Remedios naturales

Devuélvele el brillo a tu melena con champús naturales.

Antiguamente, cuando no existían laboratorios destinados a la cosmética, las mujeres cuidaban su cabello elaborando champús caseros cuya función era la de limpiar la suciedad de la melena y nutrir el cuero cabelludo en profundidad. Se trataba, en su mayoría, de recetas elaboradas con ingredientes naturales disponibles en cualquier cocina.

Debemos aclarar que estas fórmulas no son de uso diario ya que pueden causar grasitud en tu melena si abusas de ellas pero puedes recurrir a las mismas de vez en cuando cuando notes tu cabello apagado y sin vida para darle un brillo y una suavidad extra.

* Champú de cola de caballo para cabellos normales: mezcla en una cacerola una cucharada de planta de cola de caballo, un trocito de raíz de planta saponaria triturada y un litro de agua mineral caliente. Cuando empiece a hervir, retira el puchero del fuego y deja reposar la mezcla durante 20 minutos. Filtra todo el contenido para retirar los restos de plantas y reserva la preparación en tu cámara frigorífica. Bastará con una tacita de esta infusión para lavar tu pelo y dejarlo suave y brillante.

* Champú de naranja y limón para el cabello graso: coloca en un recipiente las cáscaras de una naranja y de un limón. Pon un litro de agua a hervir y, cuando comience la ebullición, retírala del fuego y viértela sobre el recipiente con las cáscaras dejando que repose unas dos horas. Retira las cáscaras y calienta de nuevo el agua resultante derritiendo lentamente 5 cucharadas de jabón neutro rallado. Una vez que el jabón se haya disuelto por completo, quita la mezcla del fuego y agrega 3 cucharadas de zumo de naranja y 3 cucharadas de zumo de limón. Deja reposar 24 horas la preparación antes de aplicártela.

* Champú de aguacate para cabellos secos: mezcla en un recipiente 90 ml. de jabón neutro y 20 ml. de aceite de aguacate (de venta en herbolarios o tiendas de cosmética natural). Emulsiona bien ambos ingredientes hasta formar una pasta homogénea. Cada vez que nos vayamos a lavar el pelo, agregaremos dos cucharadas de esta mezcla a una yema de huevo bien batida dejando que actúe algunos minutos para nutrir tu cabello. El resultado es una melena mucho más brillante, suave y fácil de peinar. Sin embargo no conviene abusar de esta fórmula para evitar la grasitud en el cuero cabelludo.

Esperamos que te hayan gustado nuestros consejos de hoy y nos cuentes tus tips de remedios caseros para darle fuerza y brillo a tu pelo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies