Remedios naturales

Renueva tu piel con Rosa Mosqueta.

Cada vez son más las personas que recurren a las virtudes de la cosmética natural para tratar su piel de diferentes afecciones y enfermedades. Las propiedades beneficiosas de los vegetales están presentes a veces en forma de extractos que se encuentran en las cremas y cosméticos convencionales, o bien pueden aprovecharse directamente sin procesar químicamente en forma de aceites de venta en herbolarios y parafarmacias.

En particular, la Rosa Mosqueta es conocida desde tiempos remotos por su capacidad de regenerar los tejidos y para tratar problemas como manchas, estrías, marcas de cicatrices o para paliar los efectos del fotoenvejecimiento y prevenir la aparición de arrugas.

La Rosa Mosqueta es un arbusto de origen europeo perteneciente a la familia de las rosáceas. Puede crecer tanto de forma silvestre como cultivada y en regiones de clima lluvioso y frío. En primavera, brota unas florecillas de color blanco y rosado. Todas las partes de la planta contienen valiosos nutrientes y antioxidantes para tu piel, pero la parte donde se hallan los mayores niveles de concentración es en los frutos de los cuales se extrae el aceite de Rosa Mosqueta.

Posiblemente, hayas oído hablar muchas veces de las virtudes de este aceite. Algunas de las que se le atribuyen son:

* Es un poderoso antiséptico y bactericida natural, por lo que puede ser útil en los casos de acné o infecciones de la piel.

* Es astringente por lo que absorbe el exceso de grasa en la piel.

* Su aroma es estimulante y vigorizante. Sus tallos y sus flores se emplean para hacer aceites especiales usados en la aromaterapia.

* Tiene un alto poder antioxidante. Es rico en betacarotenos y vitamina C, que estimulan la microcirculación celular evitando el envejecimiento prematuro de la piel. Por este motivo, algunos naturistas lo llaman “el aceite de la eterna juventud”.

* Favorece la regeneración de los tejidos por lo que es útil en los procesos de cicatrización o quemaduras.

* Gracias a su elevado contenido en ácidos grasos, hidrata la piel en profundidad evitando la pérdida de firmeza y elasticidad. Es especialmente valiosa para las pieles secas o con tendencia a padecer estrías.

* Tiene propiedades relajantes y calmantes, reparando el daño causado por las exposiciones solares.

* Previene la aparición de manchas en la piel y disminuye las ya existentes, haciendo que la pigmentación se vuelva más uniforme.

* Por si fuese poco, la Rosa Mosqueta tiene utilidades culinarias y, en forma de infusiones y tés también resulta beneficiosa para la salud de tu piel.

Después del verano, cuando tu piel está más sensible y dañada, te recomendamos seguir un tratamiento natural de uso tópico a base de Rosa Mosqueta ya sea en forma de cremas o aceites, aunque si tu piel es más bien seca, los aceites pueden ser más eficaces ya que su absorción es inmediata.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

1 Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies