Belleza y Salud

¡Guerra a los poros abiertos! Todos los trucos para un cutis fino y uniforme.

poros_dilatadosSi has llegado hasta este artículo o te has detenido a leerlo, posiblemente es porque notes que tus poros están visiblemente dilatados y estés ya cansada de probar productos y cosméticos nuevos para solucionar el problema. Realmente no es algo sencillo de atajar. Los poros abiertos suelen ser una característica propia de las pieles grasas y por lo tanto su aspecto mejora cuando aprendemos a dispensar a nuestro cutis los cuidados específicos que necesita. Sin embargo, también pueden influir otros factores que vengan a agravar la situación como las exposiciones solares frecuentes o la edad ya que al envejecer nuestra piel pierde colágeno y elastina, volviéndose más fina y menos densa lo que provoca que los poros se agranden.

La cosmética destinada al cuidado facial puede ayudarnos a cuidar nuestro tipo de piel pero no puede cambiarlo, al igual que un producto capilar para alisar el cabello puede conseguir que se vuelva lacio, pero si éste es rizado, volverá a encresparse cuando dejes de usarlo.

¿Qué quiere decir ésto? Simplemente que para mejorar la textura de tu cutis, si éste es graso, los cuidados deben ser constantes e ir enfocados a mantener los poros limpios y libres de impurezas para impedir que sigan aumentando de tamaño o que se infecten dando lugar a espinillas y puntos negros. Pese a que no exista una forma definitiva de contraer el poro, si controlamos las secrecciones sebáceas mediante productos astringentes y mantenemos limpia nuestra piel, poco a poco, los poros se irán cerrando y afinándose la superficie aunque es posible que nunca se vuelvan “invisibles”. ¡Tu guerra contra los poros abiertos no admite treguas! En nuestro post de hoy te informaremos sobre los tratamientos más eficaces para luchar contra este problema estético. Pero antes, conozcamos un poco su naturaleza y sus causas.

1) ¿Qué son los poros abiertos y qué los provoca?

Habrás escuchado muchas veces que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Constituye una barrera y defensa natural de nuestro organismo contra los ataques externos, desde protegernos de un golpe o de un corte a impedir que bacterias y parásitos se introduzcan en su interior. Sin embargo, no está completamente aislada. La piel está formada por varias capas y la más superficial de ellas (la epidermis) conecta con el exterior a través de los poros.

Los poros cumplen una función muy importante: por ellos eliminamos las toxinas y desechos que pudieran perjudicar a nuestro organismo. También aseguran cierta permeabilidad de la piel. Cuando nos aplicamos una crema hidratante, por ejemplo, todas las sustancias y nutrientes que contiene, se absorben a través de los poros.

En los poros finalizan a su vez las terminaciones de las glándulas sudoríparas y seborreicas. Nuestro cuerpo mantiene estable su temperatura corporal de este modo.

Cuando sudamos eliminamos agua y toxinas por los poros. No es de extrañar, por lo tanto, que puedan ensuciarse con facilidad.

Los poros abiertos son solamente un problema estético, no dermatológico en sí, ya que tu piel puede estar en perfectas condiciones y muy saludable pese a esta característica. Sin embargo, si no nos gusta verlos porque dan la apariencia de una textura mate o poco uniforme o porque suelen acumular impurezas fácilmente… ¿por qué no cuidarnos? Existen productos de higiene facial específicos o remedios naturales que nos ayudan a mejorar su aspecto.

A veces te habrás preguntado por qué tus poros se ensachan más de lo normal. No hay una respuesta única.

* Por lo general, los poros abiertos son una condición propia de la piel grasa o mixta. Nuestro cuerpo elimina toxinas diariamente por medio de los poros al segregar sebo. Este proceso se da en todo tipo de pieles, pero en los cutis grasos las glándulas sebáceas son más activas. Tienen como ventaja frente a los cutis normales o secos, que envejecen más paulatinamente ya que las secrecciones evitan que exista demasiada sequedad y que se formen arrugas. Como inconveniente, los poros aumentan de tamaño creando la apariencia de una superficie irregular y mate. Un poro dilatado es más propenso a ensuciarse o infectarse dando lugar al acné, aunque no siempre se da esta relación. Si mantenemos el poro limpio, no tienen por qué aparecer puntos negros o espinillas.

* Suelen ser más visibles en ciertas zonas donde el número de glándulas sebáceas es mayor: frente, nariz y barbilla (zona T) aunque algunas personas también los tienen bastante visibles en las mejillas o en la parte central del rostro.

* Dado que los poros aumentan de tamaño debido a las secrecciones sebáceas, una situación de estrés puede desencadenar en que las células sebáceas se sobreestimulen y los poros se agranden.

* Edad: con el paso de los años la piel pierde elasticidad y densidad. Al volverse más fina, los poros también se notan más.

* Factores hormonales: durante el ciclo menstrual o la menopausia, las glándulas sebáceas pueden estar más activas debido al aumento o disminución del nivel de estrógenos.

* Cuidados inadecuados de la piel: ir a la sauna en exceso o saturar la epidermis con demasiados cosméticos, puede empeorar la situación.

* El tabaco tampoco es un buen amigo de tu piel. Impide su oxigenación y entorpece los procesos de renovación celular.

* Algunos medicamentos o la falta de sueño pueden influir de igual modo.

Conociendo algunos de los factores que perjudican a tu piel, es más fácil tratar de prevenir que el poro se dilate evitando algunas de sus causas: trata de dormir las horas necesarias, aliméntate bien e hidrata tu cutis con cosméticos libres de aceites para evitar que el poro se tapone.

A continuación, en las páginas que siguen, te daremos algunos consejos para mantenerlos limpios y controlar las secrecciones.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies