En forma

7 posturas de yoga para aliviar el dolor de cervicales.

¿Te despiertas a menudo con un dolor intenso en la zona de las cervicales y el cuello? Normalmente cuando esto sucede recurrimos a los analgésicos o al calor local, pero existen otras terapias para prevenir estas molestias, y una de ellas es el yoga, una disciplina milenaria que tiene entre otros objetivos la reeducación postural del cuerpo y el control de la respiración para evitar el estrés y combatir la tensión muscular que provoca el dolor en la zona lumbar y del cuello.

Hoy te mencionaremos 7 posturas de yoga que te ayudarán a sentirte mejor y aliviar las molestias de cervical y cuello:

  1. Abrir los hombros con la ayuda de un bloque: desde la posición de rodillas, coloca un bloque frente a ti, a la distancia del ancho de dos bloques, y pon los codos sobre él. Presiona las manos juntas en posición de oración, y a continuación relaja la cabeza. Permanece en esta postura al menos diez respiraciones profundas.
  2. El pez con apoyo: en posición sentada, debes colocar dos bloques. Uno a una altura media o alta detrás de ti, y otro en la distancia donde caerá tu cabeza, en forma de almohada. Si esta altura no te viene bien para tu espalda, puedes usar una altura menor del bloque. Permite que tu cuerpo descanse suavemente sobre los bloques, ajustando la postura hasta que te sientas cómoda, con los brazos apoyados a ambos lados. Permanece en esta postura cinco respiraciones profundas.
  3. Postura de la cara de vaca: arrodillada, estira tu brazo derecho hacia el techo, dobla el codo derecho y baja la mano poniéndola entre los omóplatos. Con tu mano izquierda, mueve tu codo derecho de forma que puedas profundizar en la apertura del hombro (¡sin empujar!). Si te resulta fácil cerrar la postura, pon tu brazo izquierdo hacia abajo, dobla el codo y acerca tu mano izquierda hasta el centro de la espalda, agarrando la mano derecha. Permanece en la postura durante cinco respiraciones profundas. Ten cuidado que el brazo que está arriba no haga presión en el cuello. Cuando termines, realiza la postura con el brazo izquierdo arriba.
  4. Inclinación hacia delante de pie con apertura de hombros: estando de pie, junta las manos detrás del sacro, suavizando las rodillas y dobla tu cuerpo hacia delante.Permanece en la postura durante diez respiraciones profundas.
  5. Torsión sentada: siéntate con las piernas extendidas frente a ti. Dobla la rodilla derecha ycoloca el pie derecha en a parte exterior de la rodilla izquierda. Puedes mantener la pierna izquierda extendida o doblarla. Abraza la pierna derecha con el brazo izquierdo, y coloca la mano derecha en el suelo detrás del sacro. Mantén la postura durante cinco respiraciones profundas, y luego repite por el otro lado.
  6. Apertura de hombros en la pared: coloca los antebrazos apoyados en la pared, con los codos separados al ancho de los hombros. Da unos pasos detrás y permite que tu cabeza descanse entre tus brazos. Mantén la postura durante cinco respiraciones profundas.
  7. Enhebrar la aguja: en postura de cuadrapedia,  desliza tu brazo derecho por debajo de tu cuerpo, permitiendo que tu hombro derecho se relaje en el suelo. La mano izquierda puede permanecer donde está, o moverla un poco hacia delante. Mantén la postura durante diez respiraciones profundas, y repite luego por el otro lado.

Otros detalles que debes cuidar:

  • Deja de mirar hacia abajo al teléfono mientras caminas. Esta acción hace que el cuello se estire en una postura que no es natural y te puede producir dolor.
  • Cada vez que puedas, rota tus hombro hacia detrás y abajo, y mantén la espalda recta. Una buena postura permite que el cuello esté en su lugar ideal.
  • Sé consciente de la postura del cuello, y mantén tu barbilla cerca. A veces nuestra barbilla sobresale hacia adelante, como si estuviéramos buscando algo. Esta posición es también antinatural para el cuello y puede causar tensión.

Si te ha sido de utilidad este artículo, compártelo, es posible que a tus amigos también le sea útil.

Biografía

SomosBellas

Filóloga de Profesión y Bloguer a tiempo completo, amante de los gatitos y una apasionada de las letras e internet.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies