Belleza y Salud

Injerto de músculo: la nueva ténica para el aumento de labios.

Los labios son una de las partes más sensuales del rostro. Su volumen, forma y simetría están determinados por factores genéticos aunque también pueden influir otras circunstancias como la edad (con el paso de los años suelen volverse más finos).

Injerto de músculo labios

La moda de recurrir a los tratamientos estéticos para aumentar los labios, ha traspasado las barreras del espectáculo y de las pasarelas. Muchas mujeres recurren a las clínicas y los centros de estética para mejorar su aspecto con unos simples pinchazos.

Lo cierto es que se trata de un procedimiento ambulatorio y aparentemente sencillo pero de igual modo debemos estar bien informadas sobre las sustancias de relleno empleadas en el aumento de labios.

Nunca lo hagas en peluquerías, salones de belleza o en sitios que no cuentan con los debidos permisos sanitarios. Los biopolímeros son un auténtico riesgo para la salud. Este tipo de sustancias sintéticas no son biocompatibles con los tejidos de nuestro cuerpo y pueden migrar a otras zonas o provocar infecciones, siendo inevitable su extirpación por vía quirúrgica. Por esta razón es muy importante que te pongas en manos de profesionales de la medicina estética.

En nuestro artículo “Sustancias de relleno para los labios” os hablamos del ácido hialurónico y del colágeno como dos de los materiales biocompatibles y seguros que se emplean con más frecuencia para el aumento de labios. Tienen el inconveniente de que los resultados que ofrecen son temporales (alrededor de 12 meses) ya que el propio cuerpo reabsorbe estas sustancias.

Como altenativa para conseguir un resultado permanente se ha desarrollado en Estados Unidos una nueva técnica consistente en un injerto de músculo esternocleidomastoideo (un músculo localizado al costado del cuello). Las pruebas se han realizado sobre 25 pacientes con un seguimiento de dos años caso por caso.

Se ha comprobado que la técnica del injerto de músculo puede aumentar hasta un 25% el volumen de los labios manteniendo su simetría y sin perder volumen a lo largo del tiempo, ya que se trata de un tipo de tejido biocompatible pero que a diferencia de la grasa o del colágeno no se reabsorbe.

El injerto de músculo requiere una mínima incisión en el borde de los labios para reinsertar los tejidos nuevos (no es una sustancia de relleno). Aún así, sigue siendo una intervención ambulatoria y que no requiere de ingreso hospitalario.

La técnica todavía no se practica en España pero tal vez llegue a nuestro país en un futuro no muy lejano. ¿Pensáis que merece la pena?

Biografía

SomosBellas

Copywriter y periodista freelance en Emprendecontuweb. Me especializo en la redacción de contenidos optimizados para SEO en los blogs corporativos de mis clientes. Me apasiona la lectura y dedico parte de mi tiempo libre al cuidado de los animales.