Belleza y Salud

Cómo transportar tus cosméticos y utensilios de maquillaje sin que se estropeen.

La mayoría de las chicas solemos llevar en nuestro bolso un brillo labial, unos polvos matificadores, una máscara de pestañas, etc. con el fin de retocar nuestro maquillaje si a lo largo de la jornada se va deteriorando por el calor de las calefacciones, el contacto de nuestros labios con la comida o el simple gesto de restregarnos los ojos, a veces, inconscientemente.

El problema es que, la mayoría de las veces, no transportamos únicamente cosméticos en nuestro bolso. Llevamos también el móvil, el monedero, el paquete de kleenex, nuestro perfume favorito, etc. Como consecuencia, no es improbable que suceda algún accidente por los ajetreos de última hora y los golpes que reciben al entrechocar entre sí todos estos objetos en el interior de nuestro bolso: cajitas rotas, brochas estropeadas, maquillajes partidos y, en el peor de los casos, que algún botecito se abra y su contenido se derrame ensuciándolo todo. Para que no vuelva a suceder, en nuestro artículo de hoy te diremos algunos consejillos que pueden ayudarte para transportar tus cosméticos de un lugar a otro sin que se estropeen. No te llevarán más tiempo que si lo haces de una forma desordenada, pero si tienes estos detalles en cuenta, conseguirás prolongar la vida de tus maquillajes:

* Prioriza: por lo general, si la finalidad es retocarse, no necesitas llevar encima sombras de ojos, eyeliners, etc. porque este tipo de productos se aplican una sola vez y no admiten arreglos. Por lo tanto, será suficiente con traerse consigo el pintalabios o lip gloss y unos polvos sellantes para matizar nuestro rostro cuando empiecen a aparecer los brillos. Ahora bien, si vas a maquillarte o maquillar a otra persona en el lugar de destino y necesitas cargar con bastantes cosméticos encima, prescinde al menos de aquéllos que realmente no vas utilizar porque solamente se recurre a ellos en ocasiones especiales como las purpurinas y escarchas típicas de los look de fantasía y navideños, las barras de labios en tonos extravagantes, etc.

* Compra un neceser acolchado: es la mejor forma de que tus cajitas de sombras y botes de plástico no se rompan por el impacto de otros objetos que lleves en tu bolso. Fíjate en que tu neceser tenga un revestimiento interno plastificado (la mayoría lo incluyen) para que si, de casualidad, se abre un pintauñas o una base líquida en su interior, sea sencillo limpiarlo y no se estropee completamente.

* Otra opción consiste en comprar estuches de maquillajes surtidos que ya incorporan en su interior todo lo necesario: pastillas de sombras, polvos traslúcidos, coloretes, pintalabios, delineadores y varios pinceles. Es la forma más segura de tener a mano todo lo que necesitas, ahorrar tiempo y no olvidarte nunca de ningún producto.

* Conserva las cajitas originales: si llevas los dúos de sombras, los coloretes, etc. en su cajita de cartón original, evitarás que se rompan al chocar entre ellos. Las brochas deben ir siempre envueltas en sus fundas de plástico protectoras para impedir que las cerdas se estropeen y se caigan.

* Cuidado con los cosméticos de textura líquida: bases fluídas, máscaras, pintauñas, etc. Asegúrate de que los envases estén siempre bien cerrados para que no se derramen de forma accidental. De todos modos, por si ésto sucede, te recomendamos ser previsora y llevar a mano unas toallitas húmedas desmaquillantes (que por otra parte tienen otros usos como el de ayudarte a retirar mejor los restos de pintalabios antes de aplicar otra capa sin que se corra).

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies