Belleza y Salud

Cremas y pastillas para aumentar los senos sin cirugía ¿realmente funcionan?

Muchas chicas desean aumentar el tamaño de sus senos pero les da miedo el quirófano y buscan otras alternativas a la cirugía. La industria cosmética, las parafarmacias y otros modelos de negocio de dudosa reputación, nos ofrecen soluciones presuntamente basadas en fórmulas naturales, que no tienen efectos secundarios y que están basadas en las propiedades beneficiosas de algunas plantas (fitoterapia). Pueden presentarse en forma de píldoras, cremas de uso local o incluso mascarillas. Su precio suele ser muy elevado por eso antes de comprarlas pensamos ¿realmente funcionan? y lo que es más importante ¿son seguras para mi salud?

El tema es realmente controvertido. Sus fabricantes, como no puede ser de otro modo, prometen resultados increíbles. Algunas mujeres que lo han probado reconocen una mejoría mientras que otro porcentaje admite que todo es un engaño publicitario similar al que existía hace años con los productos que aseguraban curar la calvicie.

Realmente debes pensar que si existiesen pastillas milagrosas que hiciesen aumentar el tamaño de tus pechos en cuestión de meses, ninguna mujer se sometería a una operación de mamoplastia de aumento.

Pero todavía más importante es evaluar si estas pastillas son tan inofensivas como se publicita, y si por no correr los riesgos de una intervención quirúrgica nos estaremos exponiendo a otro tipo de peligros para nuestra salud al automedicarnos. ¿Cómo nos explican los efectos de estas pastillas sobre nuestro organismo? Pues bien..

* En primer lugar nos dicen que estas píldoras y pastillas estás formuladas a base de ingredientes naturales tales como la semilla Feneugreek, la hoja Damiana, extracto de la raíz Black Cohosh y otros. Estas plantas son ricas en betacarotenos, flavonoides y vitaminas que intervienen en la formación y regeneración de los tejidos. Según sus fabricantes los fitonutrientes son capaces de actuar sobre la producción de estrógenos, estimulando así el desarrollo de las glándulas mamarias que obtienen un mayor volumen y firmeza.

No negaremos en ningún momento las maravillosas virtudes que tiene la fitoterapia sobre la belleza y cuidado de nuestra piel. Si estas plantas tienen un alto contenido en vitaminas y nutrientes de origen vegetal, pueden funcionar de modo similar a los antioxidantes orales, mejorando la tersura y suavidad de nuestra epidermis, rejuveneciéndola y haciendo que se vea más bonita. Ahora bien, es prácticamente imposible que ésto se traduzca en un aumento del tamaño de tus senos ya que ningún producto de origen vegetal puede aumentar la cantidad de estrógenos (ésto solamente puede conseguirse siguiendo un tratamiento médico de tipo hormonal).

* Se nos garantiza un cambio de volumen en un tiempo récord (2-3 meses) y se nos promete que los resultados serán permanentes. La cantidad de pastillas que debemos ingerir al día es variable (2,3 y en algunos casos ¡hasta 15 pastillas!). Pero en algunos prospectos se nos advierte que pueden provocar somnolencia. Debido a la facilidad para hacerse con este tipo de productos a través de internet, pueden ser adquiridas hasta por menores de edad. Sin embargo, sus reacciones en el organismo y sus efectos secundarios no están suficientemente estudiados ya que pasan los controles de salud no como medicamentos sino como productos de naturopatía o parafarmacias. Es muy importante que, antes de comenzar a tomarlos si nos decidimos a hacerlo, nos aseguremos de que sus componentes estén aceptados por los organismos oficiales de salud de nuestro país y que no estén contraindicados con otros medicamentos o tratamientos que estemos siguiendo. Si tenemos problemas cardíacos, tensión alta o diabetes puede que estén desaconsejados para nosotras, por lo tanto, si tienes dudas, consulta a tu médico sobre su ingesta.

* No caigas en la espiral del timo. Muchas veces la empresa encargada de distribuir el producto, argumenta ante nuestras reclamaciones que en nuestro caso específico es necesario prolongar más meses el tratamiento para evidenciar cambios. Así, y poco a poco, iremos tirando nuestro dinero en estos productos que por otra parte tienen un precio muy elevado y pagando por promesas que no llegan a hacerse realidad.

En cuanto a las cremas y mascarillas, nos encontramos con unas campañas de márketing muy similares: aumento de senos sin cirugía garantizado, resultados permanentes en pocos meses y fórmulas cosméticas basadas en ingredientes naturales, semillas y plantas. En realidad, se trata de una crema reafirmante más. No son perjudiciales pero tampoco dan resultados fiables.

Acéptate y quiérete tal cual eres. No merece la pena jugarte tu salud por unos centímetros de más. Por otra parte, si realmente tienes un complejo importante y estás decidida a dar el cambio, ponte en manos de profesionales médicos: desde ejercicios a lipoinyecciones utilizando la propia grasa de tu cuerpo, pueden servirte para lograr tu objetivo si es que no deseas ponerte implantes.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies