Belleza y Salud

Cómo maquillarte y peinarte según la forma de tu rostro.

Según los expertos fisonomistas, existen cinco tipos diferentes de rostro teniendo en cuenta su forma: ovalado, redondo, cuadrado, alargado y en forma de corazón.

Estas facciones son las más usuales en todas las personas, dependiendo también de la raza, edad y variaciones de peso.

Conocer la forma de tu rostro te ayudará a elegir el peinado, corte de pelo y maquillaje que mejor te sienta.

Uno de los objetivos principales de los estilistas y maquilladores, además de ocultar los pequeños defectos, es buscar la armonía y simetría del rostro.

Tradicionalmente, se ha considerado que el rostro ovalado es el más perfecto por la compensación de volúmenes entre frente, pómulos y barbilla… sin embargo, dado que la belleza es una apreciación subjetiva de quien la observa, lo importante es que, independientemente del tipo de facciones que tengas, aprendas a sacarle partido a tus rasgos más hermosos ayudándote de estos consejos que te brindamos a continuación.

1) Rostro ovalado

Tiene una estructura ósea proporcionada y simétrica por lo que admite gran variedad de maquillajes y peinados.

A la hora de maquillarlo el rostro oval gana en atractivo tanto si decides acentuar los ojos como los labios o las mejillas. Un poco de rubor no demasiado marcado justo bajo el pómulo y algo de iluminador bajo el área del ojo y en el tabique nasal, resaltarán aun más las bonitas facciones de tu cara.

2) Rostro redondo

Sus facciones inspiran dulzura y juventud.

Le favorecen los cortes de pelo en capas por debajo de la altura de la barbilla con el fin de alargarlo ópticamente.

En cuanto al maquillaje, tal y como te comentamos en nuestro artículo “Tips para disimular una cara redonda”, te conviene enfatizar la “zona T” del rostro (frente, tabique nasal y barbilla) usando un iluminador o una base un poco más clara para estas zonas y fundiéndola bien con la base más oscura.

Otro truquito consiste en utilizar un poco de rubor algo marcado bajo el hueso del pómulo y en dirección a las sienes ya que de este modo tu cara se verá ópticamente más delgada.

3) Rostro cuadrado

En el rostro cuadrado o rectangular los huesos de la mandíbula son casi del mismo tamaño que los de la frente y las mejillas.

Para disimular la prominencia del maxilar, evita los cortes de pelo sin forma y opta por los cortes en capas, la primera de las cuales debería comenzar a la altura de los pómulos para darle volumen a esta zona y hacer tu cara ópticamente más redondeada.

En cuanto al maquillaje, céntrate en la parte del medio de tu rostro. Aplica primero una base líquida desde el centro hacia el exterior. Coloca un poco de corrector claro bajo el área del ojo y un poco de corrector oscuro en el nacimiento del cabello y a ambos lados del mentón para suavizarlo.

Puedes destacar los rasgos más bonitos de tu cara, pero conviene que le des protagonismo a tus ojos frente a los labios para que la angulosidad de tu mandíbula pase a un segundo plano.

4) Rostro alargado

Es similiar al rostro rectangular pero más alargado y, generalmente, con la barbilla algo más fina.

La frente es la facción más prominente de este tipo de rostro de modo que, para disimularla, utiliza un flequillo largo ya sea recto o escalado. A ser posible, evita las melenas largas ya que tienden a alargar todavía más la cara y, en el caso de llevarlas, opta por los cortes en capas y apuesta por el cabello rizado u ondulado ya que crea una mayor sensación de volumen.

En cuanto al maquillaje, para acortar visualmente la longitud de tus facciones, utilizaremos un corrector oscuro en el nacimiento del pelo y en la barbilla. No te conviene abusar del rubor o colorete, ya que éste tiende a alargar y adelgazar todavía más el rostro.

5) Rostro en forma de corazón

Se caracteriza por tener la frente ancha y una barbilla en punta.

Los cortes de pelo que más te favorecen son aquellos que crean mayor volumen a la altura de la mandíbula. Para ello, corta tu pelo en capas largas, la primera de las cuales debería de comenzar a la altura del mentón. Si optas por llevar flequillo, elige uno lateral y muy desfilado pero evita los flequillos rectos porque tienden a formar volumen en la parte superior de la cabeza haciendo que la frente luzca aun más grande.

Cuando vayas a maquillarte, ilumina con un corrector claro el centro de la barbilla y utiliza un corrector algo más oscuro para los laterales de la frente. Luego, unifica el resultado con una base fluida y ayudándote de una esponjita.

Puedes acentuar los rasgos más bellos de tu rostro pero si focalizas la atención en tus labios y no en tus ojos, la amplitud de la frente pasará a un segundo plano.

Para otros consejos de estilismo, te recomendamos leer nuestro artículo “Trucos de los maquilladores para corregir las facciones”.

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.