Remedios naturales

Tres recetas naturales para prevenir la flacidez en el cuello.

mascarillas_cuelloEl cuello es una de las zonas de nuestro cuerpo más propensas a sufrir la flacidez y a descolgarse con el paso de los años. El movimiento contínuo de la cabeza y la condición ya de por sí delicada de la piel, pueden acelerar la aparición de arrugas si no somos precavidas.

Trata de evitar a toda costa las subidas y bajadas bruscas de peso y dispénsale los mismos cuidados de protección solar que utilizas en tu rostro.

Por las noches, extiende sobre la zona una crema antiarrugas para nutrir la piel en profundidad.

Dos veces a la semana nos aplicaremos también una mascarilla casera específica para luchar contra la flacidez. Hoy os enseñaremos a preparar tres recetas muy sencillas y económicas pero que te ayudarán a mantener la piel tonificada y libre de arrugas.

¡Empieza a cuidarte desde ahora! Una vida sana y un poco de apoyo de estos tratamientos de belleza natural, te ayudarán a conservar la juventud y belleza de tu cuello.

* Mascarilla antioxidante de manzana y melón: este emplasto es ideal para usar después de exfoliar previamente la zona. Debes rallar la manzana y agregarle el zumo de un cuarto de melón. Mezcla ambos ingredientes y aplica la pasta resultante sobre el cuello dejando que actúe unos 20 minutos. Transcurrido este tiempo, limpia bien el área a tratar con la ayuda de una esponjita suave y un poco de agua tibia. La manzana y el melón son dos frutas con propiedades antioxidantes que ayudan a mejorar la microcirculación celular y aportan vitaminas de origen vegetal a nuestra epidermis.

* Loción de frambuesas y pepino: lava seis o siete frambuesas, córtalas en trozos y añade medio pepino limpio y cortado en trocitos. Pasa esta mezcla por la trituradora hasta obtener una pasta fina. Agrega una cucharadita de vinagre de manzana y remueve para que se integre bien. Después, sobre el cuello perfectamente limpio, toma un pincel plano y extiende esta pasta desde el nacimiento del cuello hasta la barbilla. Espera 20 minutos hasta que se seque y enjuaga con abundante agua fría.

* Emplasto de almendras y aceite de oliva: ambos ingredientes son ricos en vitamina E y ayudan a combatir los signos del envejecimiento. Mezcla dos cucharadas de almendra en polvo y tres cucharadas de aceite de oliva virgen. Remueve bien hasta obtener una pasta consistente y aplícatela sobre el cuello. Luego envuelve toda la zona con gasas limpias o un paño de algodón húmedo y deja que actúe 20 minutos. Al finalizar, aclara con abundante agua fría y notarás al instante cómo la piel del cuello se vuelve más densa y tonificada.

Después de aprovecharte de las virtudes de cualquiera de estas tres mascarillas naturales, sería recomendable usar tu hidratante habitual.

Te animamos a que eches un vistazo a este otro artículo del mes de julio donde te enseñamos a elaborar un tratamiento de belleza antiarrugas especial para la zona del cuello a base de elastina e hidrolizado de colágeno.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies