Belleza y Salud

¿Cómo combatir la deshidratación? Luce una piel sana y luminosa.

deshidratacion-pielComo en el resto del organismo, la presencia de agua es una condición esencial para la piel. La deshidratación es una de las afecciones más comunes que afecta a todas las pieles, ya sean secas, mixtas, grasas, sensibles o reactivas. Produce una sensación de tirantez, pérdida de suavidad, falta de flexibilidad, escozor y descamación, que se ven agravadas con el paso del tiempo, sobre todo en el rostro, manos, piernas, codos y rodillas. Estas zonas necesitan una mayor hidratación porque están expuestas constantemente a agresiones externas y rozaduras.

La humectación es la humedad que la piel toma del medio exterior, ya sea de forma natural o artificial. Para este fin se emplean distintos productos cosméticos a base de agua y componentes de origen vegetal, animal o mineral, que permiten humectar la piel. Los baños en aguas termales también ayudan a recuperar la humedad de la piel, eliminar impurezas y favorecer el intercambio de minerales.

La hidratación, a diferencia de la humectación, es el agua que aporta la sangre a la piel desde los vasos hacia los tejidos, junto con el oxígeno y los nutrientes. Se aconseja ingerir aproximadamente dos litros de agua al día para obtener una hidratación cutánea saludable.

La deshidratación produce los siguientes efectos en la piel:

  • Acumulación de células muertas
  • Flacidez, pérdida de elasticidad
  • Aspecto opaco, falta de luminosidad
  • Aparición de líneas de expresión
  • Tirantez e irritación
  • Sequedad y sensibilidad

Factores desencadenantes

piel-hidratada

  • Con la edad disminuye la actividad de las glándulas sebáceas, razón por la cual la capa córnea no retiene el agua y se reseca.
  • Las dietas, especialmente aquellas con muy pocas calorías, que se realizan para adelgazar, son malas para la salud de la piel. Otras dietas que se exceden en hidratos de carbono y grasas, aportan muchas calorías pero son insuficientes en cuanto a otros nutrientes como vitaminas o minerales.
  • El uso de algunos jabones y lociones con alcohol, alteran el pH de la epidermis y eliminan parte de sus elementos protectores, provocando una pérdida de la capacidad de retener el agua en las capas superiores.
  • La exposición a las radiaciones solares provoca un tipo de envejecimiento, que no es el natural o cronológico y se denomina foto-envejecimiento. Las partes del cuerpo más expuestas sufren mayores niveles de deshidratación y las células comienzan a reproducirse de forma alterada, originando manchas, arrugas, flacidez y lesiones. Para evitar los efectos de la foto-exposición se recomienda usar protección solar y aumentar el consumo de vitamina A y betacarotenos.
  • El frío, el viento, el sol, la calefacción y el aire acondicionado facilitan la evaporación del agua.

La suma de estos factores incrementa la importancia del uso de cosméticos hidratantes en la piel que compensen la pérdida de agua y protejan del medio externo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies