Belleza y Salud

Cejas de diseño paso a paso.

Las cejas definen la forma de tus ojos, enmarcan la mirada y aportan expresividad a tu rostro. Por ello, es importante aprender a darles forma correctamente cada vez que te depiles.

A la hora de diseñarlas, deberemos tener en cuenta la cantidad de vello del área a tratar (en otras palabras, si son gruesas o finas), el ancho de nuestra frente, la longitud de nuestra nariz y la forma de los arcos orbitrarios o cuenca del ojo. Si nuestros ojos son más hundidos, pequeños, saltones o si el párpado está o no caído son otras características a las que debemos atender para saber si pronunciar más o no el arco de la ceja.

Si es la primera vez que depilas tus cejas te aconsejamos que acudas a tu peluquería o salón de estética habitual y de este modo podrás probar qué método se adecúa mejor a tus necesidades. Generalmente, si tus cejas son pobladas se aconseja la depilación por cera mientras que si son finas se utilizan las pinzas para tener mayor precisión a la hora de arrancar el pelo.

Si vas a hacerte las cejas en casa, te aconsejamos que lo hagas en un lugar luminoso para tener mejor visión y utilizar buenos materiales. Las pinzas deben ser planas, flexibles, estar muy limpias y no presentar óxido para que si te haces una pequeña heridita al tirar de un pelo, luego el poro no se infecte. Si te decides por la cera, la mejor es la cera tibia ya que la cera caliente irrita la sensible piel del párpado. Aplícatela con la ayuda de un palito de naranjo y utiliza paños de tela tipo muselina para dar el tirón. La cera debe extenderse en la misma dirección del nacimiento del vello y el tirón debe darse en el sentido contrario. Para que la cera de adhiera bien, la piel debe estar limpia y seca. Estírala con la ayuda del dedo pulgar y el dedo índice para evitar que se formen pegotes. Si quedan pelitos sueltos, puedes quitarlos con ayuda de unas pinzas. Una vez que termines, utiliza un tónico para limpiar la zona de los restos de cera y aplícate un poco de hidratante con efecto calmante o a base de aloe vera.

En cuanto a la forma de las cejas, debemos atender, como dijimos, a las facciones de nuestro rostro. Si tu cara es más bien redondita, te conviene pronunciar el arco para alargarla ópticamente. Para saber dónde debe comenzar la ceja, traza una línea imaginaria vertical desde la base de la nariz hasta la ceja; esto nos marcará el punto de inicio. Para saber dónde debe terminar, trazaremos otra línea imaginaria, esta vez en sentido perpendicular, desde la fosa nasal hasta el extremo exterior del ojo; ésta debería ser su longitud ideal. El punto más alto del arco debe encontrarse a la altura en que termina la pupila. Trata de no excederte ya que el vello puede tardar tiempo en reaparecer y siempre es mejor en este caso prevenir que esperar.

Si eres especialmente aprensiva al dolor, puedes reducirlo pasando un cubito de hielo por la zona unos segundos antes.

Una vez que tus cejas estén listas, es necesario que en las semanas siguientes las cuides y retoques puntualmente arrancando con las pinzas los pequeños pelitos que vuelven a nacer. Pásate un peine de cejas siempre antes de maquillarte y te verás estupenda ya que unas cejas limpias y cuidadas potencian la expresividad de tu mirada.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies