Belleza y Salud

Cómo limpiar tus utensilios de higiene y belleza

Los utilizamos constantemente: brochas de maquillaje, esponjitas, cepillos de dientes, peines y cuchillas de afeitado. Si no se limpian correctamente y con la frecuencia debida, los utensilios de higiene corporal y belleza facial se desgastan con mayor rapidez, pueden acumular suciedad, moho e incluso impregnarse de malos olores.

No descuides su limpieza pues al entrar en contacto con tu piel contínuamente, podrían causarte problemas dermatológicos o incluso infecciones (por ejemplo, en el caso de que te cortes con una cuchilla sucia o que las cerdas sucias de tu cepillo de dientes entren en contracto con aftas bucales o encías sangrantes).

Para mantenerlos en buen estado, y limpiarlos sin que se estropeen, sigue los siguientes consejos:

* Peines y cepillos: tal como os contamos hace poco tiempo, deben limpiarse quitando antes los pelos enredados y sumergiéndolos luego en un recipiente de agua con amoníaco.

* Esponjitas: se lavan cada uno o dos meses (según la frecuencia de uso) con jabón actibacterial y agua tibia.

* Brochas y pinceles de maquillaje: muchas veces nos olvidamos de darles un repaso. Incluso si las guardamos en su estuche, los restos de maquillaje (polvos compactos, colorete, sombras de ojos) se van adhiriendo a ellas. Los lugares húmedos como el baño, pueden propiciar la proliferación de bacterias si es que no están bien guardadas en sus fundas.

Para limpiarlas debemos tener en cuenta el material del que están hechas: si son de pelo natural, puedes dejarlas como nuevas rociando sobre la palma de tu mano unas gotitas de champú neutro, moviendo la brocha o pincel en círculos y enjuagando en agua tibia. Repite el proceso las veces que sea necesario hasta que la suciedad haya desaparecido. Luego, sacude el agua y déjalas secando en posición vertical (nunca uses secador o las pongas cerca de una estufa o se estropearán). Otra alternativa, si no tienes champú neutro a mano, es utilizar jabón de bebés o, mejor aún, un producto específico para desinfectar pinceles de maquillaje como  Brush Cleanser de MAC.

Las brochas de pelo sintético, suelen utilizarse para aplicar productos oleosos como las bases fluídas, correctores, etc. Por lo tanto, en primer lugar, debemos de retirar los restos de grasa que se adhieren a las cerdas y no salen fácilmente con jabón. Deposita un poquito de aceite sobre la palma de tu mano y mueve la brocha en círculos sobre ella, enjuaga con agua tibia y repite el proceso hasta eliminar todos los residuos. Después, lávala con champú tal y como te enseñamos en el paso anterior.

* Cepillos de dientes: es necesario renovarlos cada 3 ó 6 meses dependiendo de su calidad, pero deben enjuagarse siempre con abundante agua corriente, sacudiendo los excesos después de cada cepillado. Elige aquellos que vienen equipados con una funda plástica para cubrir el cabezal, y así estarán mejor protegidos contra bacterias y contaminantes ambientales.

* Cuchillas de afeitar: es muy importante desinfectarlas a menudo para evitar infectarnos en el caso de producirse un corte. Para ello, empaparemos un algodón en un poquito del alcohol y lo deslizaremos sobre la superficie de la cuchilla.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies