En forma

10 errores a evitar en tus clases de spinning

El spinning es una de las actividades más demandadas en el gimnasio para ponerse en forma. ¿Sabías que puedes quemar hasta 500 kcal. en una sesión de 45 minutos?

Sin embargo, y pese a que parezca sencillo, no siempre realizamos bien esta actividad, ya sea por no seguir los consejos de nuestro instructor o por otros motivos.

Estos son los 10 errores más frecuentes que cometen los novatos en sus clases de spinning. ¡Trata de corregirlos para sacar el mayor provecho a tus entrenamientos!

  1. No llevar la ropa adecuada: por lo general en las clases de spinning siempre sudamos mucho. Lo mejor es llevar prendas cómodas y transpirables.
  2. No hidratarse lo suficiente: la sudoración hace que perdamos minerales y líquidos de nuestro cuerpo. Debes hidratarte antes, durante y después del ejercicio.
  3. Llevar zapatillas de suela delgada: podemos hacernos daño en el pie contra el metal del pedal. Es mejor llevar zapatillas deportivas de suela gruesa.
  4. No ajustar la bicicleta: la bicicleta debe ajustarse a nuestra estatura para evitar el riesgo de sufrir lesiones. Debemos ajustar la altura del asiento de modo que nuestras rodillas estén ligeramente dobladas en la parte inferior del recorrido del pedal. Los brazos deben quedar a una distancia relativamente cómoda del manillar, con los codos ligeramente flexionados.
  5. No mantener la postura correcta: los hombros deben estar inclinados hacia abajo y el tronco recto. Si estás sentada con los brazos extendidos hacia delante y la espalda encorvada, esta postura puede traerte problemas.
  6. No trabajar de forma intensa: el spinning nos permite, además de ejercitar las piernas, definir el abdomen, fortalecer los abductores y oblicuos. Pero para conseguir todo esto debemos variar los ritmos.
  7. No usar la resistencia: siempre debemos ajustar cierta resistencia en nuestra bicicleta y aumentarla poco a poco a medida que ganemos fuerza.
  8. No mover bien los pies: el truco está en dejar caer el talón moviendo el pie como si estuvieses raspando el barro de tu zapato.
  9. Dejar que las piernas vayan locas: ocurre a menudo cuando no ponemos resistencia. Necesitas hacer un movimiento controlado para marcar bien el ritmo y desarrollar la fuerza de tus piernas.
  10. Utilizar el móvil mientras pedaleas: afecta a tu rendimiento e incrementa el riesgo de sufrir lesiones.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies