En forma

Tips para evitar la ansiedad en las dietas.

¿Cuántas veces no has intentado seguir una dieta sin éxito y has sucumbido a los pocos días a la tentación de seguir comiendo igual que siempre? No te preocupes, ésto es lo más habitual a la hora de ponerse a régimen ya que según los expertos más del 60% de la población abandona sus propósitos de seguir bajando de peso debido a problemas de ansiedad.

Para ganar la batalla al sobrepeso es imprescindible cambiar nuestros hábitos alimenticios. Si quieres evitar la ansiedad mientras sigues un régimen y tienes la determinación de llevarlo hasta el final, sigue estos sencillos consejos ya que te serán de gran ayuda:

* No te obsesiones: no te fijes fechas, lo importante es que vayas con paso firme pero seguro. Si un día te saltas la dieta y caes en la tentación, no está todo perdido… no desistas.

* Desayuna bien y no pases demasiadas horas sin comer: cuando llevamos mucho tiempo sin ingerir alimentos, la glucosa en sangre baja y nuestro cerebro transmite la sensación de comer impulsivamente. Un desayuno sano y equilibrado debería proporcionarte el 25% de la energía diaria necesaria: fibras, proteínas e hidratos de carbono.

* Incluye en tu dieta alimentos ricos en magnesio, triptófano y vitaminas del grupo B (B1,  B6 y  B12) ya que fortalecen los nervios y reducen la ansiedad.

* Recurre al picoteo sano: retira las galletas, los snaks y embutidos y sustitúyelas por frutas, lácteos desnatados, tostadas integrales o gelatinas.

Una vez que hayas alcanzado tu peso ideal, puedes evitar el efecto rebote siguiendo estos consejos:

* Elimina toxinas de tu dieta: lo conseguirás reduciendo la ingesta de alimentos procesados y comiendo más ingredientes naturales, productos frescos e integrales ya que ésto hará que las hormonas que queman la grasa trabajen adecuadamente, estabilizando nuestro metabolismo y previniendo las enfermedades cardiovasculares y la presión arterial. Para disminuir los contaminantes de tus comidas y seguir una dieta depurativa, te recomendamos leer este pasado artículo.

* Duerme las horas necesarias y controla el estrés: la relajación y el descanso tienen un papel fundamental en el equilibrio hormonal. Idear un plan personalizado con los horarios de cada comida y las raciones adecuadas, te ayudará a mantener el  nivel de azúcar en la sangre balanceado controlando la sensación de hambre y los antojos.

* Reduce el consumo de grasas hidrogenadas, ya que tienden a agruparse formando el tejido adiposo o celulitis. Sustituye los lácteos enteros por desnatados y los endulzantes artificiales por otros de origen natural. Modera la ingesta de sal ya que puede provocar retención de líquidos al igual que la cafeína o el alcohol.

* Cena ligero:
a partir de las nueve de la noche el gasto energético es menor. Por tanto, trata de moderar el consumo de carbohidratos a la cena.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies