamiento. Gwyneth Paltrow, por ejemplo, adquiere el veneno en una prestigiosa clínica londinense (Ultra Luxe 9). Hylary Swank, Drew Barrymore o Pierce Brosnan también aseguran haberse beneficiado de sus virtudes desde que la doctora Tami Meraglia introdujese su uso en Estados Unidos.

En Europa, además de la consabida crema de Skincare, otros laboratorios han desarrollado sus propias fórmulas “envenenadas”. Mysterieux Rellenador de Garancia, por ejemplo, es un sérum concentrado que tiene la ventaja de que puede ser aplicado tanto en la cara como en los ojos por lo que además de hidratar y alisar la piel, tiene poderosos antioxidantes que impiden la formación de ojeras y bolsas. Su fórmula es una síntesis vegetal del veneno de la serpiente Tropidolaemus Wagleri, que contiene un grupo de amioácidos que bloquean las señales nerviosas que provocan la contracción del músculo facial deteniendo la formación de arrugas. Además posee extractos vegetales como pulpa de aloe vera, brotes de haya, acmella oleracea, jugo de limón fresco, de árnica y de melilotobio. Promete resultados visibles a partir de los 28 días de aplicación y está recomendado su uso a partir de los 25 años. En cuanto al precio es bastante cara (55 €) aunque no tanto como la de los laboratorios Skincare o la de otros cosméticos de diseño.

En nuestro país, centros estéticos especializados como el Sants Institut de Barcelona han desarrollado terapias de cuidado facial que combinan las virtudes del péptido con los peeling, los ultrasonidos o el masaje con el objetivo de reafirmar la piel a la vez que la nutrimos y alisamos las arrugas.

El descubrimiento del veneno de serpiente como tratamiento antiarrugas, es un importante avance por parte de los laboratorios de cosmética y de hecho, ha abierto nuevos caminos de investigación sobre el modo en que los venenos de diferentes animales actúan sobre el sistema nervioso y cómo podrían estos síntomas ayudar a retrasar el envejecimiento. El veneno con fines terapéuticos es conocido desde tiempos muy antiguos por sus propiedades anticoagulantes, pero nunca antes se había utilizado como tratamiento de belleza. Actualmente, ya se está trabajando con los venenos de escorpión y de avispa para regenerar los tejidos de la epidermis y paliar los efectos del paso del paso del tiempo en la piel.

A la espera de conocer si se trata de una moda pasajera o de un tratamiento prometedor, lo que sí es seguro es que una crema de veneno de serpiente puede ser un regalo ideal para tu mejor enemiga el día de su cumpleaños.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies