En forma

Tips para sacar el máximo rendimiento a los ejercicios abdominales.

¿Quieres lucir un vientre firme y unos abdominales definidos este verano?

Trabajar esta zona de tu cuerpo no es una tarea sencilla. En nuestro artículo “Ejercicios para fortalecer los músculos abdominales” te explicamos en su momento, con detalle, cuáles son las rutinas más completas para esculpir los músculos abdominales superiores, inferiores y oblicuos. Comenzar con esta tabla puede ser una buena idea para ponernos en el buen camino y lograr nuestros objetivos.

No debemos olvidarnos tampoco de que un entrenamiento dinámico, debe combinar ejercicios de cardio con ejercicios de fuerza para quemar grasas a medida que tonificamos.

De igual modo, es importante que cambiemos nuestra mentalidad y llevemos una vida saludable, siguiendo una alimentación lo más sana posible y tratando de dedicar un par de horas a realizar algún tipo de actividad física (el sedentarismo es el peor enemigo de un vientre plano).

Los consejos que te daremos a continuación, te servirán además para sacar el máximo rendimiento a tus rutinas de ejercicios abdominales y evitar lesiones:

1) ¿Grasa abdominal o sobrepeso?

Una persona puede ser más propensa a acumular depósitos de grasa en una determinada parte del cuerpo (aunque, por lo general, las mujeres tienden a almacenarla en las caderas y los hombres en el abdomen).

Algunos tratamientos estéticos como la liposucción, las radiofrecuencias, la vacuumterapia o el láser lipolítico pueden deshacer los depósitos grasos de forma localizada, pero… ¿realmente es éste tu caso? Por la percepción propia que tenemos a veces de nuestro cuerpo, nos parece más antiestético tener barriguita que acumular grasa en otras zonas, ocultándonos a nosotras mismas un problema de sobrepeso (tal vez un ligero sobrepeso generalizado).

Si padecemos de sobrepeso, los métodos médico-estéticos anteriormente citados, no nos servirán de nada puesto que la grasa reaparecerá de nuevo una vez que hayamos vuelto a la rutina y retomado nuestros hábitos y alimentación de siempre. Para mantener los resultados, es imprescindible ponernos en manos de un endocrino que diseñe un programa nutricional adaptado a nuestras necesidades y a nuestro nivel de actividad física, tratar de llevar una vida saludable y mantenernos en nuestro propósito.

Los ejercicios abdominales, por otra parte, no sirven para adelgazar sino, únicamente, para tonificar y definir la musculatura. Si necesitas perder peso, te recomendamos que alternes su práctica con actividad física de tipo aeróbico (ejercicios de cardio) ya que son éstos los más indicados para disminuir el índice de grasa corporal. Realizar abdominales te ayudará a evitar la flacidez y la pérdida de tono que suele aparecer tras hacer dieta y reducir volumen.

2) Respiración y tensión

La correcta realización de estos dos pasos es la clave para trabajar a la perfección los músculos del abdomen.

El control de la respiración ayuda a evitar el agotamiento extremo y a oxigenar tus músculos haciendo que los ejercicios rindan mucho más.

Por otra parte, también es importante mantener la tensión de la musculatura abdominal a lo largo de toda la repetición. De este modo, nos aseguraremos de no realizar esfuerzos con otros músculos auxiliarles sino, exclusivamente, en aquellos que queremos definir.

3) Evita las lesiones

Si eres principiante, cuida tu espalda y no sobrecargues los lumbares. Podrías tener agujetas al día siguiente o ¡peor aún!, sufrir una lesión.

Mantén tu cabeza en una postura cómoda y sin tensar las cervicales.

Si no cuentas con un entrenador y estás comenzando a practicar por tu cuenta, no incluyas pesos por el momento ni utilices balones grandes de pilates para evitar accidentes. A medida que ganes fuerza y flexibilidad, puedes ir incorporándolos a tus rutinas de entrenamiento.

Por último, recuerda que la cama, no es el lugar ideal para hacer ejercicios abdominales pues la espalda siempre toma malas posiciones. Debes hacerlos siempre en el suelo y sobre una colchoneta.

4) ¡No te obsesiones!

No por hacer mil abdominales diarias, ganarás tono en un santiamén. ¡Más bien todo lo contrario! Los abdominales son músculos que como los demás, necesitan descansar para recuperarse y ganar densidad. Lo ideal es dedicarles un máximo de 3 a 4 días a la semana realizando series variables de 15-20 repeticiones.

5) Tonificar o definir

Trabajando con el peso de nuestro propio cuerpo lograremos tonificar nuestro abdomen, pero si quieres llegar a la hipertrofia (que no siempre es algo estético), necesitarás trabajar con cargas y ejercicios de resistencia, aunque en este caso ya será necesaria la ayuda y asesoramiento de un entrenador personal.

Asímismo, debes tener en cuenta que si decides tener unos abdominales marcados, deberías ejercitar también toda la musculatura de tu cuerpo para verte proporcionada.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies