Vinoterapia: tradición, cultura y belleza en tu piel.

By on junio 7, 2010

Si planeas pasar tus vacaciones dentro del país y aprovechar el período estival para renovar la belleza y juventud de tu piel, tal vez estés buscando tratamientos de spa y terapias naturales que además de relajarte te sirvan para afrontar la vuelta al trabajo con nuevas energías y mucho más guapa.

La vinoterapia es una terapia alternativa que surge de la fusión de las antiguas tradiciones de la tierra y el conocimiento de los beneficios terapéuticos del vino. En la Antigua Roma, las mujeres usaban mascarillas faciales a base de semillas y hollejo de las uvas para prevenir la aparición de arrugas. El médico Hipócrates también utilizaba el vino como antiséptico y cicatrizante.

La historia de la vinoterapia corre paralela al origen de las bodegas y viñedos más antiguos de Europa. Concretamente, comenzó en la región de Graves, cerca de Burdeos (Francia) donde Matilde Cathiard y Bertrand Thomas fueron sus precusores y quienes crearon el primer spa especializado en vinoterapia bautizado como Les Sources de Caudalie. Posteriormente se introdujo su práctica en otros países de cultura vinícola como Italia o España.

En épocas más modernas, el desarrollo de la industria del ocio y del turismo y los conocimientos sobre la enología y la cultura del vino, han llevado a que cada vez más personas se interesasen por todo aquello que rodea a la producción del vino,  no solo como objeto de estudio gastronómico, sino por sus propiedades beneficiosas para la salud y como fuente natural de belleza y juventud. Al estudiar la composición del vino los científicos han comprobado que contiene numerosos antioxidantes, unos elementos muy valiosos a la hora de combatir los radicales libres, además de otros nutrientes esenciales para la regeneración celular de nuestra piel (polifenoles, procianidoles y antocianosidos). De modo que, el vino no solo deleita tu paladar sino que, aplicado externamente puede curar ciertas afecciones de la epidermis, detener la aparición de arrugas e incluso mejorar su elasticidad y firmeza. En la actualidad, la vinoterapia tiene un gran número de seguidores desde famosas como Catherine Zeta-Jones a personas de la realeza como la princesa Carolina de Mónaco.

Si quieres emular a tus estrellas de Hollywood y puedes permitirte ese lujo, realmente no necesitarás viajar muy lejos ya que en España existen rutas turísticas del vino y spas que te ofrecen este servicio (puedes buscarlos en esta web). La región de España que posee un mayor número de balnearios que ofrezcan vinoterapia entre sus servicios, es la Rioja, por la extraordinaria calidad de sus vinos. Algunos de estos spas son el Spacio Oasis Wellness centre, Saline Spa, Spa Cruz de la Demanda y Agua Manil Spa-center. El salón de belleza Opalo ofrece también tratamientos de vinoterapia.

Los tratamientos de vinoterapia en un spa generalmente constan de:

* Peelings y exfoliación: para favorecer la absorción de los nutrientes del vino. Suelen hacerse con semillas de uva y aceite de semilla de uva.

* Baños termales: consiste en añadir al agua de la bañera con hidromasaje, una o más copas de vino tinto (generalmente Lambrusco, Sauvignon, Chiante o Merlot).

* Envolturas de sudación o talasoterapia: es un procedimiento similar al que se aplica en la chocolaterapia. Consiste en cubrir el cuerpo con una arcilla enriquecida con extracto de uva roja y aceite de semillas. Luego se envuelve el cuerpo con el fin de que el calor libere tensiones y maximice la acción de la crema sobre nuestra piel.

Si no puedes o no te apetece costearte el tratamiento en un balneario, también puedes aprovecharte de los beneficios de la vinoterapia en casa agregando al agua de tu bañera 4 tazas de vino tinto y una taza de miel. Te recomendamos, sin embargo, que si piensas incorporar al agua de tu baño las vitaminas y antioxidantes del vino, no lo estropees usando un gel o jabón de ducha industrial. Sustitúyelo por un jabón artesanal enriquecido con extractos de uva y aceite de sus semillas ¡notarás la diferencia!

Este baño está especialmente indicado después de pasar una jornada playera o exponerse al sol ya que el vino te ayudará a relajarte y a revitalizar la piel, sobre todo si esta está muy seca.

Ya sea en un centro de spa o en la comodidad de tu propia casa ¡no dejes que las cualidades de un buen vino se queden solo en tu mesa… relájate, disfruta y cuida tu belleza con la vinoterapia!

One Comment

  1. luz maria

    21 septiembre, 2010 at 7:54 PM

    me encanto sus comentarios.

close
Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttonRSS