Remedios naturales

Mascarilla nutritiva y rejuvenecedora a base de polen

En muchas ocasiones os hemos hablado en el blog de las increíbles virtudes cosméticas de la miel para cuidar nuestra piel. Pero ¿sabías que el polen de abeja es también un auténtico elixir de vitaminas para rejuvenecer tu cutis?

El polen contiene de forma muy completa muchos de los elementos indispensables para la vida de todo organismo. Como complemento alimenticio, puede aumentar nuestra resistencia ante ciertas enfermedades, ayudarnos a recuperar el apetito, remineralizar nuestros huesos, reforzar la memoria, regular el tránsito intestinal e incrementar la resistencia ante el esfuerzo físico (muy útil para deportistas).

Además es rico en Riboflavina, vitamina A y Zinc… ¿Te animas a añadir una cucharadita de polen a tus yogures o al zumo del desayuno?

polen

En nuestro artículo de hoy te enseñaremos a aprovechar las fantásticas virtudes del polen de abeja en tu piel. Para hacerlo, sólo necesitas preparar estas sencillas mascarillas 100% caseras y naturales:

1) Mascarilla de polen y soja

Necesitas:

  • 2 cucharaditas de polen de abeja
  • Una cucharada de harina de soja
  • Una cucharada de agua mineral sin gas

Preparación: tritura las dos cucharaditas de polen hasta que se pulvericen. Colócalas en un recipiente y agrega la cucharada de harina de soja y el agua mineral sin gas. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea.

Esta mascarilla debe utilizarse como una exfoliante, sobre el rostro humedecido. Aplica sobre cara, cuello y escote dejando que actúe aproximadamente 20 minutos. Finalmente retírala con agua tibia.

Puedes recurrir a ella hasta dos veces por semana.

2) Mascarilla de polen con yema de huevo

Necesitas:

  • Una cucharadita de polen de abejas
  • Una yema de huevo
  • Una cucharadita de aceite de almendras
  • Una cucharadita de agua de rosas

Preparación: coloca en un recipiente la yema de huevo, añade la cucharadita de polen de abejas, el agua de rosas y finalmente el aceite de almendras. Remueve todos los ingredientes para que se mezclen bien y deja reposar la mezcla unos diez minutos. Finalmente, aplícatela sobre rostro y cuello con ayuda de una brocha para que quede lo más uniforme posible. Es una mascarilla válida para todo tipo de piel.

Esperamos que te hayan gustado nuestros consejos de belleza de hoy. Para aprender a preparar otras mascarillas caseras te recomendamos leer nuestro artículo “Las mejores mascarillas caseras para todo tipo de piel”. ¡Seguro que encuentras una que te vaya fenomenal!

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies