Remedios naturales

Cómo hacer un masaje de drenaje linfático en casa.

drenaje¿Tienes celulitis? El drenaje linfático es un excelente tratamiento de belleza para mejorar la apariencia de la piel de naranja. Mediante masajes suaves en la superficie de la piel es posible movilizar los fluidos corporales atrapados en el tejido subcutáneo reactivando la circulación y favoreciendo la expulsión de toxinas que suelen acumularse debido a una mala alimentación o a la vida sedentaria.

El sistema linfático es una parte de nuestro sistema circulatorio encargada de transportar los nutrientes y los glóbulos blancos al torrente sanguíneo, pero también las toxinas y desechos celulares para que estas sustancias no necesarias al cuerpo sean eliminadas. Si nos alimentamos de comida basura, refrescos, frituras, bollería industrial o si somos fumadoras, el nivel de toxinas en sangre será muy elevado por lo que nuestro hígado y nuestros riñones no podrán eliminarlas por completo. Los fluidos se acumulan en otras partes del cuerpo dando lugar a la retención de líquidos o bien a la piel de naranja, si se depositan en el tejido subcutáneo. El drenaje linfático puede ayudarnos a “arrastrar” nuevamente estos desechos al torrente sanguíneo para que sean eliminados. Es por tanto una ayuda valiosa, pero si no lo combinamos con una dieta sana y unos hábitos de vida saludables, el problema volverá a reaparecer.

Entrando ya en terreno, podemos disfrutar de un masaje linfático en diferentes centros de belleza y spa, pero si tu presupuesto no te permite acudir de forma habitual a estos sitios, no sería mala idea aprender a hacerlo nosotras mismas en casa.

¿Cómo hacernos un automasaje de drenaje linfático?

En primer lugar sería recomendable imprimir un diagrama del sistema linfático donde se muestre la ubicación exacta de los ganglios. Realiza suaves movimientos de presión con los dedos sobre las ingles.

Una vez que se hayan vaciado los ganglios, reactivaremos el sistema linfático; acuéstate boca abajo, levanta los pies y comienza a mover las piernas arriba y abajo.

Por último, recostada sobre la espalda, eleva las piernas y realiza masajes en las piernas en dirección al corazón.

Recuerda que para hacer más agradable esta terapia, puedes utilizar un aceite o crema de masaje. Si optas por esta última, procura que tenga entre sus ingredientes cafeína, ginko o centella asiática ya que reactivan la microcirculación a nivel celular y ayudan a combatir la celulitis.

Dos o tres veces a la semana son suficientes para obtener buenos resultados.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies