Belleza y Salud

4 beneficios de cepillarse el cabello cada día.

brushing_hair¿Sabías que cepillarnos el pelo diario es mucho más que una rutina de belleza y cuidado personal? Aunque no lo creas, gracias a este sencillo gesto, estarás contribuyendo increiblemente a que tu cabello se mantenga sano y fuerte. ¿Quieres saber cómo?

  1. Activa la circulación: cepillar el cabello regularmente estimula la circulación en el cuero cabelludo. Esto se refleja en un crecimiento más rápido y un brillo intenso.
  2. Elimina residuos: polución, restos de productos capilares, laca… cepillarse el pelo a diario es una buena forma de mantenerlo limpio sin necesidad de lavarlo contínuamente.
  3. Evita la caída: como acabamos de mencionar, el cepillado estimula el riego sanguíneo en el cuero cabelludo y con ello favorece la llegada de nutrientes a la raíz y el bulbo piloso, fortaleciendo el cabello desde el interior y haciéndolo más resistente a la caída.
  4. Adiós al pelo seco: por lo general, el cabello es más grasiento en la raíz que en las puntas (algo que se nota especialmente en las melenas largas). Con el cepillado “repartimos” ese sebo natural que se produce en el cuero cabelludo a lo largo de toda su extensión, evitando así que se reseque en exceso.

A tener en cuenta…

A pesar de los muchos beneficios de cepillarse el cabello, debemos saber cuándo y cómo hacerlo correctamente.

Nunca debemos hacerlo con el cabello mojado. Cuando el pelo está húmedo es mucho más frágil y propenso a romperse. Lo mejor es cepillarlo por las mañanas y antes de ir a dormir.

Debes elegir bien el tipo de cepillo. Aunque parezca una tontería, los cepillos baratos y de mala calidad pueden ser muy dañinos para tu melena. Opta por los cepillos de madera que evitan el frizz y ¡muy importante! siempre de cerdas suaves y flexibles.

Comienza por las zonas traseras de la cabeza y termina con las capas superiores. Si tienes nudos, es aconsejable peinar esa parte del pelo antes de cepillar (los cepillos no están pensandos para desenredar el cabello).

En cuanto a la intensidad del cepillado, no es aconsejable hacer movimientos demasiado vigorosos pero tampoco tan suaves que apenas notemos sus efectos. Lo mejor es ejercer una tracción media que no dañe la cutícula pero estimule la circulación en el cuero cabelludo y dé cuerpo a tu melena.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies