Belleza y Salud

Tips para un maquillaje profesional y más duradero.

No todo el mundo tiene la misma experiencia, creatividad y precisión a la hora de maquillarse. Hay chicas algo inexpertas que cometen errores muy comunes y hay otras que se defienden bastante bien el tema, pero aun para las que saben maquillarse realmente bien, al cabo de unas horas, su maquillaje puede verse grasoso, corrido o deteriorado.

Conocer tu tipo de piel, aprender a cuidarla y saber los cosméticos que más te convienen y la forma de maquillarte que más te favorece, son algunos de los secretos marcan la diferencia en un maquillaje profesional. En nuestro artículo de hoy te daremos algunos consejos para que tu maquillaje dure más sobre tu rostro y puedas conseguir un acabado más natural y aterciopelado.

* Limpieza facial, el primer paso: el maquillaje está pensado para disimular pequeños defectos y cubrir impurezas, pero no para tapar la suciedad. Antes de aplicarte el cosmético debes siempre de limpiar tu piel con los productos adecuados para eliminar cualquier posible resto de maquillaje del día anterior, secrecciones sebáceas y las propias manchas producidas por la contaminación ambiental. Para aprender a hacer una limpieza de cutis casera, lee este artículo que publicamos hace algunos meses.

* Hidratación, imprescindible: ninguna base de maquillaje puede resistir todo el día sin cuartearse cuando la piel no está bien hidratada. La hidratación es un paso fundamental a la hora de maquillarse. Sin ella, las pieles secas toman una apariencia áspera y acartonada y el producto se deposita en las pequeñas arruguitas y surcos de tu rostro. Los cutis grasos, en cambio, no necesitan una crema hidratante demasiado consistente pues su textura es ya de por sí oleosa; en lugar de ello, se verán mucho mejor con un fluido hidratante ligero que humecte sin engrasar en exceso para que no aparezcan brillos. Sin embargo, tengas el tipo de piel que tengas no puedes prescindir de la hidratación ya que ésta facilita también la aplicación del maquillaje al deslizarse mejor la esponjita por la superficie de tu piel, consiguiendo que quede más parejo y uniforme. Si se trata de un maquillaje de noche, el calor de los focos de los locales y de los calefactores puede derretir el maquillaje haciendo que tu cara se engrase y aparezcan brillos, por lo que es preferible usar una ampolla o una hidratante en espuma para fijar tu maquillaje.

Para más consejos sobre cómo acondicionar tu piel para el maquillaje, leer este artículo.

* Herramientas profesionales: a la hora de maquillarte, no solamente es importante elegir cosméticos de calidad sino también buenas esponjitas, pinceles y brochas para aplicarlos.

Las esponjitas de látex te ayudarán a conseguir un acabado perfecto en tu maquillaje y una piel más aterciopelada. Las redondas se utilizan para la zona de la frente, los pómulos, el mentón y el cuello mientras que las triangulares suelen emplearse para la zona del contorno del ojo. La base de maquillaje debe repartirse siempre desde el centro hacia el exterior o bien mediante ligeros golpecitos si quieres un efecto más cubriente.

Las brochas se utilizan para aplicar el rubor. Elígelas de cercas naturales, suaves y flexibles para difuminar bien.

Para sombrear tus ojos, necesitarás pinceles de diferentes tamaños. Los más pequeños son para delinear al ras de las pestañas, los medianos y planos para la superficie del párpado móvil y los de mayor tamaño para aplicar la base de sombras.

* Aprende a retocarte: para evitar que se note dónde empieza y dónde termina tu maquillaje, fíjate bien en las zonas más pequeñas como la comisura de los labios, la raíz del pelo o las orejas. Si se nota un corte, retócate con un ligero golpe de esponjita.

Si tu problema son los brillos en la zona T, diles adiós con la ayuda de los polvos traslúcidos que sirven para fijar el maquillaje sin alterar el color. Debes aplicarlos con la ayuda de una esponjita de terciopelo.

Si pese a todo, notas que tu maquillaje comienza a cuartearse, no apliques más cantidad de cosmético o lo empeorarás. En su lugar, lleva siempre un vaporizador en el bolso y presiónalo a unos centímetros de tu rostro cuando esto ocurra. Luego, reposiciona tu maquillaje con la ayuda de la esponjita.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de ayuda y no olvides postear tus propios tips para ayudar a otras chicas.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies