Belleza y Salud

Vitaminas para un cabello sano y bonito.

¿Estás tratando de dejar crecer tu melena pero sientes que tu cabello se ha vuelto demasiado frágil, áspero al tacto, apagado y sin vida? ¿Notas que comienza a caerse más de lo habitual y a menudo encuentras el cepillo o la almohada llenos de pelos sueltos? Tal vez, entonces, tu cabello necesite de una ayuda extra. De igual modo que recurrimos a los cosméticos para hidratar y nutrir nuestra piel, tu pelo precisa también de un aporte diario de vitaminas y minerales para mantenerse fuerte, sano y brillante.

1) La importancia de los alimentos.

La alimentación es la primera fuente indispensable de nutrientes para nuestro organismo. Un cabello sano y vigoroso, suele ser indicativo de un buen estado de salud. En cambio, la carencia de hierro o anemia ferropénica, es una de las causas principales de la despoblación capilar en mujeres. Si no proveemos a nuestro cuerpo desde el interior de aquello que necesita, los remedios de uso tópico no servirán de mucho.

Mantener de forma continuada dietas relámpago (casi todas ellas desequilibradas y basadas en el predominio de un único alimento) pueden generar carencias nutricionales que hacen que tu salud en general, y la de tu cabello, se resienta. Algunos de los nutrientes y vitaminas que no pueden faltar en tus comidas son:

*  Vitamina B5 y vitamina H: te ayudan a conseguir un cabello más fuerte y resistente. Las encontrarás en los cereales como el germen de trigo, la levadura de cerveza o la jalea real.

* Vitamina A: estimula el crecimiento del cabello. Se encuentra principalmente en el pescado, los huevos y algunos vegetales como la zanahoria.

* Vitamina E: si tu pelo es demasiado fino y quebradizo, puede deberse a agresiones externas y a un excesivo uso de la plancha y del secador, pero también es posible que tengas un déficit de esta vitamina. Su principal fuente de aporte son las verduras de hoja verde como las espinacas, los frutos secos y legumbres como la soja.

* Ácidos grasos esenciales: presentes sobre todo en el pescado azul, los frutos secos y los aceites de semillas, estas grasas esenciales previenen la sequedad, la fragilidad y la caída del cabello.

Recuerda que en épocas de tu vida en las que se producen cambios hormonales, como el embarazo o la menopausia, es posible que necesites de un aporte extra de ciertas vitaminas. Consulta con tu médico la posibilidad de tomar algún tipo de complejo vitamínico.

2) Pon freno a la caída.

La caída del cabello puede estar originada por muchas causas, desde el estrés a cambios estacionales, manipulación indebida que lleva a movimientos de tensión continuada y otras agresiones… incluso puede infuir la toma de ciertos medicamentos como algunos indicados para el colesterol, la hipertensión o anticonceptivos. Sin embargo, cuando esta caída es excesiva, conviene descubrir sus causas cuanto antes para evitar llegar a la alopecia. Uno de los motivos más frecuentes por los cuales se cae el pelo o se rompe al cepillarlo, es la carencia de ciertas vitaminas y minerales, esenciales también para la regeneración de nuestra piel y la dureza de las uñas. Citaremos algunas de ellas:

* Zinc: es un elemento indispensable en la síntesis de proteínas. Su carencia se refleja en un cabello quebradizo y con tendencia a romperse. También pueden aparecer manchitas blancas debajo de las uñas.

* Cobre: fomenta la eficacia de la vitamina C que favorece la microcirculación en el cuero cabelludo, nutriendo el folículo piloso. Hace también que tu melena se vea más brillante y bonita. Si tu cabello luce muy mate y sin vida, puede deberse a un déficit de esta sustancia.

* Calcio: es esencial para fortalecer nuestros huesos, pero también está presente en la estructura de las fibras capilares. Si los niveles son muy bajos, puede producirse una caída paulatina del cabello.

3) Complementos: un refuerzo natural.

Constituyen un suplemento muy beneficioso que ayuda a reforzar el efecto que ejercen los nutrientes que hemos recomendado. Se suelen tomar en cápsulas o por vía oral.  Son económicos y se adquieren en farmacias o herbolarios.

* Levadura de cerveza: rica en vitamina B, sales minerales y aminoácidos. Refuerza el pelo frágil y las uñas quebradizas.

* Extracto de quinoa: aporta aminoácidos azufrados, elementos imprescindibles para la síntesis de queratina del pelo. El extracto de quinoa estimula el bulbo piloso, frenando la caída del cabello y favoreciendo su crecimiento, y también es un suplemento idóneo para reforzar las uñas.

4) Tratamientos reparadores con queratina.

La queratina es una proteína que forma parte de las uñas y del cabello, haciendo que se mantenga fuerte y sano. La falta de queratina se puede suplir con distintos productos como champús, mascarillas, acondicionadores y los sérums que contienen esta proteína reparadora y reconstruyen las fibras capilares dañadas, aportándole brillo y suavidad a tu melena. En las peluquerías y salones de belleza, existen tratamientos capilares especializados a base de queratina, que revitalizan el pelo y le dan más cuerpo y volumen.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies