En forma

4 mitos sobre el ejercicio físico para adelgazar.

Si estamos acudiendo al gimnasio o realizando una rutina de ejercicio físico con la finalidad de perder peso, debemos ser conscientes de que a pesar de que la actividad física ayuda mucho, adelgazar no depende exclusivamente de fórmulas matemáticas de gasto calórico. Influyen mucho los hábitos de vida, los factores genéticos y otros factores exógenos como ser fumadora o no… Por esta razón, practicando deporte no se obtienen los mismos resultados en hombres y mujeres y es posible que en las primeras semanas de entrenamiento incluso subamos algún kilo.

Algunos de estos mitos son:

1) Cuanto más ejercicio haces más grasa pierdes: si no controlas la ingesta calórica y te atracas de helados con la excusa de que luego irás al gimnasio, es posible que incluso engordes. El ejercicio abre el apetito y una persona deportista necesita alimentarse bien pero adecuadamente… las comidas con un alto aporte calórico y carentes de proteínas y vitaminas no son nada aconsejables.

2) Las personas deportistas son muy activas: a no ser que seas un deportista de élite o que entrenes para algún tipo de competición, las personas que acuden al gimnasio normalmente entrenan entre 3 y 6 días a la semana un par de horas pero el resto del día tienen una vida más o menos sedentaria dedicándose a los quehaceres de casa o a trabajos de oficina frente al ordenador. Si en realidad quieres adelgazar recuerda que el gimnasio es una ayuda extraordinaria pero para bajar de peso a un ritmo constante necesitas además cambiar tus hábitos de vida y volverte más activo… de lo contrario te llevará más tiempo conseguir tu objetivo.

3) El ejercicio más efectivo para adelgazar es correr: aunque el ejercicio aeróbico ayuda a quemar grasas, con correr no basta. Es necesario trabajar también la masa muscular con ejercicios específicos al menos 2 ó 3 veces a la semana ya que, cuanta más musculatura tengamos, más calorías gastaremos al realizar cualquier tipo de actividad física. Es por ello que el hombre al tener más musculatura puede llegar a bajar hasta 7 kg en un mes realizando solamente ejercicio aeróbico mientras que la mujer apenas baja un par de kilos. Además, el hombre tiene un promedio del 10% al 15% de grasa corporal mientras que nosotras tenemos entre un 20% y un 30% de grasa, parte de la cual es almacenada en el busto, las caderas y nuestras curvas de mujer, y aunque puede reducirse, no llega a desaparecer totalmente ya que nuestro metabolismo está diseñado para almacenar naturalmente estas reservas por si se produjese escasez de alimentos. La solución está en variar el tipo de ejercicios que realizamos habitualmente y poner en marcha el “mecanismo de ahorro” de nuestro cuerpo realizando al menos 5 comidas al día y evitando pasar más de 3 horas sin comer nada. De este modo evitamos los atracones que provocan desequilibrios de glucosa en sangre. Tomar alimentos ricos en fibra también es beneficioso, ya que a pesar de que se digieren más lentamente, eliminan toxinas de nuestro organismo.

4) Si engordas es porque comes mucho y haces poco ejercicio: aún partiendo de una respuesta lógica afirmativa, no siempre sucede así. Las mujeres en este sentido somos diferentes de los hombres ya que según los expertos, para perder medio kilo de grasa corporal un hombre necesita quemar aproximadamente 4500 kcal mientras que en el caso de las mujeres, se necesitan quemar al menos 5500 kcal. Por último el factor genético también cuenta mucho… no es posible cambiar por completo nuestro metabolismo y aunque el ejercicio y la dieta sana nos ayudan a mejorar, siempre nos movemos dentro de unos parámetros dictaminados por nuestra constitución física. Es importante que aprendas a aceptarte y a no vivir pendiente de tu imagen, lo cual por supuesto no significa dejar de cuidarnos.

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar