Remedios naturales

Usos medicinales del aceite de árbol de té

El aceite del árbol de té proviene de las hojas de una planta conocida como “Melaleuca alternifolia”, originaria del sudeste de Australia. No debe confundirse por lo tanto con el té negro o el té verde que utilizamos para preparar infusiones.

aceite-esencial-de-arbol-del-te
Es uno de los aceites esenciales más populares y se obtiene por la destilación al vapor de las hojas y las ramas de esta planta. Los primeros registros conocidos del aceite de árbol de té se remontan a 1770. El botánico Dr. Joseph Banks llegó con los exploradores británicos a Australia y vio como los aborígenes de la zona utilizaban una deccoción de las hojas de árbol de té para curar diversos problemas de la piel y prevenir la infección de las heridas.

Ya en el siglo XX, diferentes estudios científicos comprobaron sus propiedades antisépticas y bactericidas, gracias a dos de sus compuestos principales: el terpineno y cineol, que se han demostrado eficaces en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de la piel, para mejorar la cicatrización o eliminar los hongos de las uñas o de los pies (onicomicosis).

Debes tener en cuenta que el aceite de árbol de té es tóxico y no debemos ingerirlo nunca. Solamente puede usarse de forma tópica. Podemos recurrir a él para aliviar los síntomas de la gripe y la bronquitis, pero siempre incorporándolo en vaporizadores o velas aromáticas para inhalar su fragancia.

¿Cómo usar el aceite de árbol de té para el cuidado de la piel y del cabello?

Si tienes acné o espinillas, lava diariamente tu cara con un jabón de árbol de té para uso cosmético. También te recomendamos añadir dos o tres gotitas de aceite esencial de árbol de té y tomar vahos hasta tres veces por semana, para desincrustar los poros de impurezas e impedir que se infecten.

Si tu problema es la dermatitis, tienes dos soluciones. Si la zona no es extensa (por ejemplo un área del rostro), puedes añadir un par de gotitas de aceite esencial de árbol de té a tu hidratante habitual. Para amplias zonas con costra en el cuerpo, lo mejor es diluirlo en otro aceite vegetal como el aceite de jojoba o el aceite de almendras y masajear con esta loción las zonas afectadas.

Esta misma loción puede servirte también para combatir la caspa. Masajea tu cuero cabelludo con el aceite esencial de árbol de té diluido en aceite de jojoba. Deja actuar unos minutos y luego lava el cabello como lo haces normalmente.

Por último, gracias a sus propiedades fungicidas, el aceite de árbol de té también sirve para curar los hongos en las uñas o el pie de atleta. Simplemente toma baños de pies con agua templada a la que debes agregar unas gotitas de este aceite esencial.

¿Conocías todos sus usos? Anímate a descubrir por ti misma las virtudes terapéuticas y cosméticas del aceite de árbol de té.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies