Moda

Consigue un look de impacto con pestañas postizas de plumas.

Cada vez vemos con más frecuencia que la última moda en maquillaje reincorpora elementos del pasado que habían quedado en desuso por ser poco prácticos o muy artificiales. Uno de ellos son las pestañas postizas, que tuvieron su época dorada en la década de los 50′ pero dejaron de utilizarse con posterioridad por su escasa comodidad y por la elección de un nuevo ideal de belleza, más natural y menos sofisticado. Sin embargo, aun entonces, las pestañas largas seguían considerándose más bonitas y se recurría al rímmel para espesarlas y al rizador para hacerlas más curvas dándoles la forma de un abanico.

La mirada es una de las principales armas de seducción femenina. Los maquillajes de noche tienden a enfatizar mucho la profundidad y misterio de los ojos de la mujer, pero los juegos de sombras intensos pueden hacer a menudo que las pestañas queden completamente en un segundo plano, pese al delineado. Por este motivo, muchas veces se emplean pestañas postizas para conseguir una mirada aun más intensa y expresiva.

Sus diseños y acabados son cada vez más menos artificiales, confundiéndose a la perfección con tus propias pestañas si lo que buscas es un acabado natural. De hecho, en los últimos años ha crecido su uso dentro de los maquillajes nupciales. Actrices, presentadoras de TV y modelos de fotografía recurren a ellas constantemente (no creáis que consiguen esas pestañas tan largas y espesas simplemente utilizando máscara).

Pero junto a esta tendencia de “natural look” vemos también otra que tiene cada vez más empuje en las pasarelas de moda: la de las pestañas postizas elaboradas con cristales, plumas y de múltiples colores. Son las auténticas protagonistas de los maquillajes de fantasía y vanguardia, ideales para lucir en una fiesta de disfraces o en una sesión fotográfica muy artística.

En nuestro artículo de hoy, te hablaremos en concreto de las pestañas postizas postizas de plumas, que no deben confundirse con las pestañas sintéticas de colores que se utilizan en los looks carnavalescos.

Los pioneros en reintroducir este elemento en las últimas tendencias de maquillaje artístico han sido la marca japonesa Shu Uemura quienes proponen combinarlas con un look totalmente nude para resaltar el dramatismo que aportan a la mirada. Más tarde, las firmas Marchesa y Make Up Forever también las incluyeron en sus desfiles, y cómo no, tampoco podemos olvidarnos de la extravagante Lady Gagá quien ha demostrado ser fanática de esta moda a la hora de crear sus disparatadas puestas en escena y apariciones en público.

Las pestañas postizas de plumas pueden tener muchos y variados tipos de diseños, formas y colores, dependiendo del tipo de pluma que se utilice: colibrí, faisán, alondra, pavo real…

Nos encontraremos desde las más características en forma de abanico a aquellas que tienen solamente plumas en el extremo exterior del ojo, las que conservan su color natural, las teñidas, en un solo color, las bicolores… etc.

1) ¿Cómo colocarlas?

La técnica para colocar unas pestañas postizas de plumas, no difiere en esencia de la forma de colocación de unas pestañas postizas normales, de modo que para no repetirnos en exceso te referiremos a nuestro artículo del mes de febrero “Cómo colocar unas pestañas postizas paso a paso” donde te enseñamos detalladamente y con videos el modo correcto de hacerlo.

En este artículo de Moli en paper blog vemos también cómo se colocan y cómo quedan unas pestañas postizas de plumas de la marca Elise Faux Eyelashes #404 – Long Drama Queen Feather Eyelashes.

Primero, hay que tomarlas con unas pinzas planas y medirlas sobre la línea natural de tus pestañas. Si quedan demasiado largas, las recortaremos un poco siempre desde la parte del lagrimal.

A continuación, aplicaremos pegamento por todo el borde. Vemos que aquí la maquilladora utiliza DÚO eyelash adhesive. Con las mismas pinzas presionamos un poco hacia el centro del ojo y esperamos un minuto a que el pegamento se seque.

Para un resultado más natural, trazaremos con un delineador fino y preferentemente líquido una línea a ras de las pestañas y matizaremos el resultado con una ligera capa de máscara.

Para retirarlas tenemos que ser especialmente delicadas. Las pestañas postizas de plumas son más frágiles que las sintéticas y es fácil estropearlas. Tienes que tirar de ellas suavemente y limpiarlas luego con ayuda de un bastoncito y un poco de desmaquillante hasta retirar todos los restos de pegamento para que no se deterioren.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies