En forma

Gimnasia contra la celulitis.

Con la llegada del verano, aumenta nuestro interés por el cuidado del cuerpo; vestidos cortos, shorts, bikinis y bañadores dejan al descubierto los puntos débiles de nuestra figura, aquellos donde suele depositarse la tan odiada celulitis o piel de naranja.

No se trata de un problema de sobrepeso ya que afecta por igual a mujeres delgadas y, de hecho, se estima que el 90% de las mujeres la padecen en distintos grados. Esto es debido a un fenómeno de origen hormonal. Las células adiposas se organizan en tres capas bajo la epidermis, separadas por tabiques de tejido conjuntivo. Estas células adoptan la forma de racimos y, en la mujer se sitúan de forma perpendicular a la dermis mientras que en el hombre su forma es oblicua y se deslizan sin formar efecto acolchado. Los responsables de esto son los estrógenos (hormonas femeninas) que hacen que los lóbulos adiposos sean de mayor tamaño en nosotras y que atraviesen los tabiques de tejido conjuntivo hacia arriba formando pequeñas protuberancias. Como la piel de la mujer también es más fina que la del hombre, el relieve se hace más evidente sobre todo en la zona de glúteos, caderas y muslos.

Al tratarse de un fenómeno exclusivamente hormonal, podemos decir que está sujeto a los cambios y fluctuaciones hormonales que tienen lugar en ciertas etapas de la vida como la pubertad, el embarazo y la menopausia y que, también, puede aparecer durante los primeros meses que se toma la píldora anticonceptiva.

Existen diferentes grados de celulitis (adiposa, fibrosa o endomatosa). Para evitar que tu celulitis empeore y llegue a ocasionarte problemas de salud y no solo estéticos, es necesario atacarla por varios frentes, el principal de ellos, obviamente, la alimentación pero también la actividad física y los hábitos de vida saludables. A este respecto, te invitamos a leer nuestro artículo “Combate la celulitis con remedios naturales” donde te damos pequeños consejos como qué alimentos son fundamentales en una dieta depurativa, las infusiones y tisanas más efectivas para eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos o costumbres simples pero muy beneficiosas como cepillarse la piel para favorecer la circulación y el drenaje de las células adiposas.

Nuestro post de hoy está enfocado, en cambio, a ese otro frente abierto para impedir la acumulación de la piel de naranja: la actividad física. Es el caso de mujeres delgadas o muy delgadas que presentan celulitis en zonas localizadas ya que no siempre se trata de un problema asociado a la gordura sino también a la vida sedentaria. El ejercicio físico potencia la actividad cardiovascular, mejora la circulación sanguínea evitando la acumulación de toxinas y del tejido adiposo y aumenta el tono muscular disimulando la celulitis que se hace más notoria cuando viene acompañada de flacidez.

En resumen, para luchar contra la celulitis es necesario abandonar la vida sedentaria y a parte de ello, realizar ejercicios específicos tanto aeróbicos como de resistencia para tonificar tu cuerpo ya que si quemamos grasa y no aumentamos la musculatura el tejido conectivo de la epidermis se separa y la piel tarda en adaptarse al nuevo volumen corporal apareciendo la flacidez. Por este motivo, hemos elegido el programa de la entrenadora francesa Lydie Raisin ya que nos parece equilibrado por atender a estos dos puntos (quemar grasas y aumentar el tono muscular) y también porque se centra en las distintas partes del cuerpo donde puede aparecer la piel de naranja (ya que no todas las mujeres son iguales… unas tienen celulitis en los muslos y caderas, otras en los glúteos o en el vientre).

Comenta la entrenadora que “la estrategia anticelulítica pasa obligatoriamente por practicar una actividad física regularmente, sobre todo, ejercicios cardiovasculares que permitan quemar las reservas de grasa y la celulitis…”. Teniendo en cuenta este punto, te recomendamos que realices esta tabla de ejercicios 3 ó 4 veces a la semana como mínimo y que lo combines con actividades aeróbicas tales como caminar, andar en bicicleta, patinar, nadar, etc.

1) Muslos

Es una de las zonas donde aparece con más frecuencia la piel de naranja. Para combatirla te recomendamos el siguiente ejercicio:

Ponte de pie con la espalda recta y la cabeza alineada con respecto a tu columna. Sitúa ambas manos a los costados de tus caderas para ganar estabilidad. Apóyate sobre la pierna derecha semiflexionada y sube la pierna recta y realiza círculos medianos. Luego, cambia de pierna realizando 3 series de 10 movimientos con cada una de ellas.

2) Glúteos

Es otra de las zonas conflictivas. Afortunadamente, podemos combatirla con este ejercicio:

Ponte a cuatro patas apoyada sobre los antebrazos y con la espalda recta. Eleva la pierna derecha semiflexionada hasta la altura de los glúteos. Debes hacer fuerza con los glúteos y no con el abdomen. Realiza 3 series de 10 movimientos con cada pierna.

3) Caderas

No hace mucho, escribimos en este blog un artículo sobre los ejercicios y tratamientos de choque más indicados para combatir las cartucheras. Si tu problema se debe a la acumulación de grasa en esta zona, también puedes practicar este ejercicio:

Túmbate sobre el lado izquierdo del cuerpo apoyando tu cabeza sobre el brazo izquierdo y con el brazo derezo de apoyo para no rodar. Coloca las piernas en un ángulo de 90º y eleva la pierna derecha a 40 cm del suelo dibujando con el pie las cifras del 1 al 9. Debes hacer 3 series con cada lado del cuerpo.

4) Vientre

Es menos frecuente padecer piel de naranja en esta zona pero también puede darse el caso. Practica este ejercicio para mejorar su estado:

Túmbate boca arriba con los brazos en cruz y las palmas hacia el suelo. Coloca las piernas juntas y en vertical y realiza unos círculos medianos en el aire en el sentido de las agujas del reloj y luego en sentido contrario. La cadera debe estar siempre pegada al suelo y los abdominales contraídos. Realiza 3 series de 10 movimientos en cada lado.

5) Rodillas

Para afinarlas realiza este ejercicio:

Ponte de pie con la columna recta y las piernas ligeramente separadas. Realiza pequeñas flexiones rápidas para trabajar la rótula. Realiza 3 series de 10 movimientos.

Recuerda que además de la gimnasia localizada y los cuidados en la nutrición, la medicina estética te brinda tratamientos específicos para acabar con la celulitis en determinadas zonas del cuerpo. Puedes informarte de ello en este artículo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

2 Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies