Belleza y Salud

Look maquillaje de verano 2010. Todos los secretos para maquillar una piel bronceada.

A medida que van pasando los días de verano, nuestra piel va adquiriendo un hermoso tono dorado que nos hace parecer más atractivas. Ya seas una mujer latina cuyo tono de cutis tienda más hacia el moreno o tu tez sea más clara, el maquillaje para pieles bronceadas debe enfocarse siempre en resaltar los rasgos más atractivos de nuestro rostro pero sin restarle protagonismo a tu nuevo color. La clave es siempre la naturalidad.

1) Algunos tips básicos para maquillar un cutis bronceado.


* Renueva tu tocador:
tu nueva tonalidad de piel te exige productos acorde a sus características. Los cosméticos de temporadas pasadas no te servirán, de modo que retíralos y conserva aquellos que se puedan reutilizar cuando pase el verano.

* Texturas suaves: una de las claves del maquillaje veraniego es que debe tener una consistencia mucho más ligera que el que se utiliza en otras estaciones del año. La piel en verano suele encontrarse en mejor estado ya que las exposiciones solares moderadas controlan el exceso de secrecciones sebáceas. Como resultado el cutis presenta menos imperfecciones y los cosméticos que te apliques podrán tener una textura menos densa y cubriente.

* Elige una base que se asemeje a tu color de piel.
No caigas en el error de optar por un tono más oscuro para acentuar el bronceado ya que será difícil difuminarlo y el acabado siempre será artificial. Teniendo en cuenta que tu cutis cada vez se tostará más, es recomendable disponer de dos bases: una oscura y otra un poco más clara para conseguir siempre un tono neutro que se asemeje a nuestra piel. A la hora de aplicártela, coloca pequeños puntos en el mentón, cuello, escote, frente y mejillas y, a continuación extiéndela con la yema de los dedos. Si eres joven y tu rostro no presenta arrugas, en lugar de la base de maquillaje puedes utilizar unos polvos de sol o polvos bronceadores color terracota extendiéndolos con una brocha después de aplicarte la hidratante.

* Elige las presentaciones en gel y crema, ya que las sombras en crema son fluidas, fáciles de aplicar y no se corren tan fácilmente con el sudor. El rubor en crema también es muy favorecedor. Utiliza tus dedos para extenderlo fácilmente y difuminarlo ya que el calor de tus manos ayuda a que se fije mejor.

* La máscara de pestañas también debe ser a prueba de agua (waterproof) ya que el calor y la sudoración juegan malas pasadas.

* En cuanto a las tonalidades, es preferible no sobrecargar. Dirige el protagonismo hacia tu mirada: los tonos nácar resultan muy naturales y favorecedores, si aplicas un toque muy ténue bajo la superficie de tus cejas, destacarás tus ojos al máximo. Para la noche, puedes optar por un look más atrevido utilizando dos o tres sombras y esfumándolas entre sí; traza un delineado fino con sombra negra acuarelable e ilumina con un toque dorado el lagrimal. En las mejillas, aplica un rubor en crema en tonos coral o terracota y trata de huir de los rosas y fucsia porque no se integran bien con el color moreno de tu piel. En cuanto a los labios, para las jóvenes y adolescentes lo mejor es usar simplemente un brillo labial; para lograr una apariencia más sofisticada, utiliza un labial anaranjado o cobre dependiendo del tono de tu tez.

2) Paso a paso

Si quieres conseguir un look armonioso y luminoso, sigue esta técnica y lo conseguirás:

* Antiojeras: es un cosmético imprescindible para cualquier maquillador profesional, ya que ayuda a disimular las ojeras y a cubrir pequeñas imperfecciones del rostro. Aplícalo en el centro de la ojera y difumina bien hacia el exterior hasta que se funda con tu piel.

* Base de maquillaje:
es el producto estrella de tu look ya que realza la belleza de las facciones, de los ojos y de la boca. Evita los tonos muy oscuros y opta mejor por un tono melocotón (ya que dan un aspecto aterciopelado a tu cutis) o toda la gama de los dorados (iluminan el rostro). Debes aplicar unos toquecitos en la parte media del rostro y difuminar hacia el exterior con suavidad para que quede uniforme.

* Colorete o rubor: nos dará el toque veraniego de nuestro look. Si usas un rubor en crema puedes utilizar tus dedos, si en cambio usas colorete en polvo, emplea una brocha grande y aplica un tono más claro en la parte alta del pómulo y uno más oscuro en la parte baja, luego fúndelos bien hasta conseguir un efecto de degradado.

* Ojos: se llevan las sombras brillantes y metalizadas para la noche. Para conseguir unos ojos más grandes, utiliza sombras más oscuras hacia las sienes y un color más claro a medida que te aproximas a la parte interna del ojo. Una tendencia de los maquilladores este año, es la de utilizar un dúo de sombras muy diferenciadas entre sí, una para el párpado superior y otra al ras del párpado inferior, pero si optas por seguir esta moda tendrás que fundir muy bien las dos sombras en la terminación de las cejas y dejar los labios en un segundo plano (un simple brillo servirá). Por el día, opta por colores claros como el nácar o el coral. Utiliza un delineador marrón o negro y una máscara de pestañas waterproof.

* Labios: no pintes tus labios de colores oscuros porque no contrastarán con lo moreno de tu piel. La tendencia es dejar los labios casi incoloros pero muy brillantes (lip gloss) o bien en tonos de base anaranjada como el melocotón, el rojo vivo o el chocolate si tu piel aun no está muy bronceada. No te olvides de hidratar bien tus labios ya que el sol los reseca mucho. Hay labiales con agentes fotoprotectores que te irán de maravilla.

3) El secreto está en tu piel

Debido a la variedad de fototipos que existen, no a todas las personas les convienen los mismos matices de maquillaje. La clave es la naturalidad, realzar el bronceado sin crear un efecto careta poco favorecedor.

Las mujeres de piel clara no llegan a broncearse totalmente y su cutis solo adquiere un leve tono rosado. Por ello, deben usar la misma base de maquillaje de siempre y, si acaso, una de igual color pero algo más fluida. El toque veraniego lo marcará tu colorete, en tonos rosa o melocotón, lo extenderás sobre tus mejillas con la ayuda de una brocha. Para los ojos y los labios, elige los tonos anaranjados, el look más alegre del verano.

Si en cambio tienes la piel bronceada pero no oscura (típico en las mujeres mediterráneas), lo mejor es recurrir a los polvos de sol o polvos bronceadores, no sin antes corregir las ojeras y las pequeñas imperfecciones del rostro con un corrector. Aplica un colorete en tonos coral o rosa. Si decides dar protagonismo a tus labios, la gama de los marrones te sentará fenomenal.

Para las mujeres latinas que adquieren un bronceado intenso en pocos días, lo mejor es utilizar también polvos compactos como base ya que de este modo no taparemos el color saludable del moreno, solo lo acentuamos. Utiliza tonos nacarados y brillantes en tus ojos para causar un efecto impactante. En cuanto a los labios, súmate a la tendencia nude o utiliza un color claro que contraste con el tono oscuro de tu piel.

Hasta aquí llega nuestro post de hoy sobre las tendencias cosméticas más interesantes para este verano del 2010. Os recomendamos dar una vuelta por los stand de vuestra perfumería o de los grandes almacenes que más frecuentes, pues ya hay marcas que han sacado al mercado líneas de productos muy veraniegas, como Clinique que llena su paleta de colores de tonos bronce y chocolate y que incluyen además fotoprotectores y una fórmula hipoalergénica y respetuosa con tu piel; aunque la propuesta más sofisticada sea tal vez la de Estée Lauder que da protagonismo a los tonos dorados, nácar y cobalto para los ojos y labios muy brillantes.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies