En forma

Infusiones para combatir el resfriado

Pasar por un resfriado es lo más habitual del mundo y, aún así, siempre resulta molesto luchar contra sus síntomas: la tos y la mucosidad pueden hacer que nos sintamos realmente agotadas y sin fuerzas.

Además del reposo y los analgésicos, hay algunas infusiones que pueden aliviar estas molestias. Nos aportan muchas de las vitaminas que necesita nuestro sistema inmune para enfrentarse a la enfermedad. Son una forma sencilla y 100% natural de luchar contra los resfriados y prevenir su aparición.

Infusión de miel y limón

Es una de las infusiones más conocidas para combatir el catarro. El limón es rico en vitamina C que fortalece las defensas y el sistema inmunológico, mientras que la miel es un excelente remedio casero para aliviar la tos y la congestión nasal.

Para elaborar esta infusión necesitarás el zumo de un limón, una cucharada de miel y un vaso de agua. Pon a calentar el agua en el microondas o en un cazo, retírala del fuego y añade el limón y la miel. Remueve bien hasta que se enfríe y toma esta infusión dos o tres veces al día hasta sentir mejoría.

Infusión de jengibre

El jengibre es un alimento milenario cuyas propiedades curativas se conocen desde la antigua medicina tradicional china para tratar diferentes problemas de salud.

La infusión de jengibre te ayudará a descongestionar la nariz y aliviar el dolor de garganta característico de los procesos gripales.

Para elaborar esta tisana necesitas una raíz de jengibre, un litro de agua y un poquito de zumo de limón. Coloca el agua en una olla con la raíz de jengibre y prolonga la cocción aproximadamente 10 minutos. Luego cuela el agua, añade el zumo de limón y tu edulcorante natural favorito. Toma tres tazas de esta infusión al día y pronto te sentirás mejor.

Infusión de salvia

Es perfecta para descongestionar las fosas nasales y favorecer la respiración. La salvia fortalece nuestro sistema inmunológico y posee además propiedades antiinflamatorias para aliviar el dolor de garganta durante los procesos gripales.

Para prepararla necesitarás cinco hojas de salvia y una taza de agua. Hierve el agua y, acto seguido, añade las hojas de salvia. Deja que repose 15 minutos para que la salvia libere todas sus propiedades. Pasado ese tiempo, cuela el agua y deja que enfríe otros cinco minutos. Te recomendamos tomar esta infusión tres veces al día hasta que notes que los síntomas del catarro comienzan a remitir.

Seguro que ya conocías alguna de estas tres infusiones. Lo cierto es que son un excelente remedio casero para recuperarnos pronto de cualquier proceso gripal. ¡Anímate a compartir estos consejos!

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies