Remedios naturales

Usos del aceite de coco para el cuidado de la belleza y salud

aceite-coco
¿Alguna vez te han hablado de los beneficios del aceite de coco? Este producto natural tiene muchísimas propiedades saludables, razón por la cual se extiende su uso a la alimentación, al cuidado de la piel o del cabello y todo tipo de tratamientos de belleza.

¿Te gustaría conocer un poco mejor las utilidades de este “elixir” de la naturaleza? Te invitamos a descubrirlas con nosotros.

¿Qué tiene de especial el aceite de coco?

Entre sus muchas virtudes, el aceite de coco es un bactericida natural. Ayuda a combatir eficazmente las infecciones del cuerpo. Además tiene propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas y gracias a su poder antioxidante, neutraliza la acción de los radicales libres.

Tipos de aceite de coco

Si vamos a comprar aceite de coco, debemos distinguir dos variedades: sin refinar (se puede utilizar para cocinar o hornear) y refinado (sirve casi para cualquier cosa).

A la hora de comprarlo debemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Es mejor que sea prensado en frío, lo que quiere decir que es orgánico.
  2. Es líquido a mas de 23º centígrados y sólido a menos de 20º centígrados
  3. Si está sólido (color blanco) puede pasar a líquido al contacto con los dedos. Es normal en este caso que cambie de color y se vuelva transparente.
  4. Para conservarlo bien, evita exponerlo a fuentes de calor. Puedes guardarlo en el refrigerador o a temperatura ambiente (siempre que no sea muy elevada). No lo toques con los dedos porque podría llegar a contaminarse. Es mejor retirar con una espátula limpia la cantidad que vayamos a utilizar.

Usos del aceite de coco

1) Para la piel

Puede aplicarse igual que una crema, sin restricciones.

Debido a sus propiedades antibióticas y antimicrobianas, el aceite de coco combate las infecciones de la piel de forma natural. Algunos expertos recomiendan su uso en el caso de afecciones dermatológicas como la psoriasis, la dermatitis o el eczema.

Pero aquí no terminan sus ventajas: nutre e hidrata en profundidad, reestablece el pH natural y previene la aparición de arrugas al proteger las fibras de colágeno y elastina.

Algunas aplicaciones conocidas del aceite de coco para el cuidado de la piel del rostro o del cuerpo son:

  1. Limpiar y desmaquillar: te sorprenderá lo efectivo que resulta el aceite de coco para retirar los restos de maquillaje y grasitud del rostro. Simplemente empapa un algodón con un poquito de aceite de coco y utilízalo como loción limpiadora. También puedes mezclarlo a partes iguales con aceite de almendras dulces, aceite de oliva o de aguacate. Tu piel quedará limpia y humectada.
  2. Para elaborar exfoliantes corporales: mezcla el aceite de coco con un poquito de azúcar y frota todo tu cuerpo con esta solución mientras te duchas. Puedes agregar unas gotitas de aceite esencial para potenciar el aroma.
  3. Después del afeitado: si tu piel es sensible, el aceite de coco tiene propiedades calmantes que previenen la irritación sin obstruir los poros.
  4. Picaduras de mosquitos: detiene la picazón y acelera el proceso curativo.
  5. Quemaduras: su aplicación continuada regenera la piel y reduce la posibilidad de que se formen cicatrices permanentes.
  6. Bálsamo labial: el aceite de coco también suaviza y protege tus labios del frío.
  7. Desodorante natural: si lo mezclas con polvo de almidón de maíz y bicarbonato de sodio, puedes elaborar un desodorante casero 100% natural que no produce irritaciones cutáneas.
  8. Aceite para masaje: gracias a sus propiedades humectantes y antiinflamatorias, el aceite de coco es fantástico para hacer masajes relajantes y aliviar la tensión muscular.
  9. Mejorar la apariencia de las estrías: aunque ningún remedio natural hace que las estrías desaparezcan de forma milagrosa, el aceite de coco nutre la piel en profundidad, previniendo la aparición de estrías y mejorando el aspecto de las ya existentes.
  10. Cuidar los tatuajes: el aceite de coco ayuda a mantener el pigmento de los colores. También se recomienda su aplicación después de un tatuaje nuevo para acelerar el proceso de cicatrización y prevenir infecciones.
  11. Reduce las arrugas: protege los tejidos conectivos impidiendo que la piel pierda elasticidad y firmeza. Puedes aplicarlo incluso sobre la zona del contorno de ojos para mejorar la apariencia de las patas de gallo.

2) Para el cabello

Una de las aplicaciones más extendidas del aceite de coco se basa en su capacidad para penetrar en la estructura de la fibra capilar, nutriendo el pelo en profundidad y fortaleciéndolo de la raíz a las puntas. Si deseas tener una melena suave y brillante, no pases por alto las extraordinarias virtudes del aceite de coco como producto capilar.

  1. Anticaspa: hidrata el cuero cabelludo a la vez que controla la producción anormal de sebo, una de las causas principales de la aparición de caspa.
  2. Acondicionador natural: repara la textura de los cabellos maltratados. Para ello, aplica una cucharadita de aceite de coco de medios a puntas y distribuye el producto de forma uniforme cepillando tu melena.
  3. Evita el encrespamiento: si tienes el pelo seco, rizado o con tendencia al frizz, aplica un poco de aceite de coco antes de cada lavado y notarás el cambio.

3) Usos culinarios

En la cocina, el aceite de coco puede ser utilizado como sustituto de la mantequilla o de otros aceites para hornear, asar, saltear…

Algunos nutricionistas afirman que puede ayudarnos a bajar de peso ya que posee una combinación única de ácidos grasos que acelera el metabolismo. Muchos deportistas lo emplean como suplemento alimenticio. Para ello, simplemente agrega una cucharadita de aceite de coco a tu zumo de la mañana o a tus batidos detox. Perderás grasa rápidamente a la vez que cuidas tu piel nutriéndola desde el interior.

4) Otros usos del aceite de coco para la salud

Además de sus muchas aplicaciones en tratamientos de belleza, el aceite de coco tiene también innumerables propiedades medicinales. Te resumiremos algunas de ellas:

  1. Ayuda a absorber mejor las vitaminas, minerales y aminoácidos, en especial el calcio y el magnesio lo que se traduce en huesos y dientes fuertes.
  2. Mejora la digestión. Es adecuado para personas con síndrome de intestino irritable.
  3. Aumenta la energía y la resistencia: es un excelente complemento alimenticio para los deportistas.
  4. Acelera el metabolismo: estimula la función de la tiroides ayudando a deshacernos de la grasa perjudicial para la salud.
  5. Es bueno para los diabéticos: mejora la secrección de la insulina y la utilización de la glucosa en sangre.
  6. Calma las náuseas y el malestar estomacal.
  7. Si se toma en ayunas, combate el estreñimiento.
  8. Previene la formación de cálculos renales.
  9. Es útil contra algunos tipos de virus, enfermedades pulmonares o enfemedades infecciosas como la mononucleosis.

¿Te animas a probarlo? Ten en cuenta, que la ingesta diaria de aceite de coco debe ser moderada.

¡Cuéntanos que te han parecido estos consejos!

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies