Remedios naturales

Aceite de canela: un aliado natural de nuestra belleza y salud.

aceite-de-canela
El aceite de canela (Cinnamomum verum) se extrae de la corteza de la planta Laurus cinnamomum, originaria del sur de Asia. Existen más de cien variedades de canela en todo el mundo, pero dos de ellas son sin duda las más populares: la canela de Ceilán y la canela china.

La canela era muy valorada por las antiguas civilizaciones, desde los egipcios a los practicantes de medicina china y ayurvédica en Asia quienes la emplearon principalmente en forma de extracto, licor, té o hierbas para curar diferentes enfermedades.

En la época actual, muchos estudios farmacológicos han confirmado las propiedades medicinales de la canela y del aceite obtenido de ella: es antioxidativa, antiinflamatoria y mejora la circulación de la sangre.

En 2011 un estudio realizado por el Departamento de Farmacología y Toxicología de la Universidad de Kyung Hee en Corea, demostró que un extacto del 70% metanólico de aceite de canela tenía una actividad antioxidante significativa útil para mejorar la función inmune en la lucha contra el estrés oxidativo.

Gracias a esta elevada concentración de antioxidantes, el aceite de canela puede ayudarnos a mejorar las digestiones, protegernos contra las infecciones y cuidar nuestra salud cardiovascular. Además tiene propiedades antiinflamatorias y antivirales (fortalece nuestro sistema inmunológico).

El principal componente beneficioso del aceite de canela es el cinamaldehído, que comprende un 60% de la sustancia.

Otros beneficios del aceite de canela

La planta de la canela se utiliza desde tiempos muy antiguos con fines medicinales. Su aceite es un extracto concentrado de todas sus propiedades.

A la hora de comprar aceite de canela en tu herbolario, debes saber que existen dos variedades: el aceite de corteza y el aceite de hojas de canela.

El aceite de corteza (por lo general, algo más caro) se extrae de la corteza exterior del árbol de la canela. Es un aceite más concentrado (de color rojo oscuro o marrón) y tiene un olor fuerte y perfumado.

Por el contrario, el aceite de hojas de canela se caracteriza por color amarillento y un olor picante, como a almizcle.

Ambos son beneficiosos aunque el aceite de corteza es más potente y puede ser utilizado en procesos inflamatorios ya que tiene propiedades vasodilatadoras que mejoran el flujo sanguíneo.

En la parte interna de las arterias (llamada endotelio) es donde se produce el óxido nítrico normalmente. Pero cuando la placa se acumula da lugar a una enfermedad llamada aterosclerosis. El aceite de canela puede ayudarnos de forma natural a mantener las arterias limpias, a la vez que estimula la circulación de la sangre. Es especialmente beneficioso para las personas que sufren enfermedades coronarias. También tiene compuestos antiplaquetarios que cuidan de la salud arterial.

Otro de los efectos beneficiosos del aceite de canela es que ayuda a liberar insulina, manteniendo estable el azúcar en sangre y combatiendo la fatiga crónica.

Inhalar su aroma puede ayudarnos a evitar los antojos que nos empujan a comer entre horas. Además, añadir aceite de canela a las frutas, té, avena, productos horneados o batidos sirve para retardar la velocidad con la que se libera la glucosa en la sangre (los niveles inestables de azúcar en sangre son uno de los motivos que provocan el ansia por comer carbohidratos o alimentos dulces).

Uno de los compuestos más valiosos del aceite de canela es el eugenol, que cuida nuestra salud gastrointestinal, ayuda a prevenir la aparición de úlceras y acelera los procesos curativos en el caso de que ya las padezcamos.

Muchos estudios han confirmado que el aceite de canela tiene propiedades antiparasitarias y, junto con otros aceites como el aceite de tomillo, de orégano o tomillo, es uno de los mejores remedios naturales para detener el crecimiento del parásito micelio cuando se encuentra en sus etapas iniciales de desarrollo.

¿Estás resfriada y te duele un poco la garganta? Prueba este sencillo remedio conocido por nuestras abuelas: prepara un vaso de agua caliente con limón, miel y unas gotitas de aceite de canela. Tómalo a primera hora de la mañana para reducir la inflamación de la garganta y aliviar los síntomas del resfriado.

Gracias a sus propiedades relajantes y antivirales, el aceite de canela es ideal para aromatizar tu casa con ayuda de un difusor en los meses de otoño e invierno. Puedes combinarlo con otros aceites terapéuticos como el de naranja, limón y clavo de olor para potenciar sus efectos.

Algunas precauciones en el uso del aceite de canela

El aceite de canela es considerado por la FDA como seguro, pero siempre existe la posibilidad de que se produzcan reacciones si la persona que lo utiliza es sensible a alguno de sus componentes. Estas reacciones se experimentan en el caso de ingerirlo o aplicarlo de forma tópica (erupciones, irritaciones en la piel, etc).

Con todo, es importante seguir adecuadamente las indicaciones de uso en cada caso. Si vamos a aplicarlo tópicamente sobre la piel, debemos diluirlo antes en otro aceite vegetal como el aceite de coco, aceite de almendras o de jojoba, ya que como explicamos muchas veces, los aceites esenciales son muy concentrados y no deben aplicarse directamente sin antes rebajarlos en otro aceite.

En el caso de que vayamos a consumirlo, debemos asegurarnos de comprar un aceite orgánico, que haya sido probado y esté libre de toxinas químicas y disolventes. Puedes utilizarlo como complemento dietético, para dar sabor a tus postres o agregarlo en tus batidos e infusiones,

¿Conocíais todos los beneficios del aceite esencial de canela?

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies