En forma

10 tips para perder una talla este verano

¿Notas que la operación bikini te está costando más de lo que esperabas? No queremos engañar a nadie, los abdominales de las modelos de revista no salen matándose un par de semanas a hacer ejercicio. Es necesario entrenar duro durante todo el año, cuidar mucho la alimentación y llevar un estilo de vida saludable.

operacion-bikini
Sin embargo, nunca es mal momento para empezar a cuidarnos un poco más. Lucir el bikini puede ser una buena excusa para comenzar a cambiar algunas cosas de nuestra dieta y hacer algo de ejercicio. Sigue estos diez consejos que te daremos a continuación y amarás ponerte el bikini este verano:

  1. Empieza el día con un zumo de limón en ayunas. Es un buen diurético, te ayuda a eliminar toxinas y a depurar tu organismo combatiendo así la retención de líquidos.
  2. Incorpora en tu dieta alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 (pescado azul, nueces, semillas de lino). Este tipo de grasas saludables ayudan a deshacernos del colesterol malo.
  3. Toma tés e infusiones a lo largo del día (té rojo para desayunar, té verde al almuerzo, tisanas de manzanilla o melisa después de cenar…). Las infusiones sin endulzar no aportan calorías y tienen muchos fitonutrientes que aceleran el metabolismo y la digestión propiciando la pérdida de peso.
  4. Come fruta antes de hacer gimnasia (uvas, plátano, manzana). Nos aportan mucha energía, vitaminas y minerales para entrenar de forma intensa y quemar más calorías por ejercicio.
  5. Incorpora en tu agenda al menos 30 minutos al día para hacer ejercicio. Si puedes hacer 60 minutos, mejor. Divide y haz bloques de 20-30 minutos a lo largo del día de actividad física. No desperdicies ninguna oportunidad: pasea al perro, sube escaleras, desplázate en bici o andando, descárgate una aplicación que te obligue a levantarte cada cierto tiempo o bájate vídeos con circuitos de alta intensidad en casa, de 10-20 minutos a tope.
  6. Come al menos dos yogures descremados al día. Está demostrado científicamente que son de gran ayuda para quemar grasas, mejorar la digestión y proteger la flora intestinal.
  7. Administra bien la ingesta de proteínas e hidratos de carbono a lo largo del día. El desayuno debe ser la comida más abundante en hidratos que hagas durante el día (fruta, pan, cereales integrales) combinados con grasas sanas como el aceite de oliva y proteínas magras como el jamón serrano o el atún. En la hora del almuerzo incluiremos hidratos (pasta, patatas, arroz, legumbres) y carnes bajas en grasas, huevos o pescado. Por último la cena debe estar formada por hidratos ligeros como verduras al vapor, ensaladas… y proteínas saciantes (pechuga de pavo o pescado a la plancha, quesos desnatados, etc.).
  8. No te saltes ninguna comida. Necesitamos mantener constantes nuestros niveles de glucosa en sangre. Si pasamos demasiadas horas sin ingerir alimento, el bajo índice glucémico hará que sintamos ansiedad por atiborrarnos de dulces y chucherías.
  9. Evita el consumo de alcohol. Es un vasoconstrictor que impide el drenaje normal de los lípidos en las arterias y compremete el buen funcionamiento del riñón.
  10. Y ¡lo más importante! no te desanimes. Aunque no hayas conseguido bajar todos los kilos que esperabas para pasar la prueba del bikini, recuerda que lo importante es hacernos el objetivo de ganar en salud a largo plazo, mejorando nuestros hábitos de vida.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies