En forma

3 trucos insólitos para adelgazar. ¿Funcionarán?

Todas sabemos que para adelgazar y mantenernos en un peso saludable, es necesario seguir una alimentación sana y equilibrada y practicar algún tipo de actividad física con regularidad (al menos tres veces por semana).

trucos-insolitos-adelgazar

Al margen de esto, existen en internet muchos trucos y consejos para ayudarnos a alcanzar nuestro objetivo, mejorar nuestra concentración y aliviar el estrés que producen las dietas. Algunos de ellos pueden parecer un tanto absurdos pero dado que son totalmente inofensivos ¿por qué no ponerlos a prueba?

1) El color azul

Dicen que el color azul nos aporta tranquilidad y calma, pero es también un inhibidor psicológico del apetito. Aparece rara vez en los alimentos naturales y por ello nuestro cerebro nos predispone a no estar hambrientas cuando visualizamos este color.

Algunos expertos recomiendan instalar una luz azul en el refrigerador cuando estamos a dieta para reducir nuestros impulsos de comer. Platos, manteles azules o servilletas… viste de azul tu mesa y evitarás los atracones.

Plato-azul

2) Oler manzanas y plátanos verdes

Según apuntan investigaciones científicas, el aroma de estas frutas calma la sensación de apetito. Un truco infalible cuando tenemos la tentación de comer entre horas.

oler-manzana-platano

3) Comer frente a un espejo

Según investigadores del laboratorios de alimentos de la Universidad de Cornell, comer frente a un espejo puede ayudarnos a mitigar la ansiedad por ingerir alimentos sin control.

En el estudio participaron 185 personas a las que se les pidió que decidieran si querían comer un plato de frutas o una tarta de chocolate. Tras hacer su selección la mitad de ellos fueron colocados durante la comida frente a un espejo y la otra mitad comió en una habitación sin espejos.

Al final del experimento comprobaron que aquellos que se habían comido la tarta frente a un espejo la habían disfrutado menos que aquellos que habían devorado un trozo de tarta idéntico pero no habían tenido que mirarse mientras consumían el alimento. Entre los que comieron fruta no se encontraron diferencias relacionadas con el espejo.

comer-chocolate

“Una mirada al espejo le da información a la gente sobre su apariencia física, les permite mirarse objetivamente y les ayuda a juzgar sus propios comportamientos”, dijo la investigadora jefa del equipo Ata Jami.

En otras palabras tener que mirarte mientras comes algo poco sano te hará sentir incómodo y más consciente de lo que has elegido para alimentarte. Después de dirigir otro experimento similar la investigadora cree que el ‘efecto espejo’ solo funciona en el caso de que el individuo haya elegido alimentos considerados poco sanos porque les hace sentirse más responsables de su elección.

Los investigadores creen que los espejos pueden ser un arma secreta para ayudar a la gente a seleccionar lo que comen. Si quieres comer más sano considera poner un espejo frente a la mesa del comedor. La ciencia asegura que funciona.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies