Remedios naturales

Plantas que estimulan la producción de colágeno

colageno-pielEl colágeno es una de las proteínas principales de nuestro cuerpo. Está formado por una síntesis de aminoácidos como la glicina, prolina, hidroxi-prolina y arginina. Constituye entre el 25% y el 50% de la masa proteica total de nuestro organismo.

Esta sustancia desempeña una función muy importante en la formación del tejido conectivo: huesos, músculos, tendones y, especialmente, en la piel.

Existen diferentes tipos de colágeno. El colágeno que se encuentra en la dermis se compone de fibras y es segregado por un tipo de células llamadas fibroplastos. Su función fundamental es la de proporcionar firmeza y elasticidad a la piel.

El colágeno mantiene las células que forman los tejidos unidas. Refuerza la estructura de la piel formando una barrera protectora contra microorganismos, sustancias tóxicas y contaminación medioambiental.

A medida que envejecemos el colágeno comienza a deteriorarse. Esto sucede como consecuencia de la disminución en la producción de hormonas, aunque existen otros factores que pueden acelerar el proceso como el tabaquismo o las exposiciones solares prolongadas sin protección.

Según los expertos, a partir de los 40 años perdemos un 1% de colágeno cada año, de modo que cuando lleguemos a los 70 años habremos perdido el 30% del colágeno de nuestra piel.

A nivel estético la falta de colágeno se evidencia en la falta de firmeza, sequedad, arrugas y flacidez.

Algunos consejos para envejecer mejor:

  • Reduce la exposición al sol: según expertos del Centro Médico en la Universidad de Maryland, los rayos ultravioleta pueden dañar el colágeno (además de ser los causantes de la mayor parte de los melanomas o cánceres de piel). Si trabajas al aire libre o quieres broncearte, es importante usar una crema con bloqueador solar (FPS30 como mínimo) y renovarla a medida que pasan las horas.
  • Huye del tabaco: perjudica gravemente tu salud y la de los que te rodean. Además, la nicotina y las sustancias contaminantes que contiene el cigarrillo provocan la aparición de radicales libres que dañan las estructuras de otras células vecinas y, muy especialmente, destruyen el colágeno que sirve de unión entre ellas.
  • Haz ejercicio: mejora la circulación, oxigena la sangre y nos ayuda a depurar toxinas. Por ello es de vital importancia en el marco de una vida sana.
  • Alimentación equilibrada: es indispensable proveer a nuestro cuerpo de los nutrientes necesarios para favorecer la síntesis de proteínas: minerales, vitaminas y aminoácidos. Es  especialmente importante la lisina (carnes rojas, bacalao, sardinas), la vitamina C (brócoli, naranjas, tomates), la prolina (abundante en el queso) o las antocianidinas que estimulan la producción de colágeno necesario para el buen estado de la piel y las articulaciones (las encontrarás en los arándanos azules).
  • Duerme las horas necesarias: la formación de colágeno nuevo se produce mientras dormimos, especialmente en la primera etapa del sueño que es cuando se produce la síntesis de proteínas a partir de los distintos nutrientes que hemos obtenido a lo largo del día.

Como vemos, la formación de colágeno está directamente relacionada con la producción de proteínas en general. La dieta y las hormonas juegan un papel clave. Unos niveles altos de HGH (hormona del crecimiento) pueden favorecer la producción de colágeno y elastina.

Durante la menopausia cae la producción de estrógenos y esto repercute en la formación de colágeno nuevo. Algunos médicos recomiendan terapia hormonal sustitutoria para aquellas mujeres que sufren una menopausia temprana.

¿Cómo estimular la producción de colágeno?

Hoy en día existen muchos tratamientos estéticos no invasivos para regenerar el colágeno dañado de la piel. Tal vez el más conocido sea la radiofrecuencia, basado en radiaciones electromagnéticas que calientan las capas más profundas de la dermis estimulando la producción de colágeno nuevo. Existen también otros métodos como la mesoterapia, los peelings o el láser Fraxel.

Pero, claro está, lo más importante es seguir unos hábitos de vida saludables. Además de los consejos que te dimos anteriormente, existen algunas plantas que contribuyen en la producción de colágeno nuevo, mejorando la síntesis de proteínas y combatiendo los radicales libres gracias a su alto contenido en antioxidantes.

plantas-colageno

Entre ellas destacan:

Caléndula

aceite-calendulaSu flor se llama popularmente “maravilla” y se utiliza desde hace siglos en cosmética natural para el cuidado de la piel. Posee propiedades antisépticas, cicatrizantes y calmantes.

Puedes preparar tu propio aceite de caléndula para uso cosmético recolectando flores de caléndula con sus brotes y sumergiéndolas en un frasco de cristal con aceite de almendras. Deja que maceren durante 15 días y tendrás tu propio aceite vegetal de caléndula 100% natural. Está especialmente recomendado para pieles secas y envejecidas.

 

Arándanos

arandanosSon ricos en antioxidantes y nos ayudan a combatir los radicales libres. Además de incluirlos diariamente en tus postres y desayunos, puedes beneficiarte de ellos por partida doble preparando una mascarilla casera de arándanos.

¿Cómo hacerla? Simplemente tritura un puñado de arándanos y agrega una cucharada generosa de aceite de oliva y una cucharada de avena (rica en vitamina E). Mezcla bien todos los ingredientes y extiende la mascarilla sobre tu rostro dejando que actúe unos 15 minutos. Luego retírala con abundante agua tibia. Esta mascarilla es muy sencilla de elaborar y muy eficaz para combatir el envejecimiento de la piel y reducir bolsas y ojeras.

Cola de caballo

extracto-de-cola-de-caballoEs rica en silicio, sustancia que desempeña un importante papel en la formación de colágeno nuevo.

Si quieres preparar una loción reafirmante y antiarrugas a base de cola de caballo, hierve 25 gramos de cola de caballo en una taza de agua y luego déjala a fuego lento hasta que se consuman 2/3 (deben quedarte unos 150 ml de infusión concentrada de cola de caballo). Una vez fría, agrega 150 ml de agua de rosas y unas gotitas de glicerina. Si la temperatura ambiental es superior a 24º, recomendamos guardarla en el refrigerador.

Rosa Mosqueta

aceite-rosa-mosquetaSu aceite tiene un alto contenido en vitamina C. Un estudio realizado por Linus Pauling, Ph.D., sugiere que la exposición de las células cutáneas a la vitamina C incrementa ocho veces la producción de colágeno.

Para hacer nuestra propia receta casera de aceite natural de rosa mosqueta, seguiremos el mismo procedimiento que hicimos con el aceite de caléndula. Simplemente recolecta las flores de rosa mosqueta y déjalas macerar en un frasco de cristal con aceite de almendras durante 20 días.

Té verde

te-verdeUn auténtico elixir de belleza y salud. Tiene un alto porcentaje en antioxidantes que impiden la formación de radicales libres.

Además de beberlo en infusiones diariamente (lo más recomendable), puedes preparar una fantástica exfoliante natural a base de té verde.

Para ello necesitas: dos bolsitas de té verde, una cucharadita de té verde en polvo, 3/4 de una taza de azúcar y dos cucharadas de aceite de coco.

Vacía las bolsitas de té verde en un recipiente limpio y añade el azúcar y el té verde en polvo. Mezcla bien todos los ingredientes y después agrega el aceite de coco y vuelve a remover. Almacénalo en un recipiente con cierre hermético para poder usarlo siempre que quieras.

Puede utilizarse para rostro y cuerpo. Aplica tu exfoliante de té verde sobre la piel húmeda y realiza suaves movimientos circulares para no irritar. Deja que actúe 15-20 minutos y después retíralo con abundante agua tibia.

El té verde tiene propiedades antioxidantes que favorecen la regeneración celular. Además es antibacteriano, calmante y rico en vitamina C (favorece la síntesis de colágeno ayudando a prevenir la formación de arrugas y líneas de expresión). Verás que si usas con frecuencia esta exfoliante natural, tu piel luce mucho más saludable y hermosa.

Algas

mascarilla-algas-marinasSon muy nutritivas, ricas en vitaminas y minerales. Sin duda la mejor forma de aprovecharnos de sus virtudes es incorporándolas a nuestras sopas y ensaladas. Pero como bien sabrás, las algas tienen también muchas utilidades en cosmética: suavizan, tonifican e hidratan la piel.

Una de las mejores formas de aplicarnos las algas en la piel es en forma de mascarillas. ¿Te animas a comprobarlo?

Esta mascarilla de algas es muy sencilla de elaborar y digna del mejor spa. Sólo necesitarás dos cucharadas de algas en polvo, una cucharada de agua tibia y una cucharadita de miel. Mezcla todo y aplícatela sobre el cutis humedecido dejando que actúe unos 20 minutos. Después, retírala con abundante agua tibia.

Manteca de Karité

kariteProcede de un árbol al oeste de África. Es muy valorada en cosmética ya que estimula la regeneración celular, previene el envejecimiento de la piel y suaviza las estrías.

Te proponemos preparar una fantástica crema de noche totalmente casera a base de este ingrediente. Necesitarás: 75 gramos manteca de karité, 24 gramos aceite de rosa mosqueta y un gramo de 24 gramos aceite de rosa mosqueta.

Ablanda la manteca de karité en un recipiente (no metálico) al baño maría. Remueve con una espátula de madera hasta que se derrita por completo. Cuando esto ocurra, retírala del fuego y añade los aceites. Vuelve a remover bien y deja que se enfríe. Una vez que esté fría tomará una consistencia espesa y se verá de color amarillento. Bátela entonces suavemente con una batidora de mano hasta que quede como nata montada y reserva la mezcla en recipientes de cristal esterilizados.

¿Os han gustado nuestras recetas de cosmética natural? Recuerda que puedes enviarnos las tuyas propias si deseas que las publiquemos en el blog.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies