En forma

5 poses de yoga para estirar los músculos

Uno de los grandes beneficios del yoga frente a otras disciplinas de fitness es que nos enseña a estirar los músculos y a trabajar la flexibilidad.


¿Sientes que tu cuerpo ya no es tan flexible como unos años atrás y tus articulaciones se resienten? Te animamos a practicar las siguientes posturas de yoga para ponerte en forma.

Pose del niño feliz

Arrodíllate sobre una colchoneta manteniendo las rodillas a la altura de las caderas. Respira profundamente y al exhalar apóyate sobre los muslos. Trata de alargar tu cuello y la columna alejando la cabeza de los hombros. Extiende los brazos hacia atrás y mantente en esta postura durante diez respiraciones profundas.

Pose del gato y la vaca

Ponte en cuadrapedia. Inhala profundamente y levanta la columna al expulsar el aire. Lleva la barbilla hacia el pecho liberando la tensión del cuello. A continuación toma aire y arquea la espalda, relaja tu vientre y eleva la cabeza mirando hacia arriba. Repite ambas asanas de yoga diez veces para estirar tus músculos.

Pose del perro boca abajo

Es perfecta para estirar los músculos después de hacer ejercicio. Ponte en cuadrapedia estirando tus manos hacia delante. Luego incorpórate elevando las caderas, hasta que tu cuerpo forme una “V” invertida. Relaja la cabeza dirigiendo la mirada hacia tu ombligo. Expulsa lentamente el aire, manteniendo la postura durante diez respiraciones.

Pose del guerrero

Ponte de pie y adelanta el pie derecho. Levanta tus brazos y presiona las palmas. Mantente en esta posición durante cinco respiraciones y vuelve a la postura inicial.

Repite cambiando los pies de lugar.

Pose del cadáver

Esta postura además de estirar los músculos, te relajará muchísimo. Es perfecta para terminar cualquier rutina de ejercicios.

Acuéstate sobre una colchoneta con las piernas separadas formando una “A” y con las puntas de los dedos de los pies hacia afuera. Extiende los brazos y mantén las palmas hacia arriba. Cierra los ojos y trata de controlar la respiración unos minutos.

A la hora de practicar cualquiera de estos cinco ejercicios, no te olvides que la concentración y la meditación son una parte esencial del yoga. Si no consigues hacer una asana a la primera, no te frustres ni fuerces tu cuerpo. Con práctica y paciencia podrás conseguirlo.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies