Belleza y Salud

Labios bonitos a cualquier edad.

Si quieres lucir unos labios bonitos y sensuales independientemente de tu edad, sigue estos consejos y conseguirás tu objetivo.

La piel de los labios es más fina y delgada que la del resto del cutis; por este motivo necesitan cuidados y atenciones especiales para retrasar los signos del envejecimiento.

De sobra está decir lo perjudicial que resulta el tabaco para tu piel: incrementa la acumulación de radicales libres, dificulta la circulación sanguínea y la oxigenación celular. Pero, además, es especialmente nocivo para el contorno de la boca ya que el humo caliente del cigarro agrede contínuamente este área. Las mujeres fumadoras pueden tener arrugas prematuras en el labio superior al llegar a la treintena si es que han fumado desde jóvenes. De modo que, si quieres tener unos labios sexys, el primer consejo que te daremos es dejar el cigarrillo. Tu salud y tu belleza te lo agradecerán.

El segundo consejo tiene que ver con otro de los agentes externos que más agrede a la fina piel que recubre tus labios: los rayos ultravioleta. Siempre cuidamos nuestro cutis aplicándonos cremas con filtros solares, pero, curiosamente, muy pocas mujeres se fijan en que su barra de labios o bálsamo labial tenga agentes fotoprotectores. Paradójicamente, los labios son la zona del rostro que menos melanina tiene (por eso presentan un color rosado). Por ende, los rayos solares los resecan, los dañan y a la larga los envejecen más. Para evitarlo, trata de fijarte a partir de ahora en que tu labial tenga un FPS 30 como mínimo.

Una exfoliación semanal también es muy beneficiosa porque reactiva la microcirculación en la zona y elimina las pielecitas. Puedes fabricar tu propia exfoliante casera para labios con una cucharada de aceite de oliva y una cucharadita de azúcar. En este artículo te enseñamos cómo hacerlo.

Finalmente, hidrátalos todas las veces al día que sea necesario. Ten a mano un bálsamo labial enriquecido con ingredientes naturales como la manteca de cacao o la manteca de karité. Si tienes más de treinta años, te recomendamos que por las noches los humectes un poquito con una crema que contenga retinol. Masajéalos suavemente con la yema de los dedos mientras lo hagas y termina su aplicación con ligeros golpecitos. De este modo reactivarás la circulación y, además, los componentes de los cosméticos penetrarán mejor en tu piel.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies