Belleza y Salud

Tips de maquillaje para delinear tus ojos.

Una de las partes de nuestro rostro que a las mujeres más nos gusta destacar con el maquillaje, son nuestros ojos. Por la noche podemos jugar a resaltar nuestra mirada con un juego de sombras, pero por el día lo ideal es dejar los ojos lo más despejados posible para que acaparen la luz. Un suave delineado es la opción más favorecedora; aunque, también puedes recurrir a él de noche acertando con los colores y tipos de trazo.

A pesar de ésto, a algunas mujeres les sigue resultando complicado delinear sus ojos, por falta de pulso y miedo a trazar una línea desigual. Si este es tu caso, en nuestro artículo de hoy aprenderás algunas técnicas y tips que te ayudarán a conseguir el delineado perfecto. Toma buena nota y podrás lucir unos seductores y misteriosos ojos de gata.

1) Prepara la zona

Para que los productos de maquillaje se adhieran bien y el lápiz de ojos se deslice con facilidad, es necesario que el área a tratar esté perfectamente limpia e hidratada. Para ello, pasa unos algodones empapados en leche limpiadora por tus ojos y luego aclara con abundante agua fría. De este modo eliminarás los restos de maquillaje (si es que te has maquillado antes) y las secrecciones propias de los ojos que a veces se adhieren a tus pestañas.

Después de limpiar la zona, deberás usar una loción humectante específica para el contorno de ojos y esperar unos minutos a que se absorba antes de comenzar con el delineado. Si hidratas bien tus párpados, evitarás la sequedad y los cosméticos se fijarán mejor a tu piel y, además, crearás una película protectora que minimice las agresiones externas.

2) Elige el producto

Uno de los secretos para conseguir un buen delineado es utilizar el cosmético que mejor se adapte al efecto que queremos conseguir.

Los delineadores en lápiz son la opción más clásica y resultan ideales para principiantes. Elige uno que tenga una mina suave pero que sea lo bastante firme para no quebrarse al apretar. El efecto quedará más natural si después de aplicarlo difuminas la raya trazada con un pincelito.

Los delineadores en líquido, también llamados eyeliners, requieren un poco más de práctica ya que su trazo es más intenso y, si nos confundimos, solo queda como remedio desmaquillar el ojo y volverlo a perfilar. También es cierto que es muy sencillo trazar la línea con ellos ya que el deslizamiento es óptimo y si tenemos un poco de buen pulso el acabado es perfecto.

Un efecto similar se consigue con los delineadores en gel que son fáciles de limpiar mientras no se han secado pero que permanecen fijos sin correrse una vez que lo han hecho. La presentación más habitual es en forma de crema y deben aplicarse con la ayuda de un pincelito.

En el siguiente video de mymakeupcorner puedes ver en detalle cómo se delinean los ojos con lápiz y con gel líquido.

Debes tener en cuenta también a la hora de elegir el delineador que debiera estar de acorde con el color de tu máscara de pestañas y ambos con tu color natural de ojos. Generalmente, los tonos marrones y el negro favorecen a todo el mundo. Los delineadores azules, grises o violeta son ideales para las chicas de ojos claros. Los ojos verdes brillan con luz propia si los perfilas de tonos bronce, verde, beige o durazno. Para las que tenemos los ojos marrones, nos favorece en cambia la gama de los tostados, el negro, el azul oscuro o los tonos vainilla. Los ojos negros se cargan de misterio si los delineas de negro, aunque por el día es preferible el marrón y por la noche los tonos dorados a juego con las sombras.

3) El procedimiento

Para que el trazado sea perfecto y no te quede irregular o uno más grueso que el otro, recuerda que debes estar cómoda y ser posible relajada y sin prisas.

Si tienes mal pulso, apoya los codos sobre una mesa para que sea más fácil trazar la línea. Con uno de tus dedos de la mano izquierda, estira el párpado superior desde el extremo inferior y comienza a trazar la línea tan pegada a las pestañas como puedas. Procura que no quede espacio entre espacio entre la raya que dibujes y el borde del párpado. Si te equivocas puedes o bien intentar rellenar el espacio que te ha quedado engrosando el trazo (si es que no te ha quedado mucho espacio) o bien puedes borrar la línea con una esponjita y desmaquillador e intentarlo de nuevo.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que para trazar la línea no debes hacerlo desde el lagrimal y tirar una raya seguida alrededor de todo el ojo, sino partiendo de un 3/4 de la medida del ojo (un poco antes de la mitad) y siempre hacia fuera. El trazo debería ser más fino desde la mitad interna del ojo hacia el lagrimal y más grueso hacia la parte externa. Si tienes los ojos pequeños o caídos puedes hacer una colita en el extremo para abrir la mirada. No es aconsejable delinear tampoco el párpado inferior ya que hace los ojos más chiquititos y endurece la expresión, a no ser que utilices un lápiz blanco, rosa o nacarado que en este caso produce el efecto contrario, es decir, agranda ópticamente tus ojos. Tampoco es aconsejable recargar de sombras si vas a usar delineado ya que si abusas del maquillaje reducirás el marco de tu mirada.

Si eres principiante y te ves incapaz con todo de dibujar bien la línea, también puedes marcar puntitos con el delineador al ras de las pestañas y difuminarlos luego con la ayuda de un pincel o de una esponjita.

Para evitar que la mina de tu lápiz de ojos se parta, evita comprarlos demasiado blandos y, antes de sacarle punta, introdúcelo unos minutos en el congelador y así, cuando lo afiles, no se partirá.

4) Otros consejos

La esteticista argentina Patricia Alcorta Maneira recomienda delinear durante el día el párpado superior de forma fina y delicada y por la noche, delinear ambos párpados de forma más marcada para lograr una expresión más dramática. Si piensas recurrir al khol (presentación en sombra negra) puedes cubrir todo el párpado móvil al “estilo Cleopatra”. En este caso, los colores más usados son el negro, el azul o el marrón, dependiendo de tu color de ojos.

Sé cuidadosa con el tipo de producto que compras. El delineador muchas veces entra en contacto con el ojo al parpadear, sobre todo si lo hemos delineado por dentro. Si es de mala calidad puede provocar alergias, irritación ocular e incluso orzuelo. Más vale no escatimar unos céntimos con este tipo de adquisiciones.

Si tus ojos tienden a lagrimear constantemente, tu frente suda o tu piel es demasiado grasa, te recomendamos usar una máscara de pestañas y un delineador waterproof.

Otra posibilidad que no hay que descartar, es la de recurrir al maquillaje (delineado) permanente que tiene la ventaja de que no se corre y no es necesario retocarlo a lo largo del día, pero que claro está, puede llegar a cansarte.

Para otros tips de maquillaje, te recomendamos leer nuestro artículo “Las claves de un maquillaje perfecto”.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies