Belleza y Salud

Despídete del frizz con estas simples rutinas.

¿Tu peinado aguanta muy poco? ¿Notas que a los pocos minutos de plancharte el pelo comienza a encresparse presa de un frizz incontrolable?

Los climas demasiado húmedos pueden volver indomable el cabello, pero existen otras circunstancias que tienen que ver con el modo en que lo cuidamos y lo manipulamos y que pueden agravar aún más esta circunstancia.

En nuestro artículo de hoy te daremos una serie de consejos para cuidar tu melena y combatir el frizz. También te hablaremos de los productos y tratamientos capilares enfocados a solucionar este problema. Pero, antes que nada, algunos aspectos básicos para el cuidado del cabello y ciertos errores comunes que debemos evitar.

Consejos básicos para combatir el frizz:

No laves tu pelo a diario. El cabello necesita parte de su grasitud natural para no volverse quebradizo y reseco. Los champús comerciales tienen sustancias agresivas para limpiar el cuero cabelludo (como el sulfato) y si abusamos de ellos pueden dañar la fibra capilar. Trata de esperar dos o tres días entre cada lavado y cambia tu champú por otro con menos químicos y a ser posible, sin sulfatos.

Para las chicas que tenemos el cabello largo (y sobre todo si hay tendencia al encrespamiento) es indispensable el uso de un buen acondicionador después del champú. El acondicionador no sólo desenreda, también hidrata y suaviza el cabello evitando el frizz. Debes colocarlo de medios a puntas y esperar unos cinco minutos para que penetre bien en la fibra capilar. Luego aclara bien tu melena.

A la hora de secarlo, evita hacer fricción con la toalla. En lugar de esto, debes apretar suavemente el pelo para hacer que salga el agua. Te recomendamos usar una toalla suave o de material de microfibras.

El secador es una de las causas más comunes del frizz, sobre todo si tienes el pelo fino. Nunca lo pongas a la máxima potencia. Es mejor seleccionar una temperatura media y no acercarlo demasiado al pelo.

Una vez que esté bien seco, usa un cepillo de cerdas naturales para darle forma. Evita los fabricados en metal ya que este tipo de materiales atraen la electricidad estática en el cabello. Puedes aplicar también aceites vegetales para sellar la cutícula y suavizar el cabello. Eso sí, evita los sérums con siliconas y cualquier producto que contenga alcohol.

Por último, recuerda que ciertas manías (como la de tocarse el pelo constantemente con las manos) pueden generar más encrespamiento. Intenta evitarlo en la medida de lo posible.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies