Dos mascarillas antiedad totalmente naturales.

By on junio 12, 2010

Con el paso de los años nuestra piel pierde elasticidad y firmeza. A ésto hay que unir el efecto perjudicial de los rayos ultravioleta y otras agresiones externas, ambientales o inducidas como el tabaco. Las zonas más expuestas de nuestro cuerpo suelen ser las más afectadas: rostro, cuello y escote. Los signos de envejecimiento que más se manifiestan son las arrugas y la flacidez. Realmente, no son problemas fáciles de combatir aunque actualmente los laboratorios de cosmética trabajan para ofrecerte productos cada vez más eficaces. A esta inestimable ayuda se unen los avances en medicina estética, la aparatología moderna y otros; pero no debemos desestimar los tratamientos más convencionales practicados por nuestras madres y abuelas. La cosmética natural sigue siendo un apoyo y una fuente de belleza y juventud al alcance de la mayoría de los bolsillos. Por eso hoy te enseñaremos a preparar dos mascarillas caseras antiedad; la primera de ellas a base de manzana es ideal para combatir las primeras arrugas, la segunda, de melón, reafirma la piel combatiendo la flacidez en rostro y cuello.

* Mascarilla de manzana para las arrugas: compra una manzana verde, lávala (sin pelar) y córtala en pedazos separando las semillas. A continuación, licúala y agrega a la mezcla una cucharada de leche. Debes aplicarte esta mascarilla sobre rostro y cuello dejando que actúe unos 15 minutos. Luego, enjuagar con agua fría. En cuanto a la frecuencia del tratamiento es de 3 veces por semana durante unas dos semanas.

La manzana verde es rica en antioxidantes y favorece la microcirculación y la regeneración celular. Es cierto que, al tratarse de un remedio natural no es milagroso y no puede borrar las arrugas como si se tratase de un lifting, pero el estado de la piel mejora considerablemente, se ve más luminosa y aumenta su tersura.

* Mascarilla de melón para la flacidez en la cara: corta una rodaja de melón y pásala por la licuadora. Agrega al zumo una buena cucharada de aceite de oliva y una cucharada de miel. Emulsionar todos los ingredientes y aplicar con la ayuda de un pincel sobre rostro y cuello. Una vez que pasen 15 ó 20 minutos, lava tu cutis con agua muy fría. Este sencillo remedio tonifica tu rostro y ayuda a combatir la flacidez ya que el melón es rico en carotenos y vitaminas mientras que la miel y el aceite de oliva tienen un gran poder hidratante. Después de la mascarilla, humecta tu piel con tu crema de noche habitual.

Para luchar contra la flacidez en el rostro, te recomendamos también practicar diariamente la gimnasia facial (leer artículo).

Si eres una amante de la cosmética natural y de las mascarillas de frutas, te recomendamos leer nuestro reciente artículo “Cutis perfecto con mascarillas caseras de frutas”.

close
Facebook Iconfacebook like buttonTwitter Icontwitter follow buttonRSS