Remedios naturales

Dos mascarillas caseras de chocolate.

Un aspecto importante a la hora de comenzar una dieta de adelgazamiento es no caer en mitos infundados sobre alimentos prohibidos. Ningún alimento en sí mismo es malo sino se consume en exceso. En muchas ocasiones, no influye tanto el aporte calórico del alimento en sí sino su elaboración.

En torno al chocolate se han tejido muchas historias por todas conocidas como que engorda demasiado o que produce acné. Sin embargo, un reciente estudio realizado por la Sociedad Británica de las ciencias, ha confirmado que el chocolate es una fuente natural de belleza ya que tiene un alto contenido en antioxidantes y flavonoides, dos compuestos químicos que favorecen la oxigenación celular y mejoran la elasticidad de la piel. Por este motivo, el cacao es utilizado en muchos tratamientos de spa para relajarse, suavizar y humectar la piel. En nuestro artículo sobre la chocolaterapia os comentamos ampliamente este tema.

Normalmente, los tratamientos de belleza en balnerarios que utilizan este manjar, consisten en envolver el cuerpo con una ligera capa de chocolate caliente y dejarlo actuar sobre la piel unos 20 minutos. Por lo general, se realiza una exfoliación previa para eliminar las células muertas de la epidermis y se potencia la absorción de los principios activos del cacao utilizando la tecnología Vacu-Press o aplicando calor con una manta eléctrica.

En cuanto a su ingesta, si se consume con moderación, está demostrado que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, a controlar la tensión alta y a prevenir problemas cardiovasculares. Tiene, además, un efecto estimulante ya que aumenta los niveles de producción de serotonina.

Loren Cordain, profesora de biología evolutiva en la Universidad de Colorado (EE UU), en una investigación publicada en la revista Archives of Dermatology, ha comentado que está demostrado científicamente que el chocolate no agrava los problemas de acné sino que la causa de aparición de los brotes suele ser el consumo de alimentos en alto contenido graso y de cereales refinados.

Cuanto menos procesado haya sido el chocolate, mayores beneficios aportará a tu piel. El mejor chocolate tanto para consumo como para tratamientos cosméticos, es el amargo ya que supera el 75% de cacao en su composición.

En nuestro post de hoy, te enseñaremos a usar el chocolate puro para preparar unas deliciosas mascarillas caseras que devolverán la suavidad y elasticidad natural a tu cutis:

* Mascarilla hidratante de chocolate

Necesitas:

1/3 de taza de cacao en polvo.

3 cucharaditas de leche entera

¼ de taza de miel.

3 cucharaditas de crema de avena

Modo de preparación: mezcla todos los ingredientes en un recipiente, y caliéntalos en el microondas un minuto. Extiende la mezcla sobre la cara con la ayuda de un pincel, evitando el contorno de ojos y la boca. Deja que actúe durante 15 minutos y retírala con una toalla empapada en agua tibia. Luego, aplica tu hidratante habitual.

* Mascarilla relajante de chocolate

Necesitas:

1/2 taza de cacao en polvo

6 cucharadas de crema de leche entera

3 cucharadas de miel

3 cucharadas de harina de avena

3 gotas de aceite de lavanda

3 gotas de aceite de almendras dulces

Modo de preparación:
mezcla todos los ingredientes en un bol hasta conseguir una pasta homénea. Aplícatela sobre tu rostro y deja que actúe 15 minutos. Luego, enjuagar con agua fría y aplicarse una loción humectante.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies