En forma

10 motivos por los que puedes estar estancada en el gimnasio.

Tanto si eres nueva en el gimnasio como si llevas años practicando, el “estancamiento” es una fase por la que todo deportista termina pasando. Tal vez se debe a que practicas siempre los mismos ejercicios, a que no descansas lo suficiente o no sigues la dieta adecuada.

entrenar-gimnasio

Te contamos los diez motivos más frecuentes por los cuales la gente no progresa en el gimnasio:

  1. Practicamos los ejercicios de forma incorrecta: es posible que, a medida que pasa el tiempo, olvidemos las explicaciones de nuestro monitor sobre la forma ejecutar correctamente cada movimiento. Esto a la larga puede crear malos hábitos en nuestras rutinas. No te dé vergüenza preguntar siempre que tengas dudas.
  2. No descansas lo sufiente: está demostrado que entrenar más de 5 días por semana no es beneficioso para el organismo. Hasta los deportistas de élite necesitan descansar entre competición y competición. Date un respiro y trata de dormir 8 horas diarias. Tu cuerpo te lo agradecerá.
  3. No te alimentas bien: de nada sirve ir al gimnasio con frecuencia si nuestra dieta es rica en fritos, grasas saturadas, bebidas con alcohol o bollería industrial. Las dietas hipocalóricas tampoco están aconsejadas. Necesitamos un extra de calorías para favorecer el desarrollo muscular, pero siempre procedentes de nutrientes de buena calidad.
  4. No le pones suficiente intensidad: descansas demasiado entre series, no levantas el suficiente peso y siempre te cansas muchísimo… Excusas. No es necesario llegar al fallo muscular en cada serie, pero a lo mejor estás acostumbrada a exigirte lo mínimo. Trata de esforzarte un poquito más.
  5. Entrenas demasiado: si practicas varios deportes, vas casi todos los días al gimnasio y te apuntas a varias actividades, posiblemente estés agotando demasiado tu metabolismo. Si no respetas unos tiempos de recuperación, el músculo tiende a destruirse para mantener la actividad metabólica. Este proceso se llama “catabolismo muscular”.
  6. Perder tiempo en el gimnasio: descansas demasiado entre series, hablas demasiado con la gente o pasas enganchada al móvil. Al final el tiempo no cunde. ¡Deja las distracciones para la salida!
  7. No tienes constancia: de nada sirve machacarte un par de semanas en el gimnasio si luego lo dejas por culpa de las agujetas o porque te vas de vacaciones. Trata de ser constante y de ajustar tus rutinas a tu rendimiento deportivo para que el cansancio no te haga tirar la toalla.
  8. Sobrecargar un grupo muscular: ¿te obsesiona alguna parte de tu cuerpo y quieres mejorarla a toda costa entrenando ese grupo muscular todos los días? Esto es muy mala idea. Los músculos necesitan descansar para recuperarse y crecer. No es aconsejable entrenar el mismo grupo muscular más de dos días seguidos, sobre todo si tu ejercicio implica un trabajo de tipo anaeróbico.
  9. Perder la motivación: es uno de los motivos más frecuentes por los cuales la gente abandona el gimnasio. Perdemos la motivación cuando nos exigimos demasiado al comienzo y somos impacientes a la hora de esperar los resultados, cuando no variamos nuestras rutinas o no registramos nuestros logros. Si este es tu caso, te recomendamos apuntarte a clases de gimnasia originales.
  10. No tener el equipamiento adecuado: antes de iniciarnos en la práctica de cualquier deporte conviene informarnos sobre el equipo necesario en cada caso. Te recordamos que no llevar el calzado, la vestimenta o protecciones adecuadas, aumenta el riesgo de sufrir lesiones.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies